Anuncios

Mi Columna Deportiva tiene dominio y hosting propio

¡Amig@s!

Mi Columna Deportiva ya tiene dominio y hosting propio, así que los invito a que visiten http://columnadeportiva.com , un sitio en el que he trabajado durante meses y que cuenta con un nuevo diseño más atractivo, una mejor organización de la información, así como mayor integración con las redes sociales.

Entonces, los que entren a esta versión anterior de mi blog, por favor, clic en http://columnadeportiva.com Gracias por leer mis artículos y por comentar en los que les parezcan más interesantes.

Anuncios

El legado de Juan Antonio Samaranch

Su muerte provocó una gran conmoción en el mundo. Miles de personas asistieron a su funeral y en distintos medios de comunicación aparecieron notas biográficas en las que los autores coincidieron en determinadas ideas alrededor del presidente honorario del Comité olímpico internacional (COI), Juan Antonio Samaranch: lo llamaron el “más influyente de los titulares” y el “hombre que salvó al olimpismo”.

Samaranch nació en Barcelona, en 1920, así que se entiende perfectamente su gran apoyo a la candidatura de la Ciudad Condal para la cita de 1992. Su primer encuentro con el deporte fue a través del hockey sobre patines y llegó a ser entrenador y presidente de la Federación española de esa modalidad entre 1954 y 1956.

La nación ibérica vivía bajo la dictadura de Francisco Franco y Samaranch fue escalando posiciones hasta ser nombrado Delegado nacional de educación física y deportes, un cargo en el que se mantuvo cuatro años. Luego ocupó la presidencia del Comité olímpico español.

De acuerdo con varias reseñas, Samaranch ingresó al COI en 1966 y en el organismo ejerció diversas funciones: jefe de protocolo y también vicepresidente (1974-1978). Un poco después, en 1980, optó por la presidencia y en la votación superó a los otros tres aspirantes.

Samaranch fue elegido como el séptimo titular del COI y sustituyó a Lord Killanin. Ya estaba más familiarizado con el escenario que tendría que dirigir, pues durante tres años había sido el embajador español en la entonces Unión Soviética y Mongolia; aunque su inicio en la máxima posición del organismo rector del movimiento olímpico resultó en extremo difícil.
Sigue leyendo

El rugby retorna a Cuba

El rugby para siete jugadores ya es un deporte olímpico; sin embargo, todavía no aparece reconocido de forma oficial en Cuba, una realidad que muchos esperan cambiar con la mayor brevedad y para lograrlo el torneo internacional que reunió a equipos de varios países en La Habana resultó un excelente primer paso.

La salida del béisbol del programa oficial de competencias de las citas estivales nos continúa doliendo, porque nada parece más importante en el universo deportivo cubano que las bolas y los strikes; pero es necesario afrontar el hecho e interiorizar que, al menos hasta 2020, la pelota estará fuera de las Olimpiadas. Su lugar fue ocupado por el golf y el rugby siete, así que darle la espalda a estas modalidades no luce una solución sensata.

Vea Fragmentos en vídeo de partido de rugby en La Habana
Sigue leyendo

Los récords de una Olimpiada polémica

La muerte de un atleta, protestas entre algunos pobladores por los excesivos gastos y fallas técnicas en la ceremonia de inauguración fueron algunas de las malas noticias que recibieron inicialmente los organizadores de los XXI Juegos Olímpicos de invierno, celebrados en Vancouver, Canadá; pero diecisiete días más tarde y 14 títulos canadienses cambiaron la percepción y la cita fue considerada como un gran éxito.

Por tercera ocasión en su historia Canadá acogió a unos Juegos Olímpicos y por segunda vez estos fueron de invierno. Montreal, 1976 y Calgary, 1988 no obtuvieron muy altas calificaciones en la organización y los resultados económicos tampoco fueron satisfactorios. En el plano deportivo, las cosas no funcionaron para los deportistas locales, pues no alcanzaron ni una medalla dorada.

El reto lucía enorme para los canadienses en Vancouver, una ciudad que ganó la votación más cerrada de todos los tiempos, al aventajar por apenas tres boletas a la surcoreana Pyeongchang.

Los récords comenzaron antes de que se iniciaran los Juegos, pues más de 2 mil 600 atletas dejaron atrás la marca impuesta en la anterior cita, Turín 2006. Además, 82 comités olímpicos nacionales inscribieron al menos a un deportista, una nueva primacía. Varias naciones debutaron en Olimpiadas de invierno y, como curiosidad, dos de ellas fueron latinoamericanas: Colombia y Perú; mientras Argentina volvió a ser el país más representado de la región.
Sigue leyendo

El béisbol dejó el Olimpo… ¿para siempre?

Cuba celebra un triunfo ¿podrá hacerlo otra vez en una Olimpiada?

Cuba celebra un triunfo ¿podrá hacerlo otra vez en una Olimpiada?

Cuando el cubano Yulieski Gourriel conectó el fácil roletazo que puso fin al partido por el título y desató la alegría entre los jugadores surcoreanos sobre el terreno de Wukesong, muchos comprendieron que, tal vez, habían presenciado el último out del béisbol en un torneo olímpico.

Unas horas antes de que Corea del Sur derrotara a Cuba en un cerrado desafío que promete ser recordado por un largo tiempo, desde las gradas del principal estadio chino—que afortunadamente no será derrumbado—el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), el belga Jacques Rogge, lució muy interesado en las explicaciones que le ofrecía Harvey Schiller, máximo dirigente del béisbol en el mundo.

Sigue leyendo

El legado del béisbol olímpico: de Estocolmo a Barcelona

Victor Mesa en Barcelona 1992

Víctor Mesa en Barcelona 1992

En la centenaria historia del béisbol su presencia en citas estivales se inscribe como uno de los puntos culminantes, aunque no todos le hayan concedido la importancia que realmente tuvo, en pretérito, porque la pelota realizó en Beijing 2008 su última presentación olímpica y su retorno al movimiento dependerá de la unión de tan diversos factores que no pocos muestran su pesimismo. Sigue leyendo

Mascotas olímpicas

Mascotas olimpicas

Mascotas olímpicas

Las mascotas han acompañado a los Juegos Olímpicos desde la cita estival de Munich, en 1972. Cobi, Waldi, Sam, Nini, Misha, detrás de estos simpáticos nombres está el esfuerzo de un gran grupo de personas que trabajaron durante meses para adaptar las características de una ciudad, de un país a un animal y así convertirlo en símbolo del evento deportivo más importante del planeta. Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: