Un brindis por Alfonso Urquiola

Urquiola ha logrado el "milagro" de llevar a Pinar del Río a otra final nacional

Urquiola ha logrado el "milagro" de llevar a Pinar del Río a otra final nacional

Estoy seguro de que los miles de seguidores de Pinar del Río comparten una alegría común: su selección, una de las más triunfadoras del béisbol cubano, regresa a la final de la Serie Nacional.

Creo que antes de que se lanzara la primera bola en la edición nombrada “Serie de Oro” ni siquiera los más empedernidos fanáticos pinareños esperaban que su equipo clasificara a los play off. Tenían razones suficientes para desconfiar: el año anterior quedaron fuera de la postemporada; además, no pocas de sus estrellas más importantes de los últimos cinco años decidieron continuar sus carreras lejos de Cuba (desde Alexei Ramírez, hasta Yuniesky Maya, Jorge Padrón y Rafael Valdés).

Realmente la situación era poco esperanzadora en Pinar del Río. Después de la experiencia con Luis Giraldo Casanova, el “Señor Pelotero”, como director, regresaba a la conducción del equipo uno de los mentores más inteligentes del béisbol cubano: Alfonso Urquiola.
Durante 19 años este hombre defendió, con excelentes resultados, la segunda base. Integró en múltiples ocasiones la selección nacional cubana y en 1998 obtuvo su primer gran triunfo al mando de Pinar del Río: ganó la XXXVII Serie, al vencer en el play off final a Santiago de Cuba, en cinco partidos.

Luego Urquiola dirigió a Cuba, en el Mundial de 1998 y los Panamericanos de 1999; sin embargo, no confiaron en él para la Olimpiada de Sídney, en 2000. Allí la Comisión trajo de regreso a Serbio Tulio Borges, un exitoso manager en los setenta y ochenta; pero que llevaba más de una década sin dirigir en Cuba. El resultado ya lo conocemos: una pésima actuación del equipo, quizás la peor de todos los tiempos. Algún tiempo más tarde, Urquiola intentó, sin éxito, clasificar a Matanzas; pero no se le puede pedir peras al olmo.
Seguir leyendo

Anuncios

Villa Clara, ¿cuál es la excusa ahora en la pelota?

Vladimir García...imbateable en un juego decisivo

Vladimir García...imbateable en un juego decisivo

El segundo peor equipo ofensivo de la 50 Serie Nacional de béisbol esperó hasta los últimos dos partidos del play off contra Ciego de Ávila para mostrar las enormes deficiencias de sus jugadores con el bate en la mano. Hace 16 años que una selección villaclareña no gana un título; pero en este campeonato ni siquiera se acercó a romper esa penosa cadena de derrotas.

Escribo estas líneas después de presenciar el séptimo desafío, el único encuentro decisivo en la historia de los play off de las Series Nacionales que ha concluido 1 carrera por 0 y por más que intento mantener el “balance periodístico”, mis pensamientos son muy pesimistas y en ellos prima la decepción después de otra enorme debacle del equipo que he seguido siempre.

No creo que sea una coincidencia que en los últimos dos play off, Villa Clara haya sido incapaz de triunfar en un sexto y séptimo desafío. Sucedió en la final del año pasado, ante Industriales; acaba de repetirse ahora, frente a Ciego. En el recuento de un revés, los directores casi nunca la pasan bien; sin embargo, esta vez las críticas contra Eduardo Martín Saura están más que justificadas.

Veamos dos errores de béisbol infantil en el decisivo encuentro vs. Ciego:

– Séptimo inning. Abre Ariel Pestano y conecta apenas el ¡segundo! indiscutible ante el lanzador abridor Vladimir García. Le correspondía batear al designado, Yulexis la Rosa, un hombre que en la temporada regular tuvo…4 toques de sacrificio, en 223 comparecencias al bate. El toque era la jugada indicada y fue la que ordenó Martín, pero con ¡la Rosa! En el banco tenía a jugadores más acostumbrados a sacrificarse y también con mayor velocidad, como Dian Toscano o Yandy Díaz. ¿Resultado? Toque de frente a García quien fácilmente retiró a Pestano en segunda base.

– Noveno capítulo. Dos outs y Ariel Borrero conecta un imparable al jardín izquierdo. ¿La lógica? Sustituir al muy lento defensor de la primera base, por alguien más rápido. Esa era la carrera del empate, en la última oportunidad ofensiva. ¿Qué hizo el director villaclareño? ¡Espero a que Ariel Pestano recibiera el primer strike, para entonces, solo entonces, enviar un sustituto por Borrero!

Son solo dos detalles de un fracaso que comenzó tres días atrás, en el estadio “Sandino”, de Santa Clara, cuando los lanzadores villaclareños, líderes colectivos en promedio de carreras limpias, no lograron mantener la pelota dentro del terreno. Un fracaso que se avizoraba luego del descolorido revés en el sexto desafío. Villa Clara perdió la iniciativa y así se escapó el play off.

¿Dónde estaban las “posibilidades tácticas” del equipo? Porque las continuas y fracasadas jugadas de corrido-y-bateo no funcionaron; ¿dónde quedaron los intentos por “mover” al increíblemente controlado García? ¿Por qué la insistencia en buscar largas conexiones, cuando era evidente que el viento estaba en contra de los bateadores? Preguntas y más preguntas, mientras termina la noche del domingo 3 de abril, una fecha que de seguro recordarán los seguidores de los llamados “Tigres de Ciego de Ávila”, porque fue el día en que, finalmente, dejaron atrás la “maldición” que decía que ellos eran incapaces de vencer a Villa Clara. Lástima que ese haya sido, probablemente, el último partido del torpedero Eduardo Paret.

Tigres sobreviven un día más y Cienfuegos entra en la historia

Ciego de Ávila sobrevivió un día más frente a Villa Clara

Ciego de Ávila sobrevivió un día más frente a Villa Clara

Parecía que después de tres apabullantes derrotas consecutivas ya había terminado la 50 Serie Nacional de béisbol para el equipo de Ciego de Ávila; sin embargo, los llamados “Tigres” aprovecharon la pobre actuación de los lanzadores de Villa Clara y contra todos los pronósticos extendieron el play off al sexto juego.

¿Qué sucedió con los villaclareños en un juego que debían ganar, ante su público, en el estadio “Sandino”? Hubo de todo un poco, en primer lugar un exceso de confianza. Creo que los “naranjas” pensaron que sus rivales estaban derrotados y que el partido sería de puro trámite. Desde el mismo primer inning los avileños mostraron un poder ofensivo que les faltó en los cuatro desafíos previos. Además, el director Eduardo Martín Saura no movió de la mejor manera su pitcheo, es decir, no perdió tiempo para extraer del montículo al nuevamente errático abridor Luis Borroto; sin embargo, dejó que sus relevistas, especialmente Yosvany Pérez, recibieran un gran castigo.

Por otra parte, la ofensiva villaclareña hizo muy poco para incomodar al lanzador avileño Yander Guevara. Ahora la situación realmente luce complicada para Villa Clara. Los actuales subcampeones tienen ventaja en la serie (3 a 2); pero el play off se traslada a la sede de Ciego, el estadio “Cepero” y allí los Tigres son más difíciles de derrotar. Veremos qué pasa…

GALLOS DE SANCTI SPÍRITUS: LA HISTORIA SIN FIN
Durante más de una década el equipo de Sancti Spíritus ha sido considerado uno de los más completos de la pelota cubana; pero al igual que Ciego de Ávila a los “Gallos” les falta sacar el extra para ganar en los play off. Me parece inconcebible que la poderosa ofensiva (liderada por el trío Yuliesky Gourriel, Frederich Cepeda y Eriel Sánchez) solo haya tenido un viaje a la final de la Serie Nacional, en 2002.

Año tras año los fanáticos espirituanos esperan que “esa” sea la temporada de su equipo y realmente la decepción los ha golpeado en múltiples ocasiones. En 2011 Sancti Spíritus tuvo una actuación muy inestable y los dirigidos por el “hermético” Lourdes Gourriel concluyeron en la cuarta posición de la zona occidental; sin embargo, eran los favoritos para vencer a Pinar del Río.
El quinto juego del play off contra los pinareños mostró una imagen que ha acompañado habitualmente a los espirituanos: estuvieron delante en el marcador, incluso con una cómoda ventaja de 5 carreras a 1. Estaban en su estadio, el “José Antonio Huelga” y uno de sus mejores lanzadores, Ángel Peña, mantenía controlados a los bateadores pinareños; pero cometió dos errores frente a William Saavedra y este disparó dos cuadrangulares que fueron fundamentales para la espectacular victoria de Pinar del Río 6 a 5. Aquí se escapó otra posibilidad para Sancti Spíritus, porque no creo que en el “Capitán San Luis” los Gallos puedan triunfar en dos partidos consecutivos.

 

Osvaldo Arias fue un jugador muy importante en el último triunfo cienfueguero

Osvaldo Arias fue un jugador muy importante en el último triunfo cienfueguero

ELEFANTES DE CIENFUEGOS, UNA VICTORIA ESPERADA
No me parece una casualidad que el mejor equipo del campeonato, los Elefantes de Cienfuegos, fuera el primero en asegurar su puesto en la final de la zona occidental. En un inicio pensé que el potente staff de lanzadores de La Habana podría detener a los bateadores cienfuegueros; sin embargo, el terreno demostró lo contrario y los Elefantes solo necesitaron 5 partidos para dejar en el camino a los habaneros; aunque no fue un play off fácil.

Dos partidos tuvieron que decidirse en extra-innings y en ambos sobresalió el excelente trabajo del mejor relevista cubano del momento, Duniel Ibarra, el hombre que implantó un récord de juegos salvados para una temporada (27). Los habaneros no pudieron marcarle ni una carrera al cerrador, en 12 entradas de actuación. La gran sensación ofensiva del campeonato, José Dariel “Pito” Abreu, otra vez fue el más destacado, con sus dos jonrones y un promedio superior a 400.
No importa cuál sea el rival en la final de occidente, los Elefantes de Cienfuegos sin dudas son los favoritos para llegar a su primera discusión de un título en la Serie Nacional.

Un Gran Slam decide play off cubano

Vismay Santos decidió con un Gran Slam en el noveno inningEEl equipo de Granma estuvo a dos outs de tomar la delantera en el play off de la zona oriental ante Guantánamo; pero en ese momento, los “Indios” recurrieron a una de sus principales armas: con las bases llenas Vismay Santos aprovechó una noble recta del abridor Ciro Silvino Licea y su cuadrangular dejó en absoluto silencio a los miles de fanáticos que asistieron al estadio “Mártires de Barbados”.

La espectacular remontada, en terreno visitante, sin dudas, es valiosísima para los guantanameros, pues derrotaron al mejor lanzador de Granma, Licea. Creo que el último éxito de Guantánamo en un play off ocurrió en la 38 Serie (1998-99), en la semifinal, ante Santiago de Cuba. Luego vinieron años de múltiples fracasos que solo concluyeron el año pasado; sin embargo, cuando mejor estaban las cosas para los orientales, entonces sufrieron grandes cambios en su nómina (Yunior Colón y Kenen Bailly decidieron continuar sus carreras fuera de Cuba); pero el equipo que dirige Agustín Lescaille realmente se recuperó y creo que ahora son más favoritos para avanzar a la final de la Liga oriental.

Algunas horas después del jonrón de Santos, otro cuadrangular, este de Yoelvis Fiss, puso de pie a los fanáticos de Ciego de Ávila y fue fundamental en el triunfo de su equipo sobre Villa Clara 5 carreras por 3. Parecía que los villaclareños, liderados por el aceptable pitcheo de su estrella, Freddy Asiel Álvarez, y el bateo de Ariel Pestano saldrían delante en el play off; sin embargo, los “Tigres” contraatacaron y su éxito deja atrás una larga cadena de derrotas iniciales en postemporada ante Villa Clara.

Tal y como se esperaba, el bateo villaclareño poco pudo hacer ante un pitcheo avileño que no estuvo bien en el torneo (octavo puesto), pero no por gusto la ofensiva naranja concluyó en la penúltima posición. ¿Jugada decisiva? La tonta discusión entre el receptor Ariel Pestano—quien cada vez luce más prepotente en un terreno—y el relevista Yolexis Ulacia. El lanzador se fue del partido por el fuerte intercambio de palabras con Pestano. Después vinieron los batazos y quizás esa remontada avileña signifique mucho más que comenzar delante en el play off.

Vea además:
Box score, Guantánamo 9 – 6 Granma
Box score, Ciego de Ávila 5 – 3 Villa Clara

Goles en silencio

Sánder Fernández (a la derecha) marcó 29 goles

Sánder Fernández (a la derecha) marcó 29 goles

Si alguien le preguntara a un seguidor del fútbol en Cuba por el resultado del Súper clásico español entre el Barcelona y el Real Madrid, probablemente este sería capaz de hacer una reseña completa del desafío, incluso podría criticar algunas decisiones de los técnicos; sin embargo, ¿qué ocurriría si se le interrogara por la actuación de Sander Fernández en el pasado campeonato nacional?

Las respuestas de ese fanático podrían ser varias, desde la admiración por los 29 goles que marcó el delantero de Ciego de Ávila, hasta un total desconocimiento de lo sucedido durante los últimos meses en los que 16 equipos lucharon por levantar el trofeo de la 95 edición del campeonato más antiguo que se celebra en Cuba.

El torneo 2009-2010 tuvo varias sorpresas. Quizás la más llamativa de todas haya sido que el campeón de las dos versiones anteriores, Cienfuegos, ni siquiera pudo avanzar a los cuartos de finales; mientras La Habana, que solo ganó seis partidos el año pasado, ahora llegó a la semifinal y concluyó en la cuarta posición.

Una vez más Villa Clara, el gran favorito, el equipo que más puntos obtuvo en la etapa clasificatoria—61—, el máximo ganador de títulos en la historia—10—, falló en los momentos decisivos y tuvo que conformarse con la medalla de bronce. Ninguna otra selección ha ganado más partidos en la última década que Villa Clara; sin embargo, en este período solo en dos ocasiones los villaclareños han alcanzado el trofeo, ¿qué sucede con el llamado “Expreso del centro”?

Seguir leyendo

Otra pelea en un estadio cubano

Jugada en segunda base...parece quieto. Excelente foto publicada en Cubadebate

¿Fue out? ¿Quieto? Ni siquiera las múltiples repeticiones en cámara lenta ofrecían una imagen clara sobre la más que polémica jugada en segunda base, durante el séptimo inning del primer juego de la final oriental entre Ciego de Ávila y Villa Clara.

Más allá de la decisión del árbitro (controvertida, porque existe una regla no escrita en la que se dice que los jueces nunca deben decidir un juego y lamentablemente ese “quieto”  permitió la carrera que decretó el triunfo villaclareño), lo que me motiva a escribir este breve post es la actuación del equipo avileño, encabezado por su director Roger Machado.

Todos se lanzaron al terreno y faltó poco, muy poco, para que hubiera golpes ¡otra vez ! en un estadio cubano. ¿De qué sirven las campañas, los llamamientos a la cordura si luego, en el terreno, ocurren estas cosas?

Los vídeos con la pelea entre Industriales y Sancti Spíritus le han dado la vuelta al mundo y la imagen—no solo del béisbol cubano—no ha salido muy bien parada, entonces no entiendo cómo es posible que el lanzador Maikel Folch, un hombre con experiencia, que sabe lo que él significa para Ciego de Ávila, haya perdido la cabeza de ese modo. Casi golpea al árbitro y se ganó la expulsión.

Maikel Folch perdió la cabeza

Maikel Folch (99) perdió la cabeza. Otra excelente imagen publicada en Cubadebate

¿Resultado? No podrá lanzar en dos partidos y su equipo, muy probablemente, quedará fuera de la añorada final.  ¿Resultado? Otro triste espectáculo en un juego de pelota cubano.

Vea además:
Industriales gana con soltura y Villa Clara con jugada polémica

A un strike de la gloria

El lanzador derecho avileño Alien Mora estuvo cerca de entrar en los libros de récords de la pelota cubana. Solo necesitaba un strike para convertirse en el segundo hombre en la historia de las Series Nacionales en lanzar un juego perfecto.

Alien, de 26 años, estuvo en una noche espectacular y retiró a 26 bateadores de Guantánamo con una facilidad extraordinaria. Al noveno inning llegó sin sobrepasar los 75 lanzamientos, lo cual demuestra su gran dominio…y la poca efectividad de los guantanameros, quienes concluyeron en el tercer lugar del bateo colectivo durante la etapa clasificatoria; pero han dejado una muy triste imagen en los play offs.

Ya Aliena había sacado dos outs y el bateador número 27 alcanzó el conteo de 2 strikes y dos 2 bolas. Un strike más, solo eso; sin embargo, tuvo mala suerte: su recta quedó en la zona alta y el guantanamero—zurdo—conectó una fuerte línea que se adentró en el jardín izquierdo y de esta manera desapareció la posibilidad del juego perfecto y del cero hits-cero carreras.

Entonces, el lanzador espirituano Maels Rodríguez se mantiene como el único que en las Series Nacionales ha tirado un juego perfecto. Aquel inolvidable desafío ocurrió en 1999, frente a Las Tunas. Algunos años después, el pinareño Pedro Luis Lazo también estuvo a un out de igualar la hazaña; aunque, al igual que le acaba de suceder a Alien Mora, los nervios le jugaron una mala pasada y el bateador 27 echó a perder la fiesta.

Vea todos los partidos de cero hits-cero carreras en la historia de las Series Nacionales

A %d blogueros les gusta esto: