Historia de las Olimpiadas de ajedrez

La Olimpiada Mundial de ajedrez reúne a los mejores ajedrecistas del mundo

La Olimpiada Mundial de ajedrez reúne a los mejores ajedrecistas del mundo

Era 1924 y París se preparaba, o al menos eso se decía, para acoger por segunda ocasión a unos Juegos Olímpicos. Ya en 1900 la capital francesa había organizado una cita estival, aunque aquel encuentro en los inicios del siglo XX todavía es recordado como uno de los peores de la historia. En 1924 muchos esperaban que no se repitiera el mal momento, entre ellos, el barón Pierre de Coubertin, el restaurador de los Juegos.

En ese ambiente, la Federación francesa de ajedrez intentó incluir a este deporte en el programa oficial de la Olimpiada; sin embargo, la gran idea no pudo concretarse porque surgieron problemas a la hora de distinguir entre “ajedrecistas profesionales y amateurs”.

Seguir leyendo

Anuncios

El legado del béisbol olímpico: de Estocolmo a Barcelona

Victor Mesa en Barcelona 1992

Víctor Mesa en Barcelona 1992

En la centenaria historia del béisbol su presencia en citas estivales se inscribe como uno de los puntos culminantes, aunque no todos le hayan concedido la importancia que realmente tuvo, en pretérito, porque la pelota realizó en Beijing 2008 su última presentación olímpica y su retorno al movimiento dependerá de la unión de tan diversos factores que no pocos muestran su pesimismo. Seguir leyendo

El legado del béisbol olímpico: de Atlanta hasta Atenas

Omar Linares en Atlanta 1996

Omar Linares en Atlanta 1996

El debut del béisbol como deporte olímpico oficial en la cita de Barcelona 1992 mostró la total superioridad de una selección cubana que se mantuvo invicta durante varios años en los principales torneos internacionales. El panorama no cambió mucho en los años siguientes al triunfo en la Ciudad Condal: Cuba fue considerada la amplia favorita para retener su corona en los Juegos de Atlanta 1996.

Un majestuoso estadio Atlanta Fulton County—tristemente destruido al concluir la Olimpiada— acogió a la segunda presentación del béisbol y otra vez la ofensiva cubana se hizo sentir, incluso con mayor fuerza que en 1992.  En el torneo se impusieron la mayoría de los récords que todavía están vigentes.  Los cuadrangulares abundaron y pocos lanzadores pudieron escapar del castigo. Seguir leyendo

Boicot al sueño olímpico

Maria Caridad Colón

María Caridad Colón

En 1980, el presidente norteamericano Jimmy Carter utilizó como pretexto la guerra de la Unión Soviética en Afganistán para llamar a un boicot internacional contra los Juegos de Moscú. Un total de 35 naciones siguieron los pasos estadounidenses y se ausentaron de la cita moscovita, la cual contó con la menor cantidad de países participantes desde 1956. No obstante, Moscú dejó momentos inolvidables para Cuba: el tercer título consecutivo de Teófilo Stevenson en el boxeo y el triunfo de María Caridad Colón en el lanzamiento de la jabalina que la convirtió en la primera mujer cubana y latinoamericana en escalar hasta lo más alto del podio olímpico. Seguir leyendo

Juantorena y Stevenson escalaron el monte Olimpo

Alberto Juantorena en Montreal 1976

Alberto Juantorena en Montreal 1976

Los Juegos Olímpicos de Montreal, en 1976, tuvieron varios momentos polémicos. Por ejemplo, no se permitió la presencia de Taiwán y 30 naciones africanas se retiraron de la cita en protesta por la presencia de Nueva Zelanda, ya que el equipo nacional de rugby de ese país había efectuado varios partidos en Sudáfrica. En aquel momento existía en ese país el terrible régimen del apartheid, el cual era condenado por sus prácticas racistas. En ese enrarecido contexto, destacó la actuación de la gimnasta rumana Nadia Comaneci quien mereció el primer marcador perfecto de 10 puntos en la historia olímpica. La pequeña gimnasta, sin cumplir los 15 años, consiguió otras seis calificaciones perfectas. En los deportes colectivos no hubo una mejor demostración que la del equipo femenino de voleibol de Japón, el cual ganó todos sus partidos por tres sets a cero. Seguir leyendo

Retorno al podio olímpico

Teófilo Stevenson en Munich 1972

Teófilo Stevenson en Munich 1972

Los Juegos de Ciudad México, en 1968, siempre serán recordados por varias marcas sobresalientes logradas en la elevada altura sobre el nivel del mar de la sede. Un salto bastó para ofrecerle la inmortalidad a Bob Beamon y no fue uno cualquiera, pues la marca de 8,90 metros se mantuvo como récord mundial durante 23 años. En México, Cuba presentó una delegación conformada por 138 atletas, de ellos 16 mujeres, en 14 deportes. Seguir leyendo

A %d blogueros les gusta esto: