Anuncios

El reino terrenal unificado de Ilyumzhinov

 

Un rostro sonriente...

Un rostro sonriente...

Garry Kasparov gritó el fraude a toda voz, los abogados de la campaña de Anatoly Karpov intentaron invalidar la candidatura y desde varios medios de comunicación no se cansaron de repetir las frases poco felices de Kirsan Ilyumzhinov, relacionadas con su abducción alienígena o sobre el origen “extraterrestre” del ajedrez; pero ninguna estrategia funcionó y el multimillonario budista ganó fácilmente la elección que le permitirá mantenerse como presidente de la FIDE hasta 2014.

Desde que se conoció que el duodécimo campeón mundial, el ruso Anatoly Karpov, lucharía por la presidencia de la Federación internacional de ajedrez (FIDE, por sus siglas en francés) no pocos en el mundo aplaudieron su postulación. Era la oportunidad para que un jugador retornara a la titularidad de la organización. Nadie como él entendía cuáles eran las dificultades que atravesaban los ajedrecistas.

Entonces comenzaron las alianzas de Karpov, con el objetivo de reforzar su candidatura. Uno de los primeros en ofrecer apoyo público fue Garry Kasparov. Los enemigos irreconciliables de antaño dejaban a un lado sus diferencias por un supuesto objetivo común: reorganizar el ajedrez.

Esta comunión de propósitos fue muy difícil de creer, porque en la memoria del universo ajedrecístico quedó guardada, para siempre, la terrible escisión vivida a principios de los años noventa, cuando el “Ogro de Bakú” decidió formar su propia organización. El mismo hombre regresaba ahora para ¿“reformar” la organización? Si Karpov esperaba que la influencia del ¿mejor jugador del siglo pasado? inclinara la balanza a su favor, la vida le demostró lo contrario.

Kasparov ha sido un crítico muy feroz de las políticas del ahora primer ministro Vladimir Putin y del mandatario ruso Dmitri Medvedev, por tanto, no fue una sorpresa que el Kremlin apoyara la reelección de Ilyumzhinov; aunque la posición de la Federación rusa—la más poderosa de las 160 afiliadas a la FIDE—fue muy contradictoria. Por un lado se hizo público que dicha Federación nominaba a  Ilyumzhinov como su candidato; mientras otra parte de la cúpula directiva sostuvo lo contrario.

Durante más de 17 años Ilyumzhinov fue el presidente de la república autónoma de Kalmikia, una región muy rica en petróleo, hasta que Moscú decidió que era hora de un relevo. El multimillonario no quiso perder su otra presidencia, la de la FIDE, un puesto que ocupa desde 1995 y para lograr su objetivo empleó su enorme influencia, resaltó sus logros en los 15 años de mandato y aprovechó los errores de Karpov.
Sigue leyendo

Anuncios

Dinero para el ajedrez olímpico

Por primera vez en la historia, la FIDE premiará con importantes cantidades de euros a las naciones ganadores de la próxima Olimpiada de ajedrez que tendrá lugar en Khanty-Mansiysk y también a los mejores tableros. Esto, imagino, haya sido muy bien acogido por los ajedrecistas que así tendrían un incentivo más para luchar por las primeras posiciones, tanto de sus países, como en sus tableros.

Estas son las sumas que se entregarán:
20 mil euros para el equipo campeón entre los hombres
12 mil euros para el ocupante del segundo lugar
8 mil euros para el bronce

Las mujeres, como casi siempre sucede, lo cual no significa que sea correcto, obtendrán menos dinero:
10 mil euros para la selección triunfadora
6 mil euros para la plata
4 mil euros para el bronce

No obstante, al menos sí habrá igualdad en los premios individuales, pues tanto los medallistas por tableros de los hombres y las mujeres recibirán:
5 mil euros para el oro
3 mil euros la plata
2 mil euros el bronce

Los premios por equipos son una idea interesante; pero la situación se complica a la hora de repartir dinero entre los tableros, pues abre el camino para especulaciones. Un ejemplo: si un jugador A, de un equipo sin posibilidades de terminar entre los tres primeros lugares, está en posición de conquistar una medalla, entonces lo más probable es que el capitán de la selección lo “deje en el banco”, es decir, le ofrezca un descanso que de otra forma sería criticado. Por tanto, no nos extrañemos si vemos situaciones similares a las descritas anteriormente.

El dinero en el ajedrez, como en todos los deportes, cobra cada vez mayor importancia en las propuestas de organizadores y directivos. En la fortísima contienda electoral por la presidencia de la FIDE, entre Kirsan Ilyumzhinov y Anatoly Karpov, el problema del financiamiento del llamado juego ciencia ha sido un eje central de ambos candidatos. Karpov tiene una propuesta que me pareció muy curiosa y quizás llame la atención de las naciones con menos recursos: en lugar de que cada Federación pague una cuota anual para “mantener a la FIDE”, será la organización quien sostenga a las Federaciones. Esto sería ideal y no pocos países—Cuba entre ellos—se ahorrarían una buena cantidad de dinero que podría invertir en el desarrollo del ajedrez.

Ivanchuk, otra vez rey en La Habana

Nepomniachtchi, la gran sensación del Memorial Capablanca 2010

Nepomniachtchi, la gran sensación del Memorial Capablanca 2010

El Memorial Capablanca 2010 marcó varios hitos en el ajedrez cubano: por primera vez el grupo elite del torneo más antiguo y prestigioso de Latinoamérica tuvo un ELO promedio de 2700; también debutó la ansiada transmisión online de las partidas y el ucraniano Vassily Ivanchuk se convirtió en el máximo ganador de este certamen.

Definitivamente Ivanchuk siente una especial atracción hacia La Habana y después de su cuarto éxito consecutivo en el grupo principal, no sería extraño que el europeo decidiera regresar el año próximo.

Ivanchuk ya es el ajedrecista con más triunfos en el Memorial Capablanca y lo hizo de la manera más convincente: invicto, con 7 puntos de 10 posibles y un aumento de su coeficiente ELO de 13 unidades que lo colocaría en el lugar 12 del ranking mundial.

En la capital cubana Ivanchuk volvió a brillar y solo Leinier Domínguez pudo entablarle las dos partidas. Desde la primera vuelta el torneo parecía decidido, pues Chuky comenzó impetuoso y llegó a tener más de un punto de ventaja sobre el ocupante de la segunda posición; sin embargo, el joven ruso Ian Nepomniachtchi, quien todavía no cumple los 20 años, le agregó expectación al Capablanca hasta la fecha final.
Sigue leyendo

Anatoly Karpov en Cuba, ¿la búsqueda de un voto más?

Karpov visitará por tercera vez Cuba (foto tomada de Jit online)

Karpov visitará por tercera vez Cuba (foto tomada de Jit online)

Por tercera ocasión el duodécimo campeón mundial de ajedrez, el ruso Anatoly Karpov, visitará a Cuba, solo que esta vez su estancia podría tener otros propósitos. De acuerdo con lo que leí en el diario online Jit, Karpov llegará a la Isla en los momentos finales del Memorial Capablanca 2010.

En La Habana, y cito a Jit: “además de compartir con los involucrados en el torneo Capablanca, Karpov dialogará con directivos del ajedrez local.” Sin dudas esas conversaciones podrían ser importantes para el ruso que aspira a suceder a Kirsan Ilyumzhinov como presidente de la Federación internacional de ajedrez (FIDE, por sus siglas en francés).

Cuba es el país donde más se ha desarrollado el ajedrez en Latinoamérica. No importa que en el pasado campeonato continental por equipos Brasil haya superado a la selección cubana, solo basta con revisar el ranking mundial de ajedrez para entender cuán fuerte es la presencia de ajedrecistas nacionales en el escalafón mundial. Por tanto, Cuba tiene influencia en la región y Karpov necesita, a toda costa, aumentar su número de seguidores.

La contienda electoral se ha calentado, pues Ilyumzhinov ha contraatacado y su campaña en Internet muestra que cuenta con el apoyo de los presidentes continentales, así que las razones de la breve estancia habanera de Karpov saltan a la vista.  ¿Votará Cuba por Karpov en las elecciones? Es una interesante pregunta y desde mi pequeño espacio solo puedo especular; pero me parece que todo dependerá del diálogo que sostendrá Karpov con las máximas autoridades del juego ciencia en la Isla.

ACTUALIZACIÓNLlegó Karpov a Cuba  (18 de junio)

Las dos K del ajedrez vuelven a unirse…para recaudar dinero

Karpov, Kasparov y Carlsen

Karpov, Kasparov y Carlsen

La campaña por la presidencia de la FIDE del duodécimo campeón mundial de ajedrez, el ruso Anatoly Karpov, vivió un momento muy importante en su cena de recaudación de fondos, celebrada en el elegante hotel Trump SOHO de Nueva York. Los dos invitados más ilustres de la fecha fueron Garry Kasparov y su discípulo, Magnus Carlsen.

El prodigio nunca antes había estado en Nueva York y una de sus frases, recogidas por el sitio ChessBase, que más me llamó la atención fue en la que se burló del poco interés que había despertado el Grand Prix que se celebra en la ciudad de Astrakhan. Lo curioso de esto es que precisamente a través de estos Grand Prix (una idea del presidente de la FIDE, Kirsan Ilyumzhinov) se pueden lograr dos boletos al próximo ciclo por el campeonato del mundo 2011-2012. ¿No le interesa la corona a Carlsen? Por supuesto que sí, solo que no a través de este sistema que tal vez reciba cambios con la posible llegada a la presidencia de Karpov.

Después de jugar solo un Grand Prix, Carlsen aclaró que no participaría más. Y su presencia en la cena de Karpov es un claro indicativo de cuál es su candidato favorito ¿o quizás está siguiendo los consejos de su entrenador Kasparov? El Ogro de Bakú y Anatoly Karpov fueron enemigos “íntimos” dentro y fuera de los tableros durante más de una década; sin embargo, esas posiciones encontradas desaparecieron y en 2009, en su publicitado match que rememoró el cuarto de siglo de su primer enfrentamiento, ambos intercambiaron continuos elogios, lo cual hubiera sido impensable en los ochenta o noventa del siglo pasado.

Kasparov apoya la candidatura de Karpov. Probablemente no lo haya dicho abiertamente, pero sin dudas le interesa—y mucho—que su antiguo rival ocupe la presidencia de la FIDE. El Ogro sigue enfocado en la política y es un gran crítico del Kremlin, sobre todo del primer ministro Vladimir Putin. Para Kasparov podría serle muy útil contar con un aliado en la máxima posición de una de las Federaciones más influyentes en el deporte ruso. Quizás por eso desde el Kremlin prevalezcan los criterios favorables a Ilyumzhinov.

La partida del ajedrez político apenas acaba de comenzar.

Vea además:
Debates presidenciales en el ajedrez: ¿una nueva escisión?

Debates presidenciales en el ajedrez: ¿una nueva escisión?

No pocos pensaron que después del brillante éxito del indio Viswanathan Anand en el match contra el búlgaro Veselin Topalov la estabilidad del ajedrez estaba garantizada; sin embargo, la fortísima lucha por la presidencia de la Federación internacional (FIDE) que protagonizan el actual titular, Kirsan Ilyumzhinov y Anatoly Karpov podría dividir, una vez más, al juego ciencia.

En unos pocos meses—septiembre—se realizará la tan esperada votación en el Congreso de la FIDE y no sería exagerado escribir que nunca antes una elección había despertado tanto interés entre los practicantes, especialistas y seguidores del ajedrez. Ilyumzhinov ha manejado con rumbo incierto a la organización durante 15 años y en ese período no apareció nadie con posibilidades reales de sucederlo en la presidencia; pero Karpov luce, hasta el momento, como el gran favorito.

Ilyumzhinov tiene varios argumentos en su contra y muchos millones de dólares a su favor. Este hombre dice haber invertido enormes cifras de su amplísimo patrimonio en promocionar el deporte; aunque desde las oficinas de la campaña de Karpov, en Nueva York, le recordaron algunos de sus fallidos proyectos: la gestión comercial de la FIDE, el crecimiento global del juego, el Grand Prix de ajedrez rápido y la llamada “Ciudad del ajedrez”, en Dubai.
Sigue leyendo

Las piezas blancas impulsan a Topalov

Tres campeones reunidos alrededor de un tablero: Anand, Karpov y Topalov

Tres campeones reunidos alrededor de un tablero: Anand, Karpov y Topalov

Viven en hoteles diferentes, visten de forma desigual, pues el retador prefiere un vistoso traje, mientras el campeón ha mostrado la mayor parte del tiempo una camisa de color azul intenso; sin embargo, en algo sí parecen concordar el indio Viswanathan Anand y el búlgaro Veselin Topalov: las dos victorias obtenidas por cada uno han llegado con las piezas blancas.

El match por la corona mundial de ajedrez pudiera considerarse como uno de los más interesantes de las últimas décadas. El duelo ha tenido de todo: desde un increíble apagón de media hora, hasta la presencia de un excampeón en plena campaña electoral por la presidencia de la Federación internacional (FIDE). Además, tampoco se puede olvidar el minuto de silencio por la muerte del polémico titular Florencio Campomanes.

Las ocho partidas han sido muy luchadas, quizás sin los esperados ataques contra el rey enemigo; pero sí de una depurada técnica mostrada por los dos rivales. Dos elementos curiosos: Anand impuso un récord al realizar trece movimientos consecutivos con sus caballos durante la sexta partida y los cuatro éxitos los ha logrado el conductor de las piezas blancas.
Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: