Anuncios

Los Florida Marlins a la deriva

El boricua Rodríguez renunció en un mal momento para los Florida Marlins Quizás no haya una peor franquicia en las Grandes Ligas norteamericanas que los Florida Marlins. Este ha sido mi equipo desde que comencé a seguir las Mayores, en un cada vez más lejano 1995. Todavía recuerdo cómo escuché, en un pequeño radio, el espectacular triunfo sobre Cleveland, en 1997 y ya con un poco más de avance tecnológico, disfruté de la blanqueada de Josh Beckett, ante los Yankees, en 2003. Por tanto, cada obstáculo en el camino de los Peces me molesta y realmente han sido muchos en esta larga historia de compras, ventas, pésimos cambios y directivos que incluso han estafado al Estado. Los malos pasos de los Marlins, como organización, parecen no terminar y justo cuando parecía que en 2011 ese equipo podría al menos luchar por el wild-card en la Liga Nacional (pues el título de división pertenecía a los Phillies, antes de que se lanzara la primera pelota, en abril), pues ha ocurrido un derrumbe tan doloroso que del segundo lugar, con un prometedor récord de 30 y 20, los Marlins aparecen ahora en la última plaza del Este, después de su peor mes de junio en la historia de casi dos décadas de la franquicia.

¿Qué ha pasado? La lista de las desgracias es muy larga y comienza por el pobre desempeño que ha tenido todo el año el campocorto Hanley Ramírez, el supuesto rostro de la franquicia; luego la lesión del estelar Josh Johnson (cuando no está lesionado es brillante, pero ocurre que se pasa la mayor parte del tiempo en la lista de incapacitados para jugar); además, desde la colisión de Cousin con Posey, parece que cayó una maldición sobre el equipo. Olvidaron cómo batear, los relevistas han dejado escapar ventajas y ningún cambio ha dado resultado.

Primero vino el despido del entrenador de bateo; pero como era de esperarse, Eduardo Pérez no puede hacer milagros y, repentinamente, Edwin Rodríguez, el primer puertorriqueño en dirigir a una selección en las Mayores pues…renunció. El balance de 1-18 en junio, con dos largas cadenas de derrotas de 8 y 10 partidos es más que preocupante; pero no creo que abandonar el puesto de director sea la mejor solución, ni tampoco me parece que será “en interés del equipo”. Quizás hubo muchas presiones sobre Rodríguez quien asumió el cargo de forma sorpresiva el año pasado cuando, en un gravísimo error, la directiva decidió que Fredi González no había cumplido su papel…tal vez porque tuvo el valor de llevar al banco a Hanley Ramírez, un pelotero que cada vez me gusta menos.

Todo lo que ha sucedido con los Marlins es muy lamentable. En 2012 deberá abrir sus puertas el tan ansiado estadio propio y así desaparecerá el alquiler que temporada tras temporada paga la organización a los Miami Dolphins; pero el hecho de acercar la instalación al centro de la ciudad no traerá como resultado inmediato que las ahora desiertas gradas del….perdonen, no sé el nombre exacto actual (desde Joe Robbie, ProPlayer, Land Shark, Dolphin) se llenen de fanáticos deseosos por ver el béisbol de Grandes Ligas. Al menos no con la pésima imagen que ha dejado la organización en 2011.

(Tal vez fui demasiado duro con los Marlins, con lo de “peor organización” de la MLB, porque es difícil discutirle ese puesto a los Piratas de Pittsburgh, así que mejor lo dejamos como “peor directiva”)

Anuncios

El suicidio beisbolero de Manny Ramírez

Manny Ramírez...también se retiró del Salón de la Fama

Manny Ramírez...también se retiró del Salón de la Fama

Realmente nadie comprende a Manuel Arístides Ramírez Onelcida o simplemente Manny. En 2009, cuando jugaba para los Dodgers de Los Ángeles, recibió su primera suspensión, de 50 partidos, después de dar positivo a un control antidoping. En aquel momento lo acusaron de utilizar una droga de fertilidad femenina, pero no era un secreto que esa sustancia se utilizaba, en realidad, para “camuflar” el uso de esteroides.

Dos años después, resulta que Manny ya no quería tener más hijos, así que se sometió—al menos eso fue lo que dijo—a una vasectomía y, “por casualidad”, tomó medicamentos prohibidos en el nada riguroso reglamento de la Major League Baseball. Esto hubiera significado una segunda suspensión por 100 desafíos, sin embargo, el dominicano no quiso esperar a la certificación de la sanción y decidió…retirarse.

No tuvo ni siquiera el valor de pedir una disculpa a la organización de los Tampa Bay Rays, el equipo que le pagó dos millones de dólares, por apenas un año. Solo envió una nota oficial a la MLB y…partió de vacaciones, hacia España, de seguro a disfrutar de la enorme fortuna que ganó a lo largo de su carrera. Parece que este jugador tiene la “habilidad” de quedar mal con todo el mundo, incluso en República Dominicana, donde idolatran a sus estrellas en las Mayores, las reacciones ante el nuevo engaño de Manny han incluido fuertes críticas.

De esta triste y decepcionante forma termina la carrera de un hombre que parecía destinado a sobrepasar, sin mucho esfuerzo, los 600 cuadrangulares. Sus números serían suficientes para llevarlo al Salón de la Fama, en Cooperstown: promedio de .312, 555 cuadrangulares y 1,831 carreras remolcadas. Además, ganó dos campeonatos con los Medias Rojas de Boston y fue invitado a 12 Juegos de Estrellas. Pero ninguna de estas cifras será suficiente. Manny mintió, una y otra vez y el retiro, aunque luzca una acción cobarde, un suicidio—deportivo—, creo que fue la mejor solución.

Ojalá otros tramposos siguieran el camino que inició  Manuel Arístides Ramírez. Quizás así el béisbol ganaría un poco más de credibilidad.

Millones para Alex Rodríguez y los Yankees, ¿aseguran un título?

Por undécimo año consecutivo Alex es el mejor pagado

Por undécimo año consecutivo Alex es el mejor pagado

La temporada de 2011 en las Grandes Ligas ya comenzó su largo andar de más de seis meses. Después del sorpresivo triunfo de los Gigantes de San Francisco el año pasado, las franquicias con mayor poder económico movieron grandes sumas para atraer o asegurar la presencia en el róster de varias de las principales estrellas.

La franquicia más poderosa del deporte profesional en Estados Unidos, los Yankees de Nueva York, fracasó en su intento por firmar al zurdo Cliff Lee; sin embargo, movió millones en la firma del relevista Rafael Soriano. Al igual que ha sucedido durante tantos años, los llamados Mulos de Manhattan cuentan con la mayor nómina de la MLB y son los únicos que sobrepasan los 200 millones de dólares. El reto vuelve a ser inmenso para el director Joe Girardi, porque un resultado diferente al título de la Serie Mundial 2011 sería considerado un gran fracaso deportivo, probablemente el último que le acepten en el Bronx.

Alex Rodríguez jugará su octava temporada con los Yankees. El año pasado no estuvo bien en los play off; pero en el entrenamiento primaveral mostró una excelente preparación física. A pesar de su confesión por el uso de esteroides, el salario de Alex, por undécimo año consecutivo, continúa siendo el más alto en las Mayores: nada menos que ¡32 millones de dólares! Por ejemplo, el jugador gana casi 200 mil dólares por cada juego. Con estos números, lógicamente los fanáticos (y directivos) de los Yankees esperan otra campaña de más de 30 cuadrangulares y 100 carreras impulsadas.

No obstante, el terreno ha demostrado que los millones no compran los títulos; pero al revisar la lista de las franquicias que más dinero invierten en salarios, pues salta a la vista que son consideradas las grandes favoritas en sus Ligas; aunque tampoco deberíamos olvidar lo que sucedió en 2010 cuando una organización quebrada, los Rangers, dejó en el camino a los todopoderosos Yankees; mientras los Gigantes acabaron con los sueños de los Phillies de llegar a su tercera Serie Mundial consecutiva.

LISTADO DE PELOTEROS MEJOR PAGADOS EN 2011

1- Alex Rodríguez (Yankees)
2- Vernon Wells (Angels) 26,2 millones (este es, probablemente, el pelotero más sobrevalorado en la MLB)
3- CC Sabathia (Yankees) 24,3 millones
4- Mark Teixeira (Yankees) 23,1 millones

FRANQUICIAS CON MAYORES NÓMINAS EN 2011

1- NY Yankees 202,7 millones
2- Philadelphia Phillies 173 millones
3- Boston Red Sox 161,8 millones

El último Mundial del béisbol

“Pudiera ser”, respondió el presidente de la Asociación internacional de béisbol (IBAF), Ricardo Fraccari, cuando los periodistas le preguntaron si el Mundial que organizará Panamá, en septiembre, sería la última edición de un evento que sobrepasa las siete décadas de existencia. La duda en sus palabras dejó abierta la posibilidad a una supuesta continuidad del certamen; pero en el contexto actual la explicación del italiano pareció más diplomática que realista.

La tan esperada reunión del Ejecutivo de la IBAF en La Habana, después de los encuentros en Lausana, con el titular del Comité olímpico (COI), Jacques Rogge y en Nueva York, con directivos de la Major League Baseball (MLB) tuvo como resultado más visible el otorgamiento de la Copa Mundial 2011 a Panamá, por encima de Venezuela; pero en los otros temas que tanto preocupan al universo beisbolero hubo muy poca definición.

Luego de finalizada la Copa Intercontinental, en Taipei de China, crecieron las especulaciones sobre la posible cancelación del Mundial. A la MLB no le interesaba la celebración de este evento y en su lugar proponía al Clásico como el gran torneo del béisbol internacional. No obstante, había dos naciones que estaban dispuestas a organizar la Copa: Panamá y Venezuela.

En la capital cubana los panameños ofrecieron mayores garantías monetarias y también el comprometimiento gubernamental con una Copa que corre el peligro de no tener entre los países asistentes al campeón vigente, Estados Unidos. La MLB podría negar el permiso de participación a los jugadores de AA y AAA que pertenecen a franquicias de las Grandes Ligas. Los propietarios de seguro no protestarían ante la prohibición, pues a ellos tampoco les importa una Copa que no ofrece ningún beneficio económico. Quizás en la reunión de IBAF y MLB, prevista para julio, se pueda negociar la autorización; pero sería la última vez.
Sigue leyendo

Cliff Lee (nos) sorprendió a todos

Lee...en un uniforme que le resulta familiar

Lee...en un uniforme que le resulta familiar

Ni con los Yankees, ni con los Rangers. El agente libre más codiciado del béisbol de Grandes Ligas, el zurdo Cliff Lee, (nos) asombró a todos cuando decidió firmar un contrato de cinco años, por 120 millones de dólares, con los Filis de Filadelfia.

Nadie esperaba esto, pues durante semanas se publicaron los más diversos informes sobre los continuos viajes de directivos de los Rangers y los Yankees al rancho de Lee, en Arkansas, para intentar convencerlo. Las cifras manejadas eran multimillonarias y no es un secreto que cuando se trata de escribir ceros a la derecha en un cheque, nadie mejor que los Mulos de Manhattan. Muchos de sus últimos contratos resultaron grandes fracasos (inolvidable el caso de Carl Pavano), pero los Yankees estaban acostumbrados a ganar…incluso perdiendo.

Sin embargo, en 2009 y 2010 han perdido algunos hombres que podían haber reforzado su nómina. Parece que los peloteros rehúyen a Nueva York. No es nada fácil lidiar con la presión que rodea a la franquicia más exitosa en los deportes profesionales de Estados Unidos.  En la mitad de la campaña anterior, tantearon a Lee, pero este finalmente optó por Texas y su actuación en la postemporada fue fundamental para que los Rangers avanzaran a su primera Serie Mundial.

Lee maniató a los Yankees (también lo había hecho un año antes con los Filis) y cuando declaró su agencia libre, pues lo más normal era que los Mulos fueran tras el pequeño zurdo. Le ofrecieron más de 140 millones, por siete años y los Rangers intentaron igualar ese número; sin embargo, Lee creo que tomó la mejor decisión: retornar a la Liga Nacional.

Con los Filis el zurdo tiene mayores posibilidades de triunfar. Los bateadores del llamado Viejo circuito son menos potentes; además, Lee se unirá al mejor staff de lanzadores abridores de las Mayores: Roy Halladay, Roy Oswalt y Cole Hamels. Cualquier de ellos podría ser el número 1 en varios equipos. Por tanto, al menos esta vez, no pesó tanto el dinero. Con sus 100 millones (más otras primas que se adicionan al contrato), Lee llegaría al 2016, con 37 años. Halladay hizo el mismo cambio en 2010 y el resultado fue espectacular: su segundo Cy Young. No sería arriesgado predecir que Lee podría obtener lo mismo. Ya conoce a Filadelfia y sabe lo que puede esperar de esa franquicia.

Otros contratos de agentes libres que me han llamado la atención:
– Este invierno ha sido el de los súper contratos. Quizás Estados Unidos siga en recesión, pero los dueños de equipos no lo han pensado dos veces para abrir sus billeteras y dejar salir el dinero. Nada menos que 142 millones por Carl Crawford (Boston Red Sox) y 126 millones por Jayson Werth. ¿Qué estarían pensando los Nacionales de Washignton al ofrecer esa enorme cantidad al jardinero? Realmente los movimientos tontos de esa franquicia parecen no detenerse…nunca.

– La adición de Javier Vázquez a la rotación de los Florida Marlins luce excelente. Por tanto, creo que ese equipo, a pesar de la pérdida de Dan Uggla y Cameron Maybin, podría luchar por el “wild-card”, en 2011. La división…ni hablar. Allí están los Filis.

– Los Yankees le ofrecieron menos dinero del esperado a Mariano Rivera (30 millones por 2 años) y demoraron mucho en asegurar los servicios de Derek Jeter por otros tres años. ¿Se estarán volviendo tacaños?

– Los Filis confían en que el cubano José Ariel Contreras tenga una temporada similar a la de 2010. Solo así se explica la extensión del contrato por 5,5 millones.

– La carrera del torpedero venezolano Omar Vizquel se extiende…al infinito y más allá. Con casi 44 años las Medias Blancas (creo que la presencia de Ozzie Guillén como director influyó en esto) le ofrecieron otro año de contrato.

Siga TODOS los contratos de agentes libres aquí (en inglés)

La marginación del béisbol internacional

Los "decisores" del béisbol internaciona...

Los "decisores" del béisbol internaciona...

La crisis del béisbol internacional empeora cada vez más. Estadios vacíos, eventos con pérdidas económicas, poco interés de las naciones y la lista continúa…Entonces, los directivos reunidos en Taichung, donde se celebró la última edición de la Copa Intercontinental, decidieron (o fueron influidos) para pasarle  todo el control nada menos que a la Major League Baseball.

Las propuestas de la MLB fueron claras: un único evento, el Clásico Mundial. Esto marcaría la desaparición de la Copa Mundial, un torneo creado en 1938; pero que a la MLB le parece “poco atractivo”. Lo más curioso es que los europeos que dominan la IBAF movieron repetidamente la cabeza en señal de aprobación. ¡Europeos! Realmente me gustaría saber cuál es salario de estos ejecutivos o quizás recibieron “ofertas que no pudieron rechazar”, pues la MLB dijo que de aceptarse su propuesta, entonces ellos “apoyarían financieramente a la IBAF”. A buen entendedor…¿Qué sentido tendría mantener una organización que no juega ningún rol en el panorama beisbolero internacional? Otra pregunta, ¿qué significa apoyo financiero? ¿Para qué evento?

El Clásico Mundial sin dudas es el torneo más fuerte; aunque ya sabemos sus problemas de credibilidad, no solo por las inasistencias-desinterés de muchos peloteros (este sería la menor de las dificultades), sino por la concepción del evento, como “preparatorio” de la campaña regular de las Mayores que obliga a limitar los lanzamientos de los pitchers, para que los dueños de las franquicias ofrezcan “el permiso” de participación en el Clásico.

Entonces, una posible opción para salvar a la Copa Mundial sería desarrollarla cada cuatro años (no como ahora, pues resulta poco operativo y financieramente inviable cada dos) y considerarla un evento clasificatorio al Clásico. De esta manera se mantendría el Clásico como el gran premio, pero no desaparecería la Copa. El béisbol ya no forma parte del programa olímpico, tampoco habrá Copa Intercontinental, ¿qué quedaría entonces? Únicamente los certámenes de los más jóvenes, sitios perfectos para que los scouts encuentren a las futuras estrellas de la llamada Gran Carpa.

Un sorpresivo y Gigantesco título de Serie Mundial

 

Los Gigantes de San Francisco celebran

Los Gigantes de San Francisco celebran

Los Gigantes de San Francisco tuvieron que esperar hasta el último día de la temporada regular para saber si finalmente tendrían un puesto en los play offs. Luego demostraron una extraordinaria sangre fría para ganar partido tras partido a los Bravos, por margen de una sola carrera. Ya en la discusión del campeonato de la Liga Nacional tampoco eran favoritos ante los Phillies de Philadelphia y volvieron a ganar los desafíos cerrados.

Entonces los Gigantes retornaron a la Serie Mundial. En 2002 estuvieron a solo seis outs de alcanzar el título; pero les falló el pitcheo de relevo. Tuvieron que esperar ocho años y esta vez los lanzadores no dejaron márgenes a las dudas.

En una de las Series Mundiales más deslucidas de la historia, los Gigantes acabaron con los sueños de los Rangers, en apenas cinco partidos. El equipo de Arlington dejó una muy mala imagen, después de impresionar tanto en su triunfo sobre los súper favoritos Yankees de Nueva York.

El friky, Tim Lincecum, fue mejor que Cliff Lee en dos ocasiones y los Gigantes se las arreglaron para tener a héroes diferentes en cada partido. Ni Juan Uribe ni Edgar Rentería parecían capaces de eclipsar a los poderosos bates de Josh Hamilton y Vladimir Guerrero; sin embargo, en el momento de la verdad fueron ellos los que dispararon los batazos oportunos que ayudaron a los Gigantes a obtener su primer título desde que la franquicia dejó a Nueva York por San Francisco.

La mayoría de los especialistas consideró que la Serie Mundial de 2010 se extendería hasta, al menos, sexto juego. No fue así y lo peor de todo fue que hubo poca emoción. Nada de cierres dramáticos o jugadas controvertidas. El dominio de los Gigantes se hizo sentir desde el primer juego, cuando aplastaron a Lee, hasta la línea de Rentería, con dos compañeros en circulación y dos outs, que decretó el fin de la esperanza para los Rangers.

A %d blogueros les gusta esto: