Anuncios

Cuba queda excluida del ranking mundial de ajedrez

Mi sorpresa fue enorme al revisar la actualización del ranking mundial de ajedrez y no encontrar a Cuba en la lista de países. ¿Qué habrá sucedido? No he leído ninguna declaración oficial, pero imagino que esto tenga relación con algún pago atrasado de la Federación cubana a la FIDE. Mientras la cuenta bancaria de la organización que dirige el ajedrez no reciba los (¿euros? ¿usd?) que exige a cada nación, pues el castigo es eliminar a ese país de la lista.

Creo que esto ha sucedido con anterioridad, así que solo me queda esperar que se produzca el pago de la cuota y Cuba vuelva a ocupar una de las primeras veinte posiciones, en las que se ha mantenido por un largo tiempo.

Curiosamente, los mejores ajedrecistas cubanos del momento, Leinier Domínguez y Lázaro Bruzón sí están incluidos en el ranking. Leinier jugó un torneo rápido en Perú; pero como estos certámenes no se reportan para el ELO, mantuvo su coeficiente de 2716, aunque cayó al puesto 31; mientras Bruzón, quien tampoco jugó ni una sola partida de forma oficial aparece en el lugar 50, con 2686.

Vea además : Listado de los mejores países [Cuba no aparece]

Anand retorna al número uno en el ranking FIDE

Sin dudas la principal noticia del ranking fue el retorno del campeón mundial, el indio Viswanathan Anand, a la primera posición, por delante del prodigio noruego Magnus Carlsen.

Estos dos hombres, tal vez los más estables en el universo ajedrecístico, han intercambiado el liderazgo en los últimos cuatro meses y esa tendencia podría mantenerse a lo largo de 2011, sobre todo porque la cancelación de importantes eventos, como el Linares y el MTel Sofía podría mantener a los jugadores de la elite alejados de los tableros, al menos en torneos oficiales.

El joven genio ganó un punto entre enero y febrero, por su actuación en el Tata Steel Chess, celebrado en Wijk aan Zee; sin embargo, con 2815 quedó por detrás de los 2817 de Anand quien también intervino en el mismo certamen y agregó seis unidades a su coeficiente, al concluir en la segunda posición, superado por el norteamericano Hikaru Nakamura.

La brillante actuación de Nakamura en Wijk aan Zee le permitió ascender hasta el octavo puesto, con 2774 puntos; mientras el ucraniano Vassily Ivanchuk, gracias a su casi perfecta labor en el torneo Gilbraltar Masters subió hasta el quinto escaño, con 2779.

Vea además: Listado de los 100 mejores ajedrecistas del mundo, según el ELO

Anuncios

Jaques simultáneos en la India

Todas las miradas estaban centradas en el campeón Viswanathan Anand. Diez años atrás su triunfo sobre Alexei Shirov, en la final del Mundial de Teherán, lo elevó a la categoría de ídolo deportivo en la India y ahora estaba a punto de unirse a otro momento histórico del ajedrez. Los 20 483 jugadores reunidos en una plaza de la Universidad de Gujarat esperaban la señal del monarca y cuando este finalmente sonó la campana, entonces comenzó la mayor simultánea de todos los tiempos.

En 2010 se rompieron varios récords del ajedrez: Hou Yifan, de solo 16 años, se convirtió en la reina más joven de la historia; además, el israelí Alik Gershon mostró una enorme resistencia al enfrentar de forma simultánea a 523 jugadores, durante más de 10 horas y en la última semana del año, los indios decidieron que era el momento oportuno para imponer una nueva marca.
Sigue leyendo

Carlsen, el chico malo del ajedrez

Si Magnus Carlsen aspiraba a recibir una mayor atención mediática y parecerse cada vez más a su entrenador, Garry Kasparov, pues realmente sus esfuerzos han sido exitosos. Es el mejor jugador del mundo, el más patrocinado y ahora también uno de los más polémicos, después que dio a conocer su sorpresivo anuncio en el que aseguró no estar interesado en el sistema de competencia mediante el cual saldrá el retador del campeón Viswanathan Anand.

Cualquier parecido con el camino seguido por su entrenador, Kasparov, podría no ser una mera coincidencia. En 1993 el llamado “Ogro de Bakú” no estuvo de acuerdo con las reglas establecidas por la Federación internacional (FIDE, por sus siglas en francés) para el match por la corona universal y su decisión de formar una organización paralela provocó un cisma que dañó profundamente la credibilidad del juego. Al apartarse del ciclo de candidatos, Carlsen envía un claro mensaje de rechazo a los directivos y políticas de la FIDE.
Sigue leyendo

Anand, líder del ranking mundial de ajedrez…por ahora

 

Los dos líderes del ranking mundial

Los dos líderes del ranking mundial

La noticia más llamativa del nuevo listado de la FIDE fue el retorno del campeón mundial, el indio Viswanathan Anand, al primer lugar de la clasificación, por delante del prodigio Magnus Carlsen.

El noruego sufrió un descenso notable que incluso lo colocó por debajo de los 2800 puntos, después de sus decepcionantes actuaciones en la Olimpiada y en la final del Grand Slam de Bilbao. En estos dos eventos Carlsen perdió cinco partidas y por todas partes aparecieron artículos dedicados a analizar las causas de su caída.

No obstante, el prodigio demostró que esa fue una mala racha de muy corta duración, porque alcanzó un convincente triunfo en el fortísimo Pearl Spring Masters, en Nanjing. En la ciudad china, Carlsen ganó de forma invicta, con un punto por delante de Anand. De acuerdo con el sitio especializado Live Chess Ratings (http://chess.liverating.org) el noruego ya retomó el primer lugar del ranking, con 2813, por 2804 el campeón; aunque esto no se oficializará hasta enero de 2011, pues el evento de Nanjing no se tuvo en cuenta para este listado.

Entonces, por ahora, Anand lidera con  2804, seguido por Carlsen, con 2802 y Levon Aronian, 2801. Otro que pudiera unirse al muy selecto club de ajedrecistas con un coeficiente ELO de 2800 puntos es el ruso Vladimir Kramnik quien ha mostrado un gran nivel en la segunda parte del año y con 2791 parece listo para superar otra vez una barrera que, desde 2003, le ha resultado infranqueable.

Vea ademásListado de los 100 mejores ajedrecistas

Magnus Carlsen recupera rápidamente su nivel

Carlsen no tardó mucho en recuperar su nivel

Carlsen no tardó mucho en recuperar su nivel

La recuperación del prodigio Magnus Carlsen ha llegado mucho más rápido de lo que yo podía esperar. Después de una errática Olimpiada, en Khanty-Mansiysk y un pésimo Final de Maestros, en Bilbao, el mejor jugador del mundo ha vuelto a demostrar el porqué es el ajedrecista más exitoso del momento.

Carlsen ganó 3 partidas y entabló 2 en la primera vuelta del súper torneo Pearl Spring Masters, que se celebra en Nanjing, de categoría XXI, por su altísimo ELO promedio de ¡2766 puntos!

Con 4 unidades el noruego lidera un certamen histórico, pues por primera vez coinciden en un mismo evento 3 jugadores con un ELO superior a los 2800: Carlsen, Anand y Topalov. Junto con el aplastante paso del prodigio quien venció a Bacrot, Yue y Topalov, también es interesante destacar la excelente actuación que cumplió en las cinco primeras rondas el francés Etienne Bacrot.

El galo parecía destinado a ocupar la última posición, pues su ELO era el menos fuerte de los seis participantes; sin embargo, supo recuperarse de un revés en la primera fecha ante Carlsen y derrotó de forma consecutiva a Vugar Gashimov, Anand y Yue.

La próxima actualización del ranking de la FIDE tendrá un gran cambio en la cumbre: Anand aparecerá por delante de Carlsen, pues este torneo de Nanjing no será reportado para la lista de noviembre; no obstante, ya en Live Chess Ratings, el prodigio noruego recuperó el primer lugar.

Descargue aquí: Partidas de la primera vuelta del torneo de Nanjing

Magnus Carlsen, un prodigio desconcentrado

Muy sonriente… ¿se sentirá igual por dentro?

Muy sonriente… ¿se sentirá igual por dentro?

La vida como modelo de una marca de ropa juvenil parece no compaginarse con la carrera ajedrecística de Magnus Carlsen. El prodigio noruego firmó unos meses atrás un contrato que lo convirtió en la imagen masculina de G-Star Raw y su figura apareció en una afamada exposición neoyorquina, junto a la estrella de cine Liv Tyler.

Carlsen, todavía con 19 años, cambió su look y sobre los tableros siguió ganando partidas y torneos que lo llevaron hasta el primer lugar del ranking mundial, con 2826 puntos de ELO. Todo parecía marchar a la perfección para el prodigio. Entonces algo cambió en él. Quizás descuidó la preparación personal con su entrenador Garry Kasparov quien estuvo muy centrado en el fallido intento por colocar a su ahora aliado Anatoly Karpov en la presidencia de la Federación internacional; tal vez la pasarela le hizo perder horas y le subió tanto la autoestima que Carlsen creyó que era invencible. Gran error.

Su llegada a Khanty-Mansiysk fue muy seguida por la prensa. El número uno quiso jugar por su país, incluso cuando sabía que había muy pocas posibilidades de terminar entre los primeros lugares de la 39 edición de la Olimpiada. Su presencia contrastó con la indiferencia del campeón mundial Viswanathan Anand quien prefirió emplear su tiempo en prepararse para la final del Gran Slam, en Bilbao.

El noruego arribó con un rostro sonriente; pero de seguro se marchó de Khanty-Mansiysk con otra expresión, pues perdió tres partidas. En la cuarta ronda inclinó su rey ante el georgiano Baadur Jovaba. Era su primer revés desde enero, cuando cayó en el Corus de Wijk aan Zee contra Vladimir Kramnik. Las cosas se complicaron más para Carlsen al ceder ante el británico Michael Adams y peor fue su descalabro con el ruso Sanan Sjugirov. En total solo alcanzó 4,5 puntos de 8 posibles. Noruega terminó en la posición número 51 y el prodigio vio cómo su ELO descendía hasta 2811.

Las peores noticias todavía estaban por venir. Apenas dos días después del cierre de la Olimpiada, Carlsen se unió a Kramnik, Anand y al español Alexei Shirov en la final del Gran Slam, en Bilbao, el torneo más fuerte de todos los tiempos, al menos por su ELO promedio de ¡2789! puntos.

La primera ronda mostró a un Carlsen desconcentrado ante Kramnik y dejó escapar algunas jugadas que le hubieran permitido dividir el punto. Al día siguiente tampoco pudo con Anand y por primera vez desde enero el chico cayó de la cima del ranking mundial. Estaba desesperado por obtener un triunfo que lo apartara de su peor racha desde 2007 y por eso luchó durante ¡175! movimientos con Alexei Shirov; sin embargo, no pasó del empate.

Finalmente la cadena negativa de Carlsen terminó en su segundo duelo contra Shirov en el que mostró parte de la creatividad que lo ha convertido en el líder; pero ni siquiera ese añorado éxito le permitirá al noruego retornar al primer puesto del listado mundial que encabeza, nuevamente, el campeón Anand.

El ranking de la Federación solo se actualiza cada dos meses; no obstante, el sitio especializado Live Chess Rating calcula los coeficientes de los mejores 40 ajedrecistas del momento y ya sitúa al indio Anand con 2803; mientras Carlsen ahora es segundo, con 2802. La diferencia es mínima y podría ser borrada con facilidad; aunque eso dependerá, sobre todo, del propio Magnus Carlsen. Quizás esta alerta le permita entender al jugador más mediático—para muchos el mejor—que el ajedrez demanda concentración total. No hay tiempo para la pasarela.

Vea además: Todas las partidas del Gran Slam de Bilbao

Una Olimpiada sin el campeón mundial

Un mes atrás el campeón mundial Viswanathan Anand se vio envuelto en una fuerte polémica con las autoridades de su país. La Universidad de Hyderabad había decidido otorgarle al tres veces titular del orbe un doctorado honorífico en Matemática; pero el ministerio de Desarrollo humano vetó el acuerdo, pues cuestionó la nacionalidad de Vishy.

Esta decisión, lógicamente, no agradó al monarca quien ha vivido durante dos décadas en España; pero continúa viajando con pasaporte indio y compite bajo esa bandera. Las disculpas del ministro Kapil Sibal fueron inmediatas y Anand prefirió no elevar la controversia. El Gran Maestro recibirá su doctorado, solo que ahora será él quien decida el momento más oportuno para asistir a la entrega. Quizás no fuera una coincidencia que poco después se supiera, de forma oficial, que Vishy no participaría en la 39 edición de la Olimpiada que se jugará en la ciudad rusa de Khanty-Mansiysk.

Anand no ofreció más explicaciones. Su última participación olímpica ocurrió en Turín, en 2006, y de acuerdo con un funcionario de la Federación india, al campeón “no le agrada el formato del torneo. Este ha sido su argumento por algún tiempo”. Las razones del titular no parecen convincentes, sobre todo porque la gran mayoría de las estrellas del universo ajedrecístico sí jugarán en la Olimpiada, incluso cuando saben que sus equipos no tienen posibilidades de ubicarse entre las primeras posiciones. Así sucede con el noruego Magnus Carlsen y también con el búlgaro Veselin Topalov.
Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: