Los Delfines cayeron en la tierra

9 sacks en dos cuartos...Horrible noche para Cutler

9 sacks en dos cuartos...Horrible noche para Cutler

7-6. Esa era el marcador en el Sun Life Stadium después de los dos primeros cuartos. Los Miami Dolphins iban delante por un punto sobre los New England Patriots. Otra vez la defensiva estaba jugando un rol protagónico. Todo esto cambió en apenas dos minutos. Brandon Tate recibió el kick-off de la segunda mitad y corrió 103 yardas para colocar delante en el marcador a su equipo y a partir de allí desapareció la defensa; mientras la ofensiva de Miami cometió error tras error. Un verdadero desastre.

Pat Chung bloqueó una patada de punt de los Dolphins que luego se convirtió en un rápido touchdown; luego el mismo Chung bloqueó un intento de gol de campo y los Patriots tuvieron a Kyle Arrington en el lugar exacto para recoger el ovoide y correr 35 yardas hasta la zona final de Miami. Por último, otra vez Chung interceptó a Chad Henne. 41-14, un marcador que refleja claramente lo que sucedió en los dos cuartos finales. La ofensiva de los Dolphins poco pudo hacer, la defensa tampoco frenó a los Patriots. Muy mal Henne, con sus tres intercepciones, aunque las cosas no mejoraron con Tyler Thigpen quien también fue interceptado. No hizo falta Randy Moss.

En sus dos presentaciones en casa, los Dolphins permitieron ¡72! puntos a los Jets y Patriots, los rivales de fuerza en su división, pues los Bills no representan un serio peligro para nadie. Los Dolphins llegan a su semana de descanso con demasiadas interrogantes. ¿Qué imagen mostrarán en 15 días, la del equipo con férrea defensa que detuvo a los Vickings o el que se desplomó ante los Patriots?

OTRAS COSAS QUE ME LLAMARON LA ATENCIÓN DE LA 4TA SEMANA
– Increíble el récord de Cutler, el mariscal de los Bears, pues 9 sacks en la primera mitad es demasiado. ¿Dónde estaba la línea ofensiva de Chicago?
– Los Bengals perdieron un partido en el que salían como amplios favoritos; no obstante, al menos tuvieron la buena noticia de ver a Terrell Owens capturar 10 pases, que significaron 222 yardas.
– A McNabb le aplaudieron en su regreso a Filadelfia. Claro, antes de que comenzara el partido. Imagino que los fanáticos de los Eagles tengan los dedos cruzados para que la lesión de Michael Vick no sea tan seria como lució.
– Lo de los Detroit Lions ya ha sido demasiado. Quizás solo comparables con los Piratas de Pittsburgh, en las Mayores. Los Lions han perdido ¡23! partidos consecutivos fuera de casa. Si tenemos en cuenta que en una temporada cada equipo tiene 8 juegos de visitantes, es fácil sacar la cuenta.
– El gol de campo de Scobee, a ¡59! yardas, sin tiempo en el reloj, dejó estupefactos a los Colts y no es para menos. A pesar de los buenos números de Peyton Manning, Indianápolis tiene ya dos derrotas.

Anuncios

Los Jets destruyeron el plan defensivo de los Dolphins

En sus dos primeros partidos de la temporada la defensa de los Miami Dolphins se las había arreglado para permitir menos de dos touchdowns a cada equipo (Bills y Vikings); pero Mark Sánchez, el mariscal de campo de los Jets de Nueva York, representó un reto superior (todavía Favre no está en óptima forma) y la secundaria de los Dolphins no pudo frenar los lanzamientos. Dos de estos pases, capturados por Braylon Edwards, salvaron el partido para los visitantes en la apertura de la temporada en Miami.

El primer de ellos, en el tercer cuarto, funcionó para que Edwards agarrara el ovoide y corriera hasta la zona final, para un touchdown de 67 yardas que puso delante en el marcador a los Jets por 17 a 14, luego que Chad Henne había dado la ventaja temporal a los Dolphins, con su pase touchdown a Brandon Marshall.

La otra atrapada de Edwards, de 20 yardas, en tercero y diez, con muy pocos minutos por jugar en el cuarto final y Miami detrás por solo un punto, posibilitó que la serie ofensiva de los neoyorquinos continuara viva y más adelante LaDainian Tomlinson se las arregló para anotar el touchdown que sepultó las esperanzas de los Dolphins.

De cualquier forma, hubo tiempo para la remontada, pues Henne condujo al equipo hasta la yarda 5 y 34 segundos en el reloj es suficiente para avanzar esa corta distancia; sin embargo, el mariscal fue interceptado y así terminó el invicto de los Dolphins.
Esta fue una derrota doblemente dolorosa, pues fue como local y, especialmente, ante un rival de la división. Los Jets, después de su débil comienzo ante los Ravens, han mostrado lo que se esperaba de ellos: mucha ofensiva y ciertos destellos de coordinación defensiva, elementos estos que los convierten en los más serios candidatos al título del Este de la Conferencia Americana.

DE LA TERCERA SEMANA
El gol de campo de 29 yardas que falló el pateador de los Saints de Nueva Orleans ante Atlanta, en tiempo extra, pesará al final de la campaña, cuando probablemente ambos equipos lleguen con marcas muy similares.
Además, el “peleador de perros”, Michael Vick volvió a lucir bien como titular de los Philadelphia Eagles y aportó 4 touchdowns y me gustó mucho el que logró por tierra, con un avance de 17 yardas. Aquí reapareció el mejor estilo de Vick, en los tiempos en que asombraba a todos por su condición atlética con los Falcons.

Impresionante lo de los Steelers sin Big Ben. 3-0 es más de lo que se podía esperar con el veterano mariscal Charlie Batch. Ningún otro equipo de la Americana ha sido más convincente que Pittsburgh.

Dos selecciones necesitaban ganar a toda costa para evitar una mayor humillación y lo consiguieron. Excelente la victoria de los Cowboys ante los hasta entonces invictos Texans, como visitantes. Lo mismo podía decirse de los Vikings. Favre quedó por debajo, aunque las 160 yardas del potentísimo corredor Adrian Peterson salvaron el día. Es cierto que el rival fue Detroit; pero por el momento respiran con más fuerza en Minneapolis.

La defensa de los Dolphins detuvo a Favre

A sus 40 años volvió a lucir lento, su puntería estuvo ausente y para colmo de males, la defensa de los Miami Dolphins no le dio un minuto de respiro. Son demasiados partidos en su espalda, poco entrenamiento en el verano, a lo que se unió la falta de varios de sus jugadores principales de la línea ofensiva. Todo esto propició que Brett Favre tuviera su peor día como mariscal de campo de los Minnesota Vikings.

En todo 2009, cuando Favre ilusionó a los Vikings con el Súper Bowl y estuvo muy cerca de llevar a su equipo al partido más importante del año, solo lanzó en el Metrodome  dos intercepciones. En la tarde del domingo, ante los Dolphins, sus pases fueron interceptados en tres ocasiones; además, su rating de eficiencia como mariscal resultó casi ridículo: 44,3.

Una vez más la ofensiva de los Dolphins estuvo ausente, así que volvió a corresponderle a la unidad defensiva ganar el partido y lo lograron de una manera espectacular: detuvieron al corredor más temido (me parece mucho más completo que Chris Johnson) de la NFL, Adrian Peterson, en cuarto down, en la yarda uno, con pocos minutos por jugar y apenas cuatro puntos de ventaja en el marcador.

Los Vikings dejaron a los Dolphins en solo 226 yardas y esto es muy preocupante. Cierto que el equipo ha comenzado con 2-0 por primera vez desde 2002; pero la poca efectividad de Chad Henne, quien solo lanzó el balón en 14 oportunidades y conectó en 9, de seguro ha despertado no pocas dudas entre los seguidores de los Dolphins.

De las series ofensivas, quizás la única impresionante fue en la que Brandon Marshall capturó un pase de 46 yardas de Henne y luego los Dolphins escenificaron cuatro jugadas de wildcat (yo pensé que esta formación, que produjo pocos resultados en 2009, iba a desaparecer con Marshall) que concluyeron en un touchdown de Ronnie Brown.

DE LA SEGUNDA SEMANA
El partido que más esperaba terminó con una aplastante victoria de Big Manning sobre el pequeño Eli. Los dos hermanos, con un anillo de Súper Bowl cada uno, volvieron a enfrentarse y Peyton aplastó a Eli, por 38 a 14; además, los Jets dejaron atrás el desastre de la semana anterior, con un excelente triunfo sobre los Patriots, por 28 a 14; aunque probablemente la pérdida por lesión de Revis será muy dolorosa. Muy mal el inicio de los Cowboys, especialmente de su pateador que falló un gol de campo, en el cuarto final, que pudo empatar el partido.
Michael Vick regresó a la titularidad de la NFL y aunque frente a él tuvo a la pobre defensa de los Lions, no se puede negar que el “peleador de perros” tuvo una tarde magnífica, con 237 yardas aéreas, dos touchdowns y 37 yardas por tierra.

El retorno del poder defensivo de los Miami Dolphins

Después de cinco temporadas consecutivas en las que comenzaron con una derrota, los Miami Dolphins mostraron ante Buffalo Bills varias de las armas que utilizarán en los próximos meses: férrea defensa y un ataque combinado, sin mucho brillo, pero efectivo.

El triunfo fue doblemente importante porque se logró ante un rival de la fortísima división este de la AFC. Además, los Dolphins parece que intentan regresar a la que fue su principal fortaleza histórica: la defensa. En la campaña anterior, el equipo culminó en la vigésimo segunda posición entre las unidades defensivas, con 379 yardas permitidas por encuentro (¡horrible!, sus peores números desde 1989) y esto fue factor fundamental para el récord negativo de 7-9. En el receso, los Dolphins hicieron varios movimientos interesantes, desde contratar a un nuevo coordinador defensivo, Mike Nolan, hasta firmar al linebacker Karlos Dansby.

En su debut como Dolphin, Dansby le hizo un sack a Trent Edwards y contribuyó con sus 8 tackles a mantener a la ofensiva de los Bills en solo ¡166! yardas. De acuerdo, Buffalo está condenado a terminar en la última posición del Este y queda por ver cómo funcionará la secundaria de Miami ante rivales más potentes, pero nadie podrá negar que lo visto en el primer partido de la temporada, al menos defensivamente, resultara esperanzador.

Por la parte ofensiva, el recibidor abierto Brandon Marshall estuvo todo el tiempo en la mira de Chad Henne quien lo encontró en ocho ocasiones, para 53 yardas; pero el mariscal de campo falló 13 de sus lanzamientos y el ataque terrestre tampoco intimidó a los Bills, De cualquier manera, ganar como visitante, ante un contrario de la división es un muy buen inicio. Veremos qué sucede en el Metrodome, ante unos Vikings que hicieron muy poco ante los Saints.

DE LA PRIMERA SEMANA
Tres sorpresas en mi opinión: el convincente triunfo de Houston sobre los Colts, lo cual es una clarísima señal de que Peyton Manning no tendrá un camino fácil para ganar la división; el pobre desempeño de los Cowboys ante Washington, especialmente por la absurda cifra de penalidades ¡12! que decidieron el partido y, por último, los que pensábamos que los Patriots tendrían una larga temporada, al menos en el debut Brady ganó cada dólar de su multimillonaria extensión y aunque Wes Welker quizás no esté del todo recuperado de su seria lesión, lució bien y ni hablar del “dúo de la historia”, Ochocinco y Owen.

Los Miami Dolphins sin la ofensiva Wildcat

Finalmente los Miami Dolphins tienen lo que tanto añoraban: un estelar recibidor abierto. Quizás me digan que Chris Chambers lo era en su momento, pero sus números nunca fueron tan impresionantes. La llegada de Brandon Marshall animó a todos los que seguimos al equipo floridano; aunque no soy tan optimista para la temporada 2010-11 de la NFL.

El calendario esta vez será más benévolo con los Dolphins, pues el año pasado tuvieron que enfrentar a rivales ciertamente muy complicados; pero no se puede olvidar que están en una fortísima división, en la que casi todas las demás selecciones han reforzado sus plantillas.

Con Marshall como principal “arma ofensiva”, tal vez la tan mencionada formación “wildcat” aparezca menos en el esquema del director técnico Tony Sparano y de seguro los coordinadores defensivos lo pensarán más de dos veces antes de situar formaciones contra la carrera, lo cual abrirá, de seguro, más huecos para que Ronnie Brown y Ricky Williams conduzcan el ovoide.

El mariscal de campo luce prometedor. Si en su primera campaña, Chad Henne recibió más intercepciones que touchdowns enviados (14 por 12), me parece que este es su año definitorio. Y no creo que todos los equipos de la NFL tengan en el banco a un mariscal de reserva como Chad Pennington.

La división Este quizás sea la menos fuerte de la Conferencia Americana, junto con el Oeste; aunque eso no significa que clasificar sea algo fácil. Los Jets de Nueva York reforzaron notablemente su nómina. Muchos piensan que el corredor LaDainian Tomlinson está acabado y de seguro sus mejores años ya pasaron; pero todavía me parece que le quedan cosas por hacer en la NFL y la defensa mejorará con la llegada de Antonio Cromartie y Jason Taylor. Los Patriots no tuvieron grandes cambios en su roster, y Wes Walker es una incógnita; además de que su ataque por tierra no parece preocupar a las unidades defensivas de los rivales (ni siquiera Lawrence Maroney) y de los Bills…quedará por ver si Marshawn Lynch acaba de despegar.

El último salto de los Miami Dolphins

Los Dolphins tuvieron que recurrir a Thigpen su tercer mariscal en el último desafío

Los Dolphins tuvieron que recurrir a Thigpen su tercer mariscal en el último desafío

Los Miami Dolphins terminaron la temporada 2009-2010 de la misma manera en que la comenzaron: con una cerrada derrota, esta vez frente a los campeones del SuperBowl 2009, los Pittsburgh Steelers.

Es el momento de analizar una campaña en la que se cumplió—lamentablemente, debo admitir—mi pronóstico de septiembre cuando aseguré que el fortísimo calendario le impediría a los Dolphins regresar a los play offs.

No obstante, también debo admitir que me sorprendió el gran repunte de los Dolphins, después de iniciar con tres desalentadoras derrotas de forma consecutiva. Para colmo de males, el mariscal Chad Pennington sufrió una lesión que lo alejó definitivamente del equipo.

Sin embargo, con la única excepción del revés sufrido ante los Chargers, los otros descalabros de los Dolphins fueron con marcadores muy reñidos (Colts, Falcons, Saints, Patriots, Titans, Steelers), algo muy similar pudiéramos decir de los éxitos alcanzados sobre los Jets (en dos ocasiones), Tampa Bay y New England.

Después de la baja de Pennington, el segundo mariscal, Chad Henne ocupó su lugar. Me parece que muy pocos confiaron en Henne y este ciertamente cometió errores muy graves en momentos cruciales, pero bajo su liderazgo Miami ganó siete desafíos.

Seguir leyendo

Los Miami Dolphins ¿regresarán a los play offs?

Los Dolphins intentarán regresar a los play offs

Los Dolphins intentarán regresar a los play offs

La NFL está a punto de comenzar su temporada regular. Esto no interesa mucho en Cuba donde las informaciones y transmisiones de los medios parecen concentrarse alrededor de unos pocos deportes. No importa que en la televisión nacional continuamente coloquen películas donde esta modalidad ocupa un lugar central, quizás por eso no me sorprenden las continuas confusiones entre el rugby—y más ahora que será un deporte olímpico— y el fútbol americano.

Desde 1996, cuando comencé a entrar en contacto con la NFL, he seguido a los Miami Dolphins; aunque no oculto mi predilección por los Denver Broncos y los Pittsburgh Steelers; mientras de la Conferencia Nacional prácticamente no me interesa ningún club. Dicen que los buenos fanáticos se mantienen junto a su equipo en las buenas y en las malas y los Dolphins han tenido años erráticos desde que el mariscal Dan Marino dijo adiós definitivamente al juego.
Seguir leyendo

A %d blogueros les gusta esto: