Villa Clara, ¿cuál es la excusa ahora en la pelota?

Vladimir García...imbateable en un juego decisivo

Vladimir García...imbateable en un juego decisivo

El segundo peor equipo ofensivo de la 50 Serie Nacional de béisbol esperó hasta los últimos dos partidos del play off contra Ciego de Ávila para mostrar las enormes deficiencias de sus jugadores con el bate en la mano. Hace 16 años que una selección villaclareña no gana un título; pero en este campeonato ni siquiera se acercó a romper esa penosa cadena de derrotas.

Escribo estas líneas después de presenciar el séptimo desafío, el único encuentro decisivo en la historia de los play off de las Series Nacionales que ha concluido 1 carrera por 0 y por más que intento mantener el “balance periodístico”, mis pensamientos son muy pesimistas y en ellos prima la decepción después de otra enorme debacle del equipo que he seguido siempre.

No creo que sea una coincidencia que en los últimos dos play off, Villa Clara haya sido incapaz de triunfar en un sexto y séptimo desafío. Sucedió en la final del año pasado, ante Industriales; acaba de repetirse ahora, frente a Ciego. En el recuento de un revés, los directores casi nunca la pasan bien; sin embargo, esta vez las críticas contra Eduardo Martín Saura están más que justificadas.

Veamos dos errores de béisbol infantil en el decisivo encuentro vs. Ciego:

– Séptimo inning. Abre Ariel Pestano y conecta apenas el ¡segundo! indiscutible ante el lanzador abridor Vladimir García. Le correspondía batear al designado, Yulexis la Rosa, un hombre que en la temporada regular tuvo…4 toques de sacrificio, en 223 comparecencias al bate. El toque era la jugada indicada y fue la que ordenó Martín, pero con ¡la Rosa! En el banco tenía a jugadores más acostumbrados a sacrificarse y también con mayor velocidad, como Dian Toscano o Yandy Díaz. ¿Resultado? Toque de frente a García quien fácilmente retiró a Pestano en segunda base.

– Noveno capítulo. Dos outs y Ariel Borrero conecta un imparable al jardín izquierdo. ¿La lógica? Sustituir al muy lento defensor de la primera base, por alguien más rápido. Esa era la carrera del empate, en la última oportunidad ofensiva. ¿Qué hizo el director villaclareño? ¡Espero a que Ariel Pestano recibiera el primer strike, para entonces, solo entonces, enviar un sustituto por Borrero!

Son solo dos detalles de un fracaso que comenzó tres días atrás, en el estadio “Sandino”, de Santa Clara, cuando los lanzadores villaclareños, líderes colectivos en promedio de carreras limpias, no lograron mantener la pelota dentro del terreno. Un fracaso que se avizoraba luego del descolorido revés en el sexto desafío. Villa Clara perdió la iniciativa y así se escapó el play off.

¿Dónde estaban las “posibilidades tácticas” del equipo? Porque las continuas y fracasadas jugadas de corrido-y-bateo no funcionaron; ¿dónde quedaron los intentos por “mover” al increíblemente controlado García? ¿Por qué la insistencia en buscar largas conexiones, cuando era evidente que el viento estaba en contra de los bateadores? Preguntas y más preguntas, mientras termina la noche del domingo 3 de abril, una fecha que de seguro recordarán los seguidores de los llamados “Tigres de Ciego de Ávila”, porque fue el día en que, finalmente, dejaron atrás la “maldición” que decía que ellos eran incapaces de vencer a Villa Clara. Lástima que ese haya sido, probablemente, el último partido del torpedero Eduardo Paret.

Otro revés cubano en el Pre-Mundial de béisbol

¿Qué pasará con Pedro Luis Lazo?

¿Qué pasará con Pedro Luis Lazo?

Los diferentes equipos estadounidenses le han tomado la medida exacta a la selección nacional cubana de béisbol. No importa si la nómina está compuesta por jugadores AA, AAA, ex-Grandes Ligas, lo cierto es que han dominado en el último lustro a Cuba. Solo recuerdo ahora dos triunfos importantes de los cubanos y estos ocurrieron en la Olimpiada de Beijing, en 2008.

En el resto de los partidos, desde el preolímpico en La Habana, en 2006, hasta las dos derrotas en la discusión del título Mundial, en 2007 y 2009, los norteamericanos han controlado a la ofensiva cubana. Algo parecido acaba de suceder en el último juego de la segunda ronda del torneo pre-Mundial que tiene lugar en San Juan.

El abridor Chris Archer, de AA, ponchó a 10 bateadores en seis inning, sin bases por bolas y apenas dos imparables. Su equipo lo apoyó con un bateo oportuno que incluyó el doble del tercer bate, con dos outs, que impulsó las dos primeras anotaciones; además, la defensiva antillana volvió a fallar en un momento de tensión y el error de Héctor Olivera abrió las puertas a la tercera carrera norteña. Del otro lado, Vladimir García cada vez que lanzó la recta en zona recibió un batazo fuerte y ante bateadores más acostumbrados a ver pitchers veloces, pues poco pudo hacer con su recta de más de 90 millas; aunque, ciertamente, los problemas de Cuba estuvieron, otra vez, en el bateo.

Dos cosas me llamaron la atención: el escaso trabajo ofrecido a Pedro Luis Lazo quien solo ha salido en una ocasión al montículo, ante Argentina, y ver a Michel Enríquez capturar batazos de foul, nada menos que en el área de calentamiento de los lanzadores.
El revés ante Estados Unidos no significa nada, al menos desde el punto de vista matemático. Con sus dos fracasos, Cuba culminó en la segunda plaza; pero anímicamente no ayuda en nada ceder ante el adversario que parece el gran favorito para alcanzar el título en este torneo, conocido por varios nombres: Copa América, Pre-Mundial y Pre-Panamericano.

Otro fácil triunfo cubano ante Nicaragua

No hay mucho que relatar: la preselección nacional de Cuba venció por nokout a Nicaragua, 11 a 0, en el segundo juego del tope de preparación y los lanzadores cubanos fueron tan dominantes que apenas permitieron dos imparables.

El juego de los visitantes fue muy pobre, especialmente la defensiva (4 errores) que abrieron las puertas a varias carreras. Sí me pareció muy preocupante que la ofensiva cubana no lució bien; aunque Frank Camilo Morejón dio un paso importante en su intento por ganar el puesto como segundo receptor, por detrás de Ariel Pestano. Es cierto que Cuba ganó con facilidad y por fuera de combate, pero en esto influyó el enorme descontrol de los lanzadores relevistas nicaragüenses, ya que al abridor, Julio Raudez, solo pudieron marcarle dos anotaciones, ambas sucias, por un error del campo corto Edgar López quien ha estado horrible en esa posición.

Como se esperaba, Martín Saura introdujo cambios en la alineación y colocó a un equipo diferente al del día anterior. De los hombres que jugaron, quizás solo Giorvis Duvergel, Alexei Bell o Alexander Malleta tengan alguna posibilidad de ser regulares, pues el resto luchará por un puesto en la nómina de 24; pero saben que ninguno abrirá el primer día del torneo pre-panamericano en Puerto Rico. El interés internacional por este evento cada vez desciende más, pues ante la muy posible ausencia de República Dominicana por falta de financiamiento, se confirmó la no participación de México.

El pitcheo volvió a ser lo más destacado por Cuba. Vladimir García estuvo imbateable. Nicaragua nunca será un buen medidor, pero no se puede negar que el lanzador avileño es el pitcher más impresionante de la pelota cubana y ojalá se mantenga en la Serie Nacional por un largo tiempo. Sin apenas esforzarse, a Vladimir solo le sacaron la pelota del cuadro en una oportunidad. Los otros que lo sustituyeron (Norberto González, Jonder Martínez y Alexis Rodríguez) tampoco tuvieron que esforzarse mucho para dominar a la débil ofensiva nica.

A %d blogueros les gusta esto: