Anuncios

¡Habrá desfile en Green Bay!

Aaron Rodgers celebra...razones tiene

Aaron Rodgers celebra...razones tiene

El mariscal de campo Ben Roethlisberger intentó hasta los últimos segundos obtener su tercer anillo de campeón de la NFL; pero ni siquiera la mejoría en el juego ofensivo de los Pittsburgh Steelers fue suficiente para borrar una horrenda primera mitad, en la que Green Bay Packers construyó una ventaja que los condujo a un convincente triunfo por 31 a 25 en el Súper Bowl XLV.

Adiós Brett Favre. Bienvenido Aaron Rodgers. El Lambeau Field ha adoptado a un nuevo ídolo. Tal vez tenga menos carisma que su predecesor, pero tiempo es lo que le sobra a Rodgers. El talento está allí. Por lo pronto, luego de varios meses de incertidumbres, de lesiones, ha llegado la hora de celebrar para Green Bay. El sexto clasificado de la Conferencia Nacional pudo más que el equipo con mayor cantidad de títulos en la NFL y aunque hubo tensión hasta el último drive del Súper Bowl, en realidad los Packers controlaron el desafío desde el cuarto inicial.

Lombardi: el premio más añorado de la temporada

Lombardi: el premio más añorado de la temporada

Si en los otros dos Súper Bowl los fanáticos le habían perdonado a Big Ben que sus números no fueran lo suficientemente buenos, porque, a fin de cuentas, los Steelers levantaron el trofeo Lombardi, me parece que ahora sí llegarán fuertes críticas contra el mariscal de campo de Pittsburgh. Las dos intercepciones en la primera mitad fueron costosísimas y en el momento preciso, cuando hacía falta mostrar, una vez más, de qué estaba hecho Roethlisberger, con el título en la línea, sencillamente no ganó la batalla contra la secundaria de Green Bay que extrañó a Charlie Woodson quien sufrió una lesión que le imposibilitó jugar en la mayor parte del juego.

Así termina una gran temporada de la NFL. A los dueños y ejecutivos de la Liga les pareció excelente por los dividendos económicos (más de 9000 millones recaudados); pero para los que solo nos interesa el deporte, la campaña 2010-2011 tuvo emociones hasta el drive final. Veremos qué pasará hasta septiembre, con el peligro muy latente de una huelga de jugadores.

Vea además:
Listado de Ganadores del Súper Bowl
MVP del Súper Bowl
Aaron Rodgers, MVP del Súper Bowl
Tom Brady, MVP de la temporada

Anuncios

Duelo de mariscales en un Súper Bowl helado

Las gélidas temperaturas que continúan golpeando a gran parte de Estados Unidos de seguro preocupan a los directivos de la NFL. Quizás no quieran reconocerlo públicamente, pero las pulgadas de nieve, los vuelos cancelados y las carreteras congeladas en el área de Dallas-Fort Worth no son buenas noticias en vísperas del juego más seguido del año: el Súper Bowl XLV.

Dos de los equipos con más historia y mayor número de seguidores, los Green Bay Packers y los Pittsburgh Steelers lucharán por levantar, una vez más, el trofeo Lombardi y aunque el partido se celebrará en el espectacular Cowboys Stadium, que cuenta con un domo (por tanto, la temperatura no será un problema), imagino que para los fanáticos del fútbol americano, acostumbrados a presenciar el Súper Bowl en los climas cálidos de la Florida o Nueva Orleans, será impactante el hecho de llegar a un estadio rodeado de nieve; aunque probablemente este impacto sea menor que el precio mínimo de 1000 dólares por entrada; mientras en algunos sitios en Internet, según leí, se comercializaban los tickets a 5000 dólares.

El gran negocio que significa el Súper Bowl cerraría una temporada muy productiva para la NFL que dejó ingresos cercanos a los 9000 millones de dólares; aunque no podemos olvidar que la amenaza de una posible huelga produce inquietud en los fanáticos y dolores de cabeza para los ejecutivos y la unión de jugadores. Ellos retornarán una y otra vez a la mesa de negociación, hasta firmar un nuevo contrato colectivo. Tal vez demoren varios meses y cada grupo utilice las más diversas tácticas para presionar al otro; pero al final, en septiembre de 2011, en el Lambeau Field o en el Heinz Field, el ovoide volverá rodar.

RODGERS VS. ROETHLISBERGER, EL GRAN DUELO DEL SÚPER BOWL

Favre y Rodgers, siempre con cara de pocos amigos

Favre y Rodgers, siempre con cara de pocos amigos

No ha sido fácil para Aaron Rodgers reemplazar a uno de los mayores íconos de la ciudad y de la NFL. Ni siquiera un triunfo sobre los Steelers en el Súper Bowl haría olvidar a los fanáticos de los Packers el legado de Brett Favre; pero la desmemoria trabaja a mediano y largo plazo y podría ser un factor que influya en el olvido de Favre, especialmente entre los seguidores de Green Bay quienes nunca le perdonarán a su ídolo el haberse marchado primero a Nueva York y luego a Minnesota.

Después de sentarse en el banco durante algunas temporadas, mientras Favre lideraba a los Packers y no compartía muchas palabras con él, Rodgers supo aprovechar la oportunidad y del sexto sitio en los play offs, el mariscal llevó a Green Bay al Súper Bowl. Esto no es poco, pues los Packers tuvieron que vencer a equipos que lucían superiores como Atlanta y Chicago.

Por el otro lado, Ben Roethlisberger jugará su tercer Súper Bowl. En las dos presentaciones previas no tuvo números espectaculares (en realidad, en pocos juegos de postemporada ha tenido índices de eficiencia extraordinarios); sin embargo, ha sabido lanzar el pase correcto, en el momento preciso. Por eso tiene dos anillos de campeón. Los problemas fuera del terreno de juego (acusaciones por violación sexual) lo mantuvieron inactivo en las primeras semanas; no obstante, Big Ben regresó en gran forma y condujo a los Steelers a la octava participación en el Súper Bowl.

Los pronósticos de los expertos y las casas de apuestas favorecen a Green Bay; aunque con márgenes muy pequeños. La única idea que todos sí parecen compartir es que el Súper Bowl XLV será un juego muy reñido y… ¿tendremos el primer tiempo extra en la historia del partido más seguido del año?
Rodger y Big Ben en cifras

En marzo de 2008 Roethlisberger firmó un contrato de ocho años y 102 millones de dólares. El acuerdo incluyó 33.2 millones garantizados y un bono por firmar de 25.2 millones. En 2011 su salario fue de 11,6 mdd. En la campaña regular intervino en 12 partidos, lanzó para 3,200 yardas, 17 pases de touchdown y recibió cinco intercepciones.

Rodgers firmó, también en 2008, un contrato de 6 años y 65 millones de dólares. Su sueldo en 2010-2011 fue de 7,25 millones. En la temporada intervino en 15 partidos y lanzó para 3,992 yardas, 28 touchdowns y tuvo 11 intercepciones.

Vea además:
NFL designa árbitros del Súper Bowl XLV
Green Bay vs. Pittsburgh, el Súper Bowl en cifras
Green Bay vs. Pittsburgh, un Súper Bowl de difícil pronóstico

Green Bay vs. Pittsburgh, el Súper Bowl en cifras

La última vez que Pittsburgh y Green Bay jugaron un Súper Bowl salieron del estadio con sentimientos diferentes. En 1998, en el Qualcomm Stadium, de San Diego, los Denver Broncos, guiados por John Elway y el corredor Terrell Davis impidieron que los Packers de Brett Favre repitieran la corona. Después de ese día de enero, los fanáticos de Green Bay esperaron con mucha paciencia y probablemente pocos creyeron en un nuevo avance al Súper Bowl, en 2011, después de una temporada en la que solo clasificaron en la fecha conclusiva.

Pero los Packers, comandados por Aaron Rodgers, fueron muy superiores a los Eagles de Philadelphia, los Falcons de Atlanta y los Bears de Chicago. Del sexto lugar en la lista de clasificados, lograron el título en la Conferencia Nacional y son considerados favoritos ante el equipo que más veces ha ganado el Súper Bowl: los Steelers.

Si los Packers todavía recuerdan con desilusión el revés (24-31) ante los Broncos, la última incursión de Pittsburgh en el Súper Bowl fue mucho más gratificante. En el estadio de Tampa, en 2009, el mariscal de campo Ben Roethlisberger conectó con Santana Holmes, cuando solo quedaban 35 segundos en el reloj y de esta manera acabó con las esperanzas de Kurt Warner y los Arizona Cardinals.

Entonces, ¿pesará más la experiencia de Big Ben y Troy Polamalu que el momento de Rodgers, Greg Jennings y Donald Driver? El equipo de receptores abiertos de los Packers luce intimidante; sin embargo, la secundaria de los Steelers sabe cómo detener este ataque y probablemente en Pittsburgh saben que Rodgers probará la ofensiva por aire, porque el novato corredor James Starks en realidad abre múltiples interrogantes.

Una ola de frío azota a Texas; pero creo que eso no impedirá que el estadio más caro de la NFL, construido a un costo espeluznante de ¡1500 millones de dólares! acoja a los más de 90 mil fanáticos dispuestos a pagar el precio mínimo de una entrada:1000 dólares. Ellos tendrían la oportunidad de ver coronarse, por cuarta ocasión en la historia, a los Green Bay Packers; aunque en la “Ciudad del Acero” confían en que Big Ben afiance el dominio de los Steelers como máximos ganadores de la NFL.

ALGUNOS DATOS:
Última incursión de Pittsburgh y Green Bay en el Súper Bowl:

Super Bowl XLIII, Feb. 1, 2009, Raymond James Stadium, Tampa, Florida
MVP: Santonio Holmes, WR, Pittsburgh

Pittsburgh Steelers     27
Arizona Cardinals     23

Super Bowl XXXII  Enero. 25, 1998. Qualcomm Stadium, San Diego, California
MVP: Terrell Davis, RB, Denver

Green Bay Packers 24
Denver Broncos       31

BALANCE GENERAL DE AMBOS EN SÚPER BOWL:
Ganados  Perdidos  Puntos a favor / en contra
Pittsburgh Steelers            6    1                              168 / 133
Green Bay Packers             3    1                               127 /    76

Vea además:
Cobertura al Súper Bowl XLV (en inglés)

Green Bay vs. Pittsburgh, un Súper Bowl de difícil pronóstico

Cutler...la imagen de la desolación

Cutler...la imagen de la desolación

La tarde en el Soldier Field de Chicago lucía muy aburrida. Los Green Bay Packers iban delante 14 a 0, Aaron Rodgers no estaba del todo acertado; pero él mismo había anotado un touchdown por tierra y para complicar todavía más las cosas, los Chicago Bears habían perdido a su mariscal de campo regular, Jay Cutler, por causa de una lesión en la rodilla.

Todo parecía decidido; pero en el cuarto final finalmente el partido se puso muy interesante. Liderados por el tercer mariscal del equipo Caleb Hanie los Bears recortaron la diferencia 14 a 7 y volvieron a detener la ofensiva de los Packers. Quizás ese era el momento decisivo para lograr la igualada; sin embargo, la inexperiencia jugó un rol determinante en la intercepción lanzada por Hanie y que concluyó en un touchdown. 21 a 7. No obstante, cuando pensé dedicarme a otra cosa en la tarde, porque el ganador estaba definido, los Bears sorprendieron nuevamente con un rapidísimo touchdown que otra vez los colocó con posibilidades, 21 a 14.

Hubo tiempo para un último drive. Con el público de pie en un gélido oscurecer, los Bears llegaron hasta la yarda 27 de los Packers y…creo que manejaron mal el tiempo y con menos de un minuto en el reloj, Hanie, en el 4to down, lanzó otra muy fácil intercepción. Después de más de una década sin asistir a un Súper Bowl, los Packers retornan al juego más esperado del año y realmente nadie se acuerda ahora que en la semana 15 pocos creían que Green Bay llegaría a la postemporada. En el Súper Bowl XLV, los Packers se las verán contra…

PITTSBURGH STEELERS, CAMPEONES DE LA AFC
Los Steelers marcaron primero en el cuarto inicial y nunca más perdieron la ventaja, hasta concluir con un triunfo de 24-19 sobre los New York Jets.

Ben Roethlisberger jugará su tercer Súper Bowl en apenas un lustro; aunque esta vez no me parece que los Steelers aparezcan como principales favoritos al título. En 2006 la mayoría apostó por Pittsburgh frente a Seattle y tres años después, aunque con mucho más susto, el equipo con un mayor número de coronas en la NFL también cumplió con el favoritismo ante los Arizona Cardinals; pero… ¿qué pasará el 6 de febrero, en el Cowboy Stadium?

De acuerdo, dos anillos de campeón en la mano de Roethlisberger y seis banderas de monarcas en Pittsburgh establecen un punto muy fuerte a favor de los Steelers; sin embargo, en la NFL el llamado “momento” me parece que favorece a Green Bay. Esta es mi opinión; aunque las casas de apuestas y, especialmente, el criterio de grandes especialistas en el fútbol americano tal vez digan otra cosa.

Vea además:
Listado de ganadores del Súper Bowl
Jugadores Más Valiosos en el Súper Bowl
Récords en Súper Bowl

Pittsburgh y Green Bay, cada vez más cerca del Súper Bowl

Después de la primera mitad del partido, entre Baltimore Ravens y Pittsburgh Steelers, tal vez ni siquiera los más fanáticos seguidores del mariscal Ben Roethlisberger pensaron que era posible remontar el marcador. No era solo la pizarra adversa de 7-21, sino, especialmente, la manera en que los Ravens afrontaron ese partido, ante un estadio completamente en contra.

Sin embargo, en la segunda mitad parece que al terreno salió otro equipo. Resulta increíble que los Ravens apenas hayan llegado a 28 yardas. La defensiva de los Steelers siempre ha sido formidable; pero…solo 28 yardas demuestran una debacle de Joe Flacco y compañía.

Big Ben vuelve a impresionar. Su personalidad fuera de los terrenos sin dudas es cuestionable; pero con el ovoide en la mano tiene la suficiente sangre fría para decidir partidos cerrados (inolvidable el Súper Bowl ante Arizona). Su pase profundo en 3er down y 19 yardas para Antonio Brown cambió el curso del partido. Si lo interceptaban, pues sería en una mala posición para Baltimore; pero como sí conectó….Ahora los Steelers esperan por el ganador entre los Jets y Patriots.

RODGERS ¿HACE OLVIDAR A FAVRE?
El sexto clasificado de la Conferencia Nacional está a solo un juego de alcanzar el Súper Bowl. Los Green Bay Packers, apoyados en una noche casi perfecta de su mariscal Aaron Rodgers aplastaron a los Atlanta Falcons, el mejor equipo en la temporada regular. Rodgers fue sencillamente imparable y completó 31 de los 36 pases que realizó, con 336 yardas, 3 touchdowns y ninguna intercepción.

Con Matt Ryan sucedió lo contrario. Los Falcons comenzaron impetuosos y creí que luego de tomar la delantera por 14 a 7, gracias a las 102 yardas que corrió Eric Weems, en la devolución de kick-off de los Packers, pues el partido estaba por completo a su favor. Pero estaba equivocado, porque a partir de ese momento, los Packers marcaron 35 puntos de forma consecutiva y volvieron a ser la gran noticia de los play offs de la NFL.

De inmediato surgieron las comparaciones entre Rodgers y Brett Favre. Los números de Rodgers fueron muy buenos (Favre nunca alcanzó esas cifras en postemporada), pero de ahí a asegurar que “Rodgers había borrado el recuerdo de Favre de los fanáticos de los Packers” me parece exagerado.

Los Steelers y su impresionante triunfo en el Super Bowl XLIII

Santonio Holmes, MVP del Super Bowl

Santonio Holmes, MVP del Super Bowl

Cuando Larry Fitzgerald capturó el pase de Kurt Warner y recorrió 64 yardas en pocos segundos para poner delante en el marcador a los Arizona Cardinals 23-20 en los instantes finales del cuarto final del Super Bowl XLIII, pensé que todo estaba terminado para mis favoritos Pittsburgh Steelers.

Me equivoqué. El mariscal de campo Ben Roethlisberger demostró una vez más que, a pesar de las críticas en su contra, posee la suficiente calidad y experiencia para afrontar momentos complicados y guió a los nuevos campeones de la NFL a la marcha ganadora de 82 yardas en menos de dos minutos. Sencillamente impresionante.
Sigue leyendo

Curiosidades del Super Bowl XLIII: Steelers vs. Cardinals

Pittsburgh, mi favorito para el Super Bowl

Pittsburgh, mi favorito para el Super Bowl

– Arizona es el primer equipo que llega al Super Bowl con apenas 9 triunfos en la campaña desde que Los Angeles Rams lograron lo mismo en 1979

– El mariscal de campo de Arizona, Kurt Warner será el tercer hombre de su posición que juega el Super Bowl con dos equipos distintos. Earl Morral lo hizo con Baltimore y Miami; mientras Craig Morton estuvo con Dallas y Denver. Warner llevó a Saint Louis Rams al triunfo en 1999 sobre Tennessee, pero luego perdió en 2002 contra New England Patriots. Ahora pudiera convertirse en el primer mariscal en ganar el título con dos equipos diferentes.

Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: