Anuncios

La luz en el “Latino” y las injusticias del béisbol cubano

Se hizo la luz en el estadio Latinoamericano (foto de Ricardo López Hevia) Después de una larga espera, el estadio de béisbol más importante del país, el “Latinoamericano”, ubicado en el Cerro habanero finalmente ya tiene en funcionamiento su sistema de luces. Sobre este tema hubo múltiples críticas, porque para muchos era incomprensible cómo durante dos temporadas la principal instalación beisbolera en Cuba estuvo a oscuras. La crisis económica, el bloqueo, la reducción de presupuestos aparecían siempre como argumentos en la boca de los pocos que intentaron explicar un “apagón deportivo” incompresible para los fanáticos de Industriales.

Por suerte, ya se “hizo la luz” en el Latino. Lo supe a través de una nota publicada en Facebook por el destacado fotorreportero Ricardo López Hevia. Desde la distancia de miles de kilómetros de La Habana sentí una gran tranquilidad, aunque ahora falta por ver la calidad de ese nuevo alumbrado. Ojalá los directivos no se hayan ido por la parte más barata…Esperemos, confiados, agregaría yo.

En estos días una de las tres preselecciones cubanas de béisbol ha “estrenado” las nuevas luces del Latino. Como casi siempre sucede, al elegir a los peloteros quedan fuera algunos que tuvieron una destacada actuación en la Serie Nacional. Estas injusticias provocan encendidas polémicas; aunque no siempre les presto atención, porque me parece que en esos criterios pesan demasiados los regionalismos; no obstante, al analizar los 92 nombres preseleccionados para participar en diversos torneos en el extranjero (Rotterdam, luego en Canadá, los Juegos del ALBA) creo que hubo omisiones lamentables y que han molestado y con razón a los fanáticos.

Estas son las ausencias que nadie puede entender:

Edilse Silva (Holguín): 335 de promedio ofensivo, 25 jonrones, 22 dobles y 87 impulsadas. ¿Qué le faltó a este zurdo? NADA

Yoandri Urgellés (Industriales): 359 de promedio, 26 dobles, 9 cuadrangulares, 67 impulsadas. Nuevamente vuelve a quedar fuera atleta, a quien considero entre los tres mejores bateadores zurdos de la pelota cubana.

Ciro Silvino Licea (Granma): 11 ganados, 5 perdidos, cierto, un PCL alto, 4,43; pero fue la gran estrella de un equipo muy bateador, aunque con pobre pitcheo. El veterano lanzador merecía estar en una de las preselecciones.

¿Qué criterios se siguieron para conformar estas preselecciones? ¿El rendimiento? Estos tres atletas brillaron en la 50 edición de la Serie Nacional. Después de esto, ¿alguien podría pedirle a Ciro Silvino que abandone la idea del retiro y que “luche” por su provincia? Estas decisiones, como tantas otras, dañan al béisbol cubano.

Anuncios

Cuba con un puesto seguro en el III Clásico Mundial de béisbol

Japón, favorito en el tercer Clásico Mundial de béisbol, en 2013 Quizás el segundo Clásico Mundial de béisbol, efectuado en 2009, no haya dejado los mejores recuerdos en los fanáticos cubano, por los dos reveses sufridos ante Japón que enviaron al equipo nacional a una posición entre el 5to y el 8vo; sin embargo, todavía no he encontrado a un amigo que niegue el deseo de ver nuevamente, en el tercer Clásico, al equipo nacional en choques ante muchos de los mejores jugadores de las Grandes Ligas norteamericanas. Ese deseo se concretaría en 2013 y ya Cuba tiene un puesto seguro en un evento que presentará varias novedades.

La primera noticia es que los organizadores solo otorgaron 12 plazas de forma directa – una es para Cuba – a partir de los resultados obtenidos en los Clásicos anteriores y en otros eventos internacionales que no aparecen especificados. Cuatro naciones que compitieron en 2006 y 2009 tendrán que luchar ahora por un puesto: Canadá, Panamá, Sudáfrica y Taipei de China. Ellas se sumarán a otras 12 selecciones en cuatro eventos clasicatorios de los que saldrán los otros cuatro invitados al Clásico, previsto para marzo de 2013, en sedes que todavía no están determinadas.

Entonces, estos son los equipos con un cupo asegurado para el WBC 2013: Australia, China, Cuba, República Dominicana, Italia, Japón, Corea, México, Holanda, Puerto Rico, Estados Unidos y Venezuela.

Mientras los 16 que pelearán por las cuatro plazas restantes son: Brasil, Canadá, Taipei de China, Colombia, República Checa, Francia, Alemanina, Gran Bretaña, Israel, Nueva Zelanda, Nicaragua, Panamá, Filipinas, Sudáfrica, España y Tailandia.

28 países me parece una cifra exagerada y tal vez busque presentar una imagen de “internacionalización” del béisbol que solo está en los papeles que defiende la IBAF ante el Comité Olímpico, para solicitar el reingreso de la pelota al programa oficial de competencia de las citas estivales; no obstante, la idea de realizar un certamen clasificatorio creo que es oportuna. ¿Qué hacen nada menos que Israel y Nueva Zelandaen en esta lista? No recuerdo ni siquiera una presentación de los israelíes en torneos de béisbol, a cualquier nivel.

Para Cuba el III Clásico volverá a ser un gran reto. Quizás varias cosas cambien en la pelota nacional en los próximos dos años o tal vez “la vida siga igual”. Eso no me parece que nadie lo sepa con total seguridad; pero una cosa sí es evidente: el Clásico podrá ser un evento preparatorio en el calendario de varios peloteros de las Mayores; pero para Cuba representa muchísimo más.

Cronograma del III Clásico Mundial:

– Proceso de selección de sedes de las cuatro rondas eliminatorias (finalizará en septiembre de 2011)

– Selección de las sedes del Clásico Mundial (diciembre de 2011)

– República Dominicana solicité acoger a uno de los grupos del Clásico

Un brindis por Alfonso Urquiola

Urquiola ha logrado el "milagro" de llevar a Pinar del Río a otra final nacional

Urquiola ha logrado el "milagro" de llevar a Pinar del Río a otra final nacional

Estoy seguro de que los miles de seguidores de Pinar del Río comparten una alegría común: su selección, una de las más triunfadoras del béisbol cubano, regresa a la final de la Serie Nacional.

Creo que antes de que se lanzara la primera bola en la edición nombrada “Serie de Oro” ni siquiera los más empedernidos fanáticos pinareños esperaban que su equipo clasificara a los play off. Tenían razones suficientes para desconfiar: el año anterior quedaron fuera de la postemporada; además, no pocas de sus estrellas más importantes de los últimos cinco años decidieron continuar sus carreras lejos de Cuba (desde Alexei Ramírez, hasta Yuniesky Maya, Jorge Padrón y Rafael Valdés).

Realmente la situación era poco esperanzadora en Pinar del Río. Después de la experiencia con Luis Giraldo Casanova, el “Señor Pelotero”, como director, regresaba a la conducción del equipo uno de los mentores más inteligentes del béisbol cubano: Alfonso Urquiola.
Durante 19 años este hombre defendió, con excelentes resultados, la segunda base. Integró en múltiples ocasiones la selección nacional cubana y en 1998 obtuvo su primer gran triunfo al mando de Pinar del Río: ganó la XXXVII Serie, al vencer en el play off final a Santiago de Cuba, en cinco partidos.

Luego Urquiola dirigió a Cuba, en el Mundial de 1998 y los Panamericanos de 1999; sin embargo, no confiaron en él para la Olimpiada de Sídney, en 2000. Allí la Comisión trajo de regreso a Serbio Tulio Borges, un exitoso manager en los setenta y ochenta; pero que llevaba más de una década sin dirigir en Cuba. El resultado ya lo conocemos: una pésima actuación del equipo, quizás la peor de todos los tiempos. Algún tiempo más tarde, Urquiola intentó, sin éxito, clasificar a Matanzas; pero no se le puede pedir peras al olmo.
Sigue leyendo

Villa Clara, ¿cuál es la excusa ahora en la pelota?

Vladimir García...imbateable en un juego decisivo

Vladimir García...imbateable en un juego decisivo

El segundo peor equipo ofensivo de la 50 Serie Nacional de béisbol esperó hasta los últimos dos partidos del play off contra Ciego de Ávila para mostrar las enormes deficiencias de sus jugadores con el bate en la mano. Hace 16 años que una selección villaclareña no gana un título; pero en este campeonato ni siquiera se acercó a romper esa penosa cadena de derrotas.

Escribo estas líneas después de presenciar el séptimo desafío, el único encuentro decisivo en la historia de los play off de las Series Nacionales que ha concluido 1 carrera por 0 y por más que intento mantener el “balance periodístico”, mis pensamientos son muy pesimistas y en ellos prima la decepción después de otra enorme debacle del equipo que he seguido siempre.

No creo que sea una coincidencia que en los últimos dos play off, Villa Clara haya sido incapaz de triunfar en un sexto y séptimo desafío. Sucedió en la final del año pasado, ante Industriales; acaba de repetirse ahora, frente a Ciego. En el recuento de un revés, los directores casi nunca la pasan bien; sin embargo, esta vez las críticas contra Eduardo Martín Saura están más que justificadas.

Veamos dos errores de béisbol infantil en el decisivo encuentro vs. Ciego:

– Séptimo inning. Abre Ariel Pestano y conecta apenas el ¡segundo! indiscutible ante el lanzador abridor Vladimir García. Le correspondía batear al designado, Yulexis la Rosa, un hombre que en la temporada regular tuvo…4 toques de sacrificio, en 223 comparecencias al bate. El toque era la jugada indicada y fue la que ordenó Martín, pero con ¡la Rosa! En el banco tenía a jugadores más acostumbrados a sacrificarse y también con mayor velocidad, como Dian Toscano o Yandy Díaz. ¿Resultado? Toque de frente a García quien fácilmente retiró a Pestano en segunda base.

– Noveno capítulo. Dos outs y Ariel Borrero conecta un imparable al jardín izquierdo. ¿La lógica? Sustituir al muy lento defensor de la primera base, por alguien más rápido. Esa era la carrera del empate, en la última oportunidad ofensiva. ¿Qué hizo el director villaclareño? ¡Espero a que Ariel Pestano recibiera el primer strike, para entonces, solo entonces, enviar un sustituto por Borrero!

Son solo dos detalles de un fracaso que comenzó tres días atrás, en el estadio “Sandino”, de Santa Clara, cuando los lanzadores villaclareños, líderes colectivos en promedio de carreras limpias, no lograron mantener la pelota dentro del terreno. Un fracaso que se avizoraba luego del descolorido revés en el sexto desafío. Villa Clara perdió la iniciativa y así se escapó el play off.

¿Dónde estaban las “posibilidades tácticas” del equipo? Porque las continuas y fracasadas jugadas de corrido-y-bateo no funcionaron; ¿dónde quedaron los intentos por “mover” al increíblemente controlado García? ¿Por qué la insistencia en buscar largas conexiones, cuando era evidente que el viento estaba en contra de los bateadores? Preguntas y más preguntas, mientras termina la noche del domingo 3 de abril, una fecha que de seguro recordarán los seguidores de los llamados “Tigres de Ciego de Ávila”, porque fue el día en que, finalmente, dejaron atrás la “maldición” que decía que ellos eran incapaces de vencer a Villa Clara. Lástima que ese haya sido, probablemente, el último partido del torpedero Eduardo Paret.

Brazos desechables en el béisbol cubano

Hinojosa...ojalá su brazo haya resistido la sobreutilización

Hinojosa...ojalá su brazo haya resistido la sobreutilización

La lista de jóvenes y prometedores lanzadores cubanos que vieron interrumpida su carrera por serias lesiones en el brazo, ocasionadas por la constante utilización, tristemente es muy larga. Ante este problema, los directivos establecieron una reglamentación que solo se aplica en dos lugares en el mundo: en el Clásico y en la Serie Nacional de Cuba. El contenido es simple: los pitchers solo podrán acumular un determinado número de envíos, en cada desafío, y a partir de esa cifra, entonces se establece el descanso obligatorio del jugador.

En el béisbol contemporáneo en realidad casi todas las organizaciones se rigen por un sistema similar; pero no porque lo haya establecido la Oficina del Comisionado de las Mayores, sino porque los directores entienden que su staff se divide en abridores, relevistas intermedios y cerradores. No importa en qué fase se encuentre la campaña.

Lo que ha sucedido en los play offs de la 50 Serie Nacional es muy preocupante. La Comisión estableció que el pitcheo, por primera vez en el campeonato, quedaría libre, es decir, que los directores podrían emplear a sus lanzadores en dependencia de las necesidades del equipo. ¿Consecuencias? Los managers se han regido por un único objetivo: ganar a toda costa, incluso cuando eso implique una lesión.

Un rápido ejemplo: en el play off entre Guantánamo y Granma, que se extendió a siete partidos, la mayoría de ellos cerrados, aunque con pobre nivel técnico, el director guantanamero Agustín Lescaille colocó en el montículo en ¡4! ocasiones a Dalier Hinojosa, su principal estrella. Esta sobreutilización rozó el ridículo cuando después de recibir el decisivo cuadrangular de Alfredo Despaigne, en el sexto encuentro, Hinojosa fue el encargado de abrir el último desafío. ¿Resultado? Su brazo no soportó y explotó ruidosamente en el mismo primer inning. Así terminaron las esperanzas de Guantánamo. Ojalá Hinojosa haya salido ileso de la “aventura”. [Granma 10-2 Guantánamo]

UNA VEZ MÁS…VILLA CLARA SE CREE CAMPEÓN ANTES DE TIEMPO
Con el play off 3 juegos a 1, a su favor, no pocos pensábamos que solo sería cuestión de tiempo para que Villa Clara dejara en el camino, una vez más, a Ciego de Ávila.

Pero reapareció la excesiva confianza de los jugadores villaclareños, esa que les costó el campeonato el año anterior, ante Industriales, y los Tigres avileños igualaron la serie a 3 partidos y creo que ahora son los favoritos para el séptimo encuentro. Los “naranjas” perdieron la iniciativa y su principal arma, el pitcheo, ha fallado en los momentos complicados.  [Ciego de Ávila 7-3 Villa Clara]

SANCTI SPÍRITUS…EL MISMO FINAL DE UNA PELÍCULA MUY CONOCIDA

Cepeda fue el único que realmente rindió por Sancti Spíritus

Cepeda fue el único que realmente rindió por Sancti Spíritus

En el estadio “Capitán San Luis”, de Pinar del Río, se vivió una historia conocida, aunque que de seguro ha dejado a muchos sin dormir en Sancti Spíritus: los Gallos quedaron eliminados en cuartos de final frente a una muy inspirada selección pinareña.

No importa quién esté en el banquillo. Ni Lourdes Gourriel ni Juan Castro han logrado que los excelentes bateadores espirituanos produzcan “a la hora buena” y esos fallos se extienden ya por una década. Lástima por Frederich Cepeda, tal vez el único pelotero de ese equipo que se mantuvo bien durante todo el campeonato. Una vez más—imagino que a nadie le asombre—Yuliesky Gourriel decepciona con su falta de oportunidad y sus constantes quejas por los conteos arbitrales.    [Pinar del Río 2-1 Sancti Spíritus]

Tal vez muy pocos pronosticaron, cinco meses atrás, que Cienfuegos y Pinar del Río discutirían el título de la zona occidental. ¿Un favorito? Creo que solo los más empedernidos fanáticos pinareños seleccionarían a su equipo; pero, a fin de cuentas, soñar no cuesta nada y la inspiración no es poca cosa en un play off.

Tigres sobreviven un día más y Cienfuegos entra en la historia

Ciego de Ávila sobrevivió un día más frente a Villa Clara

Ciego de Ávila sobrevivió un día más frente a Villa Clara

Parecía que después de tres apabullantes derrotas consecutivas ya había terminado la 50 Serie Nacional de béisbol para el equipo de Ciego de Ávila; sin embargo, los llamados “Tigres” aprovecharon la pobre actuación de los lanzadores de Villa Clara y contra todos los pronósticos extendieron el play off al sexto juego.

¿Qué sucedió con los villaclareños en un juego que debían ganar, ante su público, en el estadio “Sandino”? Hubo de todo un poco, en primer lugar un exceso de confianza. Creo que los “naranjas” pensaron que sus rivales estaban derrotados y que el partido sería de puro trámite. Desde el mismo primer inning los avileños mostraron un poder ofensivo que les faltó en los cuatro desafíos previos. Además, el director Eduardo Martín Saura no movió de la mejor manera su pitcheo, es decir, no perdió tiempo para extraer del montículo al nuevamente errático abridor Luis Borroto; sin embargo, dejó que sus relevistas, especialmente Yosvany Pérez, recibieran un gran castigo.

Por otra parte, la ofensiva villaclareña hizo muy poco para incomodar al lanzador avileño Yander Guevara. Ahora la situación realmente luce complicada para Villa Clara. Los actuales subcampeones tienen ventaja en la serie (3 a 2); pero el play off se traslada a la sede de Ciego, el estadio “Cepero” y allí los Tigres son más difíciles de derrotar. Veremos qué pasa…

GALLOS DE SANCTI SPÍRITUS: LA HISTORIA SIN FIN
Durante más de una década el equipo de Sancti Spíritus ha sido considerado uno de los más completos de la pelota cubana; pero al igual que Ciego de Ávila a los “Gallos” les falta sacar el extra para ganar en los play off. Me parece inconcebible que la poderosa ofensiva (liderada por el trío Yuliesky Gourriel, Frederich Cepeda y Eriel Sánchez) solo haya tenido un viaje a la final de la Serie Nacional, en 2002.

Año tras año los fanáticos espirituanos esperan que “esa” sea la temporada de su equipo y realmente la decepción los ha golpeado en múltiples ocasiones. En 2011 Sancti Spíritus tuvo una actuación muy inestable y los dirigidos por el “hermético” Lourdes Gourriel concluyeron en la cuarta posición de la zona occidental; sin embargo, eran los favoritos para vencer a Pinar del Río.
El quinto juego del play off contra los pinareños mostró una imagen que ha acompañado habitualmente a los espirituanos: estuvieron delante en el marcador, incluso con una cómoda ventaja de 5 carreras a 1. Estaban en su estadio, el “José Antonio Huelga” y uno de sus mejores lanzadores, Ángel Peña, mantenía controlados a los bateadores pinareños; pero cometió dos errores frente a William Saavedra y este disparó dos cuadrangulares que fueron fundamentales para la espectacular victoria de Pinar del Río 6 a 5. Aquí se escapó otra posibilidad para Sancti Spíritus, porque no creo que en el “Capitán San Luis” los Gallos puedan triunfar en dos partidos consecutivos.

 

Osvaldo Arias fue un jugador muy importante en el último triunfo cienfueguero

Osvaldo Arias fue un jugador muy importante en el último triunfo cienfueguero

ELEFANTES DE CIENFUEGOS, UNA VICTORIA ESPERADA
No me parece una casualidad que el mejor equipo del campeonato, los Elefantes de Cienfuegos, fuera el primero en asegurar su puesto en la final de la zona occidental. En un inicio pensé que el potente staff de lanzadores de La Habana podría detener a los bateadores cienfuegueros; sin embargo, el terreno demostró lo contrario y los Elefantes solo necesitaron 5 partidos para dejar en el camino a los habaneros; aunque no fue un play off fácil.

Dos partidos tuvieron que decidirse en extra-innings y en ambos sobresalió el excelente trabajo del mejor relevista cubano del momento, Duniel Ibarra, el hombre que implantó un récord de juegos salvados para una temporada (27). Los habaneros no pudieron marcarle ni una carrera al cerrador, en 12 entradas de actuación. La gran sensación ofensiva del campeonato, José Dariel “Pito” Abreu, otra vez fue el más destacado, con sus dos jonrones y un promedio superior a 400.
No importa cuál sea el rival en la final de occidente, los Elefantes de Cienfuegos sin dudas son los favoritos para llegar a su primera discusión de un título en la Serie Nacional.

La maldición de los Tigres en Cuba

El abridor Misael Siverio estuvo en una noche espectacular

El abridor Misael Siverio estuvo en una noche espectacular

Pensé que la “maldición de los Tigres de Ciego de Ávila” había terminado, después de su espectacular éxito inicial ante Villa Clara en el play off de la 50 Serie Nacional. Pero escribo con placer que realmente yo estaba equivocado. La “maldición” indica que, año tras año, los avileños ganarán más que nadie, terminarán en las primeras posiciones colectivas en el bateo, la defensa y también en el pitcheo; sin embargo, en la postemporada, como por arte de magia, emergerá un “nuevo equipo”, incapaz de derrotar a su némesis: Villa Clara.

Los avileños supieron venir de atrás y ganaron el partido inicial por 5 a 3; luego estuvieron delante 2 carreras a 0, al día siguiente y en ese momento recordaron quiénes eran y terminó el bateo oportuno y también el pitcheo eficaz. Todo esto fue aprovechado por un muy habilidoso equipo villaclareño, que no se parece al del año anterior, sobre todo por el pobre bateo; pero la “garra naranja” persiste.

En el tercer juego de la serie, el director avileño Roger Machado envió a su mejor lanzador, el veloz Vladimir García; sin embargo, una vez más, ante los villaclareños, García intentó cruzar con una recta que esta vez ni siquiera se acercó a las 95 millas y los bateadores centrales aprovecharon todas las oportunidades para darle a su abridor, el zurdo Misael Siverio—brillante durante ocho innings— una ventaja que resultó decisiva. En el final el director Eduardo Martín Saura demoró en sacar a Siverio; pero el cerrador Diosdani Castillo vino con mucho control y preservó la victoria local, con tres espectaculares ponches de forma consecutiva.

Brillante cierre de Castillo

Brillante cierre de Castillo

El segundo triunfo de Villa Clara parece el comienzo del fin para Ciego de Ávila. En el estadio “Sandino”, los villaclareños son muy difíciles de derrotar y quizás la serie no regrese al “José Ramón Cepero”.

BATES SUELTOS EN GUANTÁNAMO
Antes de que se hiciera el primer lanzamiento muchos pronosticamos que el play off entre Guantánamo y Granma tendría al bateo como principal protagonista. En el primer desafío hubo varios cuadrangulares y un amplio marcador (9-6); después increíblemente dominó el pitcheo; sin embargo, los tan esperados batazos no demoraron más en aparecer y el tercer enfrentamiento tuvo un marcador espantoso: 15 a 12. Creo que este ha sido el peor de los juegos de la postemporada de la 50 Serie Nacional. Hubo un enorme número de pelotazos, múltiples cambios de lanzadores, pésima defensiva por ambos equipos y muchos jonrones, 8 en total, una cifra que iguala un récord para play offs en la pelota cubana.

El triunfo como visitante es muy significativo para Granma. Los “Alazanes” comenzaron con una derrota desmoralizante (Gran Slam en el noveno inning); pero sus bateadores “recordaron” que no por gusto impusieron una marca de cuadrangulares para una temporada, al llevar 147 pelotas más allá de las cercas.

A %d blogueros les gusta esto: