Maradona y los petrodólares de Dubái

Maradona, nada menos que el 2do entrenador más pagado del mundo

Maradona, nada menos que el 2do entrenador más pagado del mundo

Diego Armando Maradona solo ha dirigido en su vida 48 partidos de fútbol. Desde el banquillo los resultados del Pelusa, en realidad, han sido pobres; pero su leyenda como jugador continúa atrayendo a fanáticos y patrocinadores. Estos fueron argumentos suficientes para que los directivos del club de Dubái, Al Wasl, contrataran al argentino por la asombrosa cifra de 12 millones de euros al año y así lo convirtieron en el segundo entrenador mejor pagado del mundo.

El mítico número 10 no encontraba trabajo. Después del fracaso de Argentina, en los cuartos de final de la Copa de Sudáfrica, ante Alemania, no pocos pidieron que Diego siguiera al frente de la albiceleste; pero entonces surgió una fuerte polémica entre el técnico, el manager de la selección, Carlos Salvador Bilardo y el presidente de la Asociación de fútbol argentina (AFA), Julio Grondona. Hubo muchas versiones sobre los desencuentros de esa relación tripartita y solo una cosa quedó clara: Maradona fue despedido, junto con su cuerpo técnico.
Sigue leyendo

Goleada histórica en el Monumental

España no jugaba en Argentina desde 1978 y estoy seguro que el recuerdo más reciente de Buenos Aires de los actuales campeones del mundo no es agradable. Por supuesto que era un partido amistoso; pero a nadie le gusta perder por goleada, 4-1. Sencillamente no “luce” bien en la selección que acaba de adicionar su tan ansiada estrella encima del escudo.

Argentina le puso más interés al juego y el mensaje de Sergio Batista parece claro: no piensa repetir la misma estrategia de Diego Armando Maradona, así que colocó en el once regular a cuatro de los, lamentablemente, olvidados por el Pelusa: Javier Zanetti, Esteban Cambiasso, Gabriel Milito y Ebert Banega. Las cosas no le pudieron salir mejor, al todavía técnico “interino” de la albiceleste.

El partido en el estadio “Monumental” mostró varias de las cosas que puede hacer Lio Messi cuando está inspirado-interesado-acompañado. El 10 argentino definió de forma brillante ante un errático portero Reina; mientras Carlos Tévez tuvo una excelente tarde bonaerense. Todas las miradas estaban puestas en Messi y es que los fanáticos argentinos le piden al 10 que brille, tal y como lo hace constantemente en Barcelona. Es un reclamo justo, creo yo, y no me parece que ponga “presión extra” en Messi quien también juega presionado en España, solo que allá sus compañeros de equipo lo acompañan más.

La victoria albiceleste fue celebrada por todo lo alto: marcaron los cuatro grandes en la punta, Messi, Higuaín, Tévez y Agüero y la propuesta de Batista convenció, así que supongo sea cuestión de poco tiempo que la AFA termine por confirmarlo en el puesto de técnico. Eso sería lo más inteligente. Ojalá los mexicanos “tomen nota”, pues por allá incluso dicen “no tener apuro” para nombrar al sustituto definitivo de Javier Aguirre.

La tristeza de Diego Armando Maradona

Diego Armando MaradonaTodavía no se sabe quién será el próximo director de la selección albiceleste; pero Diego Armando Maradona ya le dejó un consejo: “la traición está a la vuelta de la esquina y hay personajes que no quieren bien al fútbol argentino. Solo cuidan sus intereses personales y su cuenta bancaria”.

Diego nunca ha tenido pelos en la lengua. Esa parece ser una gran virtud y también uno de sus principales defectos. Después que se supo que la Asociación de fútbol de su país (AFA) lo había destituido del cargo de director técnico, sin muchas explicaciones, todos sabíamos que el Pelusa no tardaría en dar su versión de los hechos.

Lo hizo y sin medias tintas. Diego cargó contra el presidente de la AFA, Julio Grondona y dijo que le había mentido; luego se centró en Carlos Salvador Bilardo, sobre el que fue aún más crítico y expresó que lo había traicionado. Dolor, traición, tristeza. No eran estas las palabras que muchos esperábamos escuchar cuando un año y medio atrás Maradona asumió la dirección de un  equipo al que entregó goles y títulos.

Apenas 18 meses estuvo Maradona en el banquillo. El menor tiempo en los últimos 35 años para un seleccionador nacional argentino; aunque probablemente ninguno haya despertado tantas polémicas como Diego.
Sigue leyendo

Las lágrimas de Messi y la alegría española

Maradona aclaró que en cincuenta años la debacle de su equipo por 0-4 ante Alemania era “lo peor que le había tocado vivir”. Intentaré creerlo, una vez más, al Pibe de Oro; pero creo que más allá de los besitos iniciales, la siempre apreciable presencia emocional desde el banquillo, el Pelusa no aprobó su gran prueba de fuego. Cierto, los jugadores son los que deciden los partidos, no los técnicos. Por supuesto, nadie niega esto; sin embargo, Diego dejó que el partido se les fuera de las manos. Con el marcador 0-1 desde el minuto 3 y con su equipo sin funcionar, sobre todo en el primer tiempo, ¿qué hizo Maradona? Esperó y esperó. ¿Cuándo entraron Pastore y el Kun Agüero? El partido estaba ya 0-2. Poco se podía hacer.

La aplastante derrota Argentina nos ha dolido a muchos; mientras otros la están disfrutando, quizás por los sentimientos encontrados que despierta Maradona. Lo cierto es que Sudamérica perdió a 3 de sus 4 selecciones. Lástima el panel fallado por Paraguay. Ahora tendremos una semifinal europea, con claro favoritismo, desde mi punto de vista, de Alemania sobre España, en una reedición de la final de la Eurocopa de 2008 y por el otro lado, Holanda también favorita frente a Uruguay que tendrá que jugar sin el “mejor portero” del Mundial, Luis Suárez, el hombre de la parada más espectacular de la Copa.

Acabo de leer que Nelson Mandela le envió un mensaje de consolación a Asamoah Gyan, quien tuvo en sus piernas la enorme e histórica posibilidad de situar a un equipo africano por primera vez en la discusión de medallas. Gyan lloró, también lo hizo Messi, Maxi Rodríguez, incluso a Maradona se le escapó una lágrima. Del otro lado, Bastian-apellido impronunciable, Klose, Casillas y Villas celebran su continuacion en un Mundial que tal vez no ha dejado complacidos a todos.

La venganza de Maradona

Lloraste en la final de Italia, en 1990, cuando aquel árbitro mexicano, de cuyo nombre no quiero acordarme, decretó un penal inexistente y aunque los alemanes fueron mejores, no merecían quitarte la Copa de esa forma. Luego apareció la efedrina y los que soñamos de siempre con la albiceleste nos quedamos esperando por ti en Estados Unidos. Diego, ahora esta parece una oportunidad dorada.

Tal vez esta Argentina se parezca demasiado a la de cuatro años atrás, al menos así lo dicen los números: 10 goles marcados, 2 recibidos, igual que en 2006. Otra vez el mismo rival de cuartos de finales, otra vez la maquinaria teutona; pero esta vez los que queremos a tu selección no necesitamos tus goles, sino que tengas la suficiente inteligencia para manejar bien la “guerra de palabras” que comenzó el indeseable de Bastian – apellido impronunciable; que tengas el sentido común de no entrar en más controversias con Pelé que está más interesado en promocionar sus comerciales que en preocuparse por la decepción que nuevamente vivió Brasil. En fin Diego, mucha sangre fría, si es que eso es posible en ti, para sobrepasar a la Alemania engreída que viene de golear a Inglaterra.

Este es tu momento, Diego. Piensa en Codesal, en aquellos que continúan rememorando a tu “mano de Dios” y creen que no debiste estar en la final de México, en todos los que se alegraron cuando apareció el positivo en el control antidoping, en los que no se cansaron de criticarte cuando Argentina clasificó a duras penas al Mundial. Es tu momento, no lo dejes escapar. Desde el terreno, los once hombres lo entregarán todo por el equipo y también por ti Pibe. Es el momento de tu venganza contra los que no creyeron en ti.

Vea además:
Dios va a querer que juguemos la final
Diego le sacó tarjeta roja a Héctor Baldassi

A %d blogueros les gusta esto: