Anuncios

Jaque al ajedrez cubano

Corrales, único clasificado por Cuba en el torneo Panamericano

Corrales, único clasificado por Cuba en el torneo Panamericano

El ajedrez cubano no vivió momentos felices en el campeonato Panamericano realizado en Sao Paulo, Brasil, por lo que los dos mejores jugadores del país, Leinier Domínguez y Lázaro Bruzón, solo tendrán un compañero más, el pinareño Fidel Corrales, cuando disputen en noviembre próximo la Copa Mundial, en la ciudad rusa de Khanty-Mansiysk.

La noticia sorprendió a muchos, pues realmente se esperaba que entre los siete cubanos que intervinieron en el torneo Panamericano, más de uno pudiera lograr la ansiada clasificación; aunque el tablero mostró una realidad diferente y los pobres resultados ante rivales inferiores sin dudas son una señal de alerta.
En la delegación quizás solo dos ajedrecistas puedan sentirse satisfechos con su actuación. En primer lugar, Fidel Corrales, el tercer cubano que sobrepasó los 2600 puntos de coeficiente ELO en la historia. Antes de iniciarse el evento, tal vez no estaba considerado como uno de los favoritos, por el bajo nivel con que jugó el grupo Premier del Memorial Capablanca, en La Habana; sin embargo, el pinareño tuvo un rendimiento muy estable y de las once partidas solo cedió en una, ganó ocho y entabló dos.

La única crítica para Corrales pudiera llegar por sus rápidas tablas en la última ronda frente al norteamericano Alexander Shabalov (2580 de ELO). Ambos estaban igualados en la primera posición y el sistema de desempate favorecía al norteño; pero el cubano prefirió firmar las tablas lo más pronto posible y así garantizar un boleto a la Copa Mundial. Si hubiera arriesgado, podríamos tener a otro campeón Panamericano—Bruzón ha sido el único—; mientras un resultado adverso significaba la despedida de la Copa. Corrales eligió el empate y viajará a Rusia.

Junto a Corrales, la Gran Maestra Vivian Ramón tiene razones para celebrar. Nunca tuvo reales oportunidades de clasificar, ni siquiera terminó entre los 100 primeros lugares en una nómina de 270 jugadores; aunque la veterana ajedrecista lució muy bien ante contrincantes muy fuertes y acumuló 5,5 puntos (el 50%) e incluso logró tablas contra los GM locales Andre Diamant (2520 de ELO) y Henrique Mecking (2556).

Los otros GM cubanos que jugaron en Sao Paulo probablemente desearán olvidar varias partidas. Holden Hernández, sexto del ranking nacional, terminó con cuatro victorias consecutivas, acumuló ocho unidades y finalizó en la decimoquinta posición; no obstante, sufrió dos increíbles derrotas frente a contrarios muy inferiores: el Maestro FIDE peruano Jorge Cori (2424), de apenas 14 años y el Maestro Internacional local Rodrigo Disconzi da Silva (2366) que le impidieron alcanzar la clasificación.

Neuris Delgado llegó a la urbe sudamericana luego de su fracasado intento de obtener el boleto a la Copa en el torneo zonal centroamericano de San José, Costa Rica. El granmense también tuvo una fuerte reacción al final; pero quedó en 7,5 unidades y el vigésimo sexto puesto. Cerca de él terminó Yuniesky Quesada, con medio punto menos y el vigésimo noveno lugar; mientras Luis Manuel Pérez concluyó dos escaños más atrás. El Maestro Internacional Rodney Pérez fue trigésimo sexto.

El Panamericano de Sao Paulo estuvo lleno de sorpresas y no fueron los cubanos los únicos que regresaron sin cumplir sus pronósticos. Por ejemplo, los brasileños no supieron aprovechar la ventaja de jugar como locales e importantes jugadores como Giovanni Vescovi (2631); Rafael Leitao (2610); Alexandr Fier (2604) y el estadounidense Jaan Ehlvest (2614) ni siquiera lograron incluirse entre los 10 primeros lugares.

Además de Shabalov y Corrales, los otros cuatro hombres que garantizaron su presencia en la Copa fueron el peruano Julio Granda (2647, ELO más alto del evento); el brasileño Gilberto Milos (2589), el argentino Diego Flores (2587) y el estadounidense Alexander Ivanov (2527).

En noviembre, en la gélida ciudad rusa de Khanty-Mansiysk, Leinier, Bruzón y Corrales enfrentarán con distintas aspiraciones un torneo que promete ser muy complicado. El sistema de matches que rige a la Copa obligará a Bruzón y Corrales a chocar contra los mejores jugadores del ranking en la primera ronda. Leinier, de 2716 unidades de ELO, pero que en la próxima actualización del listado aparecerá con los puntos ganados en el Memorial Capablanca, seguramente tendrá a un rival más fácil.

La historia de estos eventos no es muy larga y en ellos siempre ha habido presencia cubana. El momento cumbre ocurrió en 2004, en Trípoli, cuando Leinier alcanzó los cuartos de finales y cayó allí en un cerrado duelo frente al azerí Teimour Radjabov.

El año pasado, también en Khanty-Mansiysk, Bruzón no pasó de la primera ronda y Leinier cedió en la tercera vuelta ante el prodigio noruego Magnus Carlsen.

En Sao Paulo, lamentablemente, los ajedrecistas de nuestro país no estuvieron al nivel que se esperaba. La clasificación de Fidel Corrales es muy recibida; pero la inestabilidad visible en el resto de los integrantes del equipo olímpico preocupa; aunque esto no significa una crisis. En la urbe sudamericana el ajedrez cubano recibió un jaque. Solo eso, un jaque.

Publicado en Cubasí

Vea además:
Bruzón también estará en la Copa Mundial
Leinier Domínguez jugará otra Copa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: