Anuncios

Apuestas, dopaje y otras desdichas del deporte

Los japoneses quedaron sorprendidos cuando conocieron la cancelación de un importante torneo de lucha sumo, por evidencias que probaban el arreglo de combates entre los peleadores; mientras los seguidores del ciclismo continúan tratando de entender qué ocurrió realmente con el “presunto” dopaje de Alberto Contador. Estos son apenas dos hechos que demuestran cuán complejo es el escenario actual del deporte. ¿Solución? Algunos directivos creen que una Agencia mundial anticorrupción, independiente y con amplios poderes, sería fundamental para combatir a las mafias.

La preocupación por la proliferación de las apuestas ilegales y el dopaje es enorme. En 1999, después de varios escándalos por corrupción, el Comité olímpico internacional (COI) apoyó la creación de la Agencia mundial antidopaje (AMA) que en su primera década de existencia ha desarrollado un buen trabajo.   Quizás sus resultados habrían sido mejores en ese período si las ligas profesionales de diferentes partes del mundo hubiesen reconocido la legitimidad de la AMA. En Estados Unidos ni la MLB, NFL, NBA y NHL se han “preocupado” por aceptar los estatutos de la AMA que buscan estandarizar la concepción del doping y, sobre todo, las sanciones a los implicados.

A pesar de los esfuerzos, los casos de dopaje han aumentado. Tal vez lo más preocupante no sea la “Operación Galgo” que involucró a importantes atletas españoles o la carne de res contaminada que supuestamente fue la causante del test positivo de Alberto Contador. En realidad lo que provoca más dolores de cabeza es la certeza de que en la lista de castigados faltan nombres—entre ellos el pelotero Alex Rodríguez— a los que se les ha comprobado el uso de sustancias prohibidas y, sin embargo, después de algunas críticas, nada parece cambiar para estos atletas que engañaron, pública y notoriamente, a todo el mundo.

Otro grave problema que afecta a la credibilidad del deporte es la proliferación de apuestas…ilegales. Ya no resulta extraño que las principales casas de apuestas patrocinen a clubes importantes, especialmente de fútbol. Para colocar su logo en la camiseta del Real Madrid o el Milán estas empresas han tenido que desembolsar millones de euros; pero la inversión es rentable, porque cada vez son más las personas que acuden a los sitios online con el propósito de ganar dinero a través de predicciones.

Sin embargo, este tipo de apuestas no preocupa a los directivos del deporte—no pueden correr el riesgo de perder a esos patrocinadores—, sino que ellos han centrado su atención en las mafias que controlan las apuestas ilegales e influyen en los resultados de partidos y torneos. En Italia probablemente nunca se olvide el gigantesco escándalo de 2006, por los desafíos arreglados en el Calcio. La Juventus de Turín perdió el scudetto, después que se comprobó que la administración del equipo compró a los árbitros. Todavía ese torneo lucha por recuperar la credibilidad perdida.
Sigue leyendo

Anuncios

Contador sin frenos

Contador podría volver al Tour de Francia 2011

Contador podría volver al Tour de Francia 2011

Después de siete meses de incertidumbre, la Federación española de ciclismo finalmente encontró a un culpable muy conveniente: carne de res contaminada. Alberto Contador puede respirar tranquilo; también su admirador, el presidente José Luis Rodríguez Zapatero y, de seguro, los patrocinadores del tres veces campeón del Tour de Francia están complacidos con el fallo de la organización que invalidó la sanción por dopaje que había recibido el atleta; pero esa “tranquilidad” podría ser momentánea porque no todos creen en la imparcialidad de la decisión.

“En España cada año se producen detenciones a ganaderos por engordar ilegalmente ganado con clembuterol”, dijo Contador cuando supo que los exámenes antidoping que le realizaron en el Tour 2010 habían sido positivos. En su organismo estaba la huella de una sustancia reconocida por la Asociación mundial antidopaje (AMA) como “agente anabólico”, por lo que se inició una investigación que concluyó con la separación del atleta de todas las competiciones ciclísticas.

Desde el primer momento el argumento utilizado por Contador y su equipo de abogados fue la ingestión de carne contaminada. La explicación quizás parecía un recurso desesperado por salvar la imagen y probablemente la carrera del famoso deportista; pero la Unión ciclística internacional (UCI) tardó muchísimo tiempo en dar a conocer el resultado de su estudio. Esta demora despertó sospechas y abrió el camino a múltiples especulaciones.

No obstante, la Federación española aprobó, en un inicio, la sanción; sin embargo, luego, para sorpresa de no pocos, los directivos reconsideraron su posición y absolvieron al ciclista, por una supuesta falta de evidencias. La ambigüedad de la organización, en realidad, aumentó las dudas sobre la existencia de presiones externas para cambiar el veredicto.

Uno de los primeros que saludó la modificación de la decisión fue el mandatario Rodríguez Zapatero quien publicó un mensaje en la red de microblogging, Twitter. “No había ningún razón jurídica para sancionarlo”, afirmó. Ni sus declaraciones, ni las del líder de la oposición, Mariano Rajoy, fueron bien recibidas por el titular de la Federación española, Juan Carlos Castaño, pues podían ser interpretadas—  así sucedió— como injerencias políticas.
Sigue leyendo

Galgos persiguen al dopaje

Nadie podrá negarles a las autoridades españolas su creatividad al nombrar a los operativos que, desde hace ya casi un lustro, intentan detener las amplias redes de creación y distribución de sustancias prohibidas entre atletas de alto rendimiento.

Puerto”, “Grial” y ahora “Galgo” llevaron ante el sistema judicial a entrenadores, deportistas y médicos; sin embargo, parece que estas operaciones no han podido llegar hasta el fondo de los problemas, ni las condenas han logrado disuadir a los tramposos que perseveran en su empeño de ganar competencias con músculos fortalecidos artificialmente.

Primero fue la llamada “Operación Puerto”, en mayo de 2006, considerada una de las alertas más fuertes que ha recibido el ciclismo en su historia. El descubrimiento de casi 200 bolsas de sangre, pertenecientes a importantes corredores, como Jan Ulrich e Iván Basso, mostró al mundo que algo andaba—todavía anda—muy mal en ese deporte que, inexplicablemente para algunos, continúa dentro del programa olímpico.

Tres años más tarde, en Valencia se desarrolló la “Operación Grial”, en la que las autoridades detuvieron al médico Walter Virú y encontraron en la casa del corredor Paquillo Fernández sustancias dopantes. Tanto “Puerto” como “Grial” tuvieron un gran impacto en fanáticos y especialistas; sin embargo, no sería arriesgado afirmar que el más reciente escándalo, “Galgo”, podría superar a sus nada ilustres predecesores.

El 2010 lucía como un año casi perfecto para el deporte español, sobre todo gracias al triunfo de la selección nacional de fútbol en el Mundial de Sudáfrica; pero dos noticias relacionadas con el dopaje han vuelto a golpear—lamentablemente— la credibilidad de los atletas ibéricos. Primero fue el caso del ciclista Alberto Contador quien después de ganar su tercer Tour de Francia quedó envuelto en un extraño caso de doping, a partir de la detección de clembuterol en una muestra de sangre.
Sigue leyendo

Te vamos a extrañar Alex Rodríguez

Alex con un uniforme que ya no vestirá en el Clásico

Alex con un uniforme que ya no vestirá en el Clásico

Es una lástima Alex, porque me hubiera gustado verte defender la tercera base de República Dominicana. Muchos incluso no dudaron en especular, cuando te retiraste lesionado del partido de preparación, que podías estar fingiendo los dolores para no llegar al Clásico porque tal vez “temías por los exámenes antidoping”.

Eso es demasiado injusto, Alex, y aclaro que soy uno de los miles de decepcionados después que tu nombre fue asociado, irremediablemente, con las sustancias prohibidas. Siempre creí que no las necesitabas para brillar por encima de todos los peloteros de tu generación. Yo era uno de los que te perdonaba todos los “deslices”, que necesitaras un entrenador solo para ti, que ganaras más de 100 mil dólares por partido, que se te “olvidara” batear en los desafíos de postemporada cuando los Yankees—mis Yankees que sigo desde la Serie Mundial de 1996, esa a la que tú soñabas llegar en tus días con los Marineros de Seattle—te necesitaban más que nunca.
Sigue leyendo

Drogas, celulares y películas de vídeo en el ajedrez

El dopaje también llegó al ajedrez

El dopaje también llegó al ajedrez

Por mucho tiempo el ajedrez fue un deporte supuestamente limpio. Mientras el atletismo, la natación, el levantamiento de pesas y el béisbol, entre otros, sufrían graves escándalos por el dopaje, el ajedrez se mantenía alejado de problemas. Sin embargo, esa realidad ha cambiado y hoy el llamado deporte ciencia atraviesa una crisis de credibilidad.    
Micrófonos en los oídos de los ajedrecistas, celulares con potentes programas de computación que sugieren la jugada ideal, hasta drogas que mejoran el funcionamiento del cerebro. Todo esto parece sacado de un libro de ciencia ficción del escritor Isaac Asimov; pero lamentablemente son parte ya del mundo del ajedrez.

Sigue leyendo

Polémicas sobre el rey Phelps

El prodigio Michael Phelps y su traje especial

El prodigio Michael Phelps y su traje especial

Los ocho títulos olímpicos obtenidos en Beijing por el nadador norteamericano Michael Phelps lo convirtieron en el máximo ganador de medallas en la historia de las citas estivales; al mismo tiempo significaron una excelente publicidad para la marca Speedo y también reavivaron las polémicas sobre el modo en que las nuevas tecnologías influyen en el rendimiento deportivo y discriminan a aquellos atletas menos favorecidos económicamente.

 

Sigue leyendo

El suicidio del ciclismo

El dopaje en el ciclismo ha minado la credibilidad de este deporte

El dopaje en el ciclismo ha minado la credibilidad de este deporte

El escándalo del dopaje ronda al ciclismo una vez más y en esta ocasión la indignación llegó a un nivel tan alto que algunas voces pidieron como castigo su salida del programa de las citas estivales; pero el Presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Jacques Rogge, salió en defensa de un deporte que continúa suscitando polémicas y en el que ya casi nadie cree.

La causa del más reciente descrédito del ciclismo tiene un nombre: CERA. Esta sustancia, hasta hace poco tiempo desconocida, fue encontrada en la muestras almacenadas durante el Tour de Francia 2008—el evento más publicitado del mundo de las bielas y los pedales—de los italianos Riccardo Ricco, Leonardo Piepoli, el alemán Stefan Schumacher y la última “víctima” resultó el austriaco Bernhard Kohl.

Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: