Seis décadas de béisbol en las pantallas cubanas

Las imágenes nos llegan en el mismo momento en que un jugador conecta un batazo o un lanzador poncha a su rival. Algunos lo llaman “la magia de la televisión”; mientras otros prefieren centrarse en los elementos técnicos, cada vez más avanzados, que permiten explicar esa “magia”.

En Cuba ha crecido la cobertura televisiva en la última década y la mayoría de los eventos deportivos múltiples llegan en vivo a los
hogares; aunque tal vez muchos no conozcan que seis décadas atrás, la sorpresa fue general cuando por la pequeña pantalla apareció, por primera vez, un estadio de béisbol.

La televisión cubana inició oficialmente sus transmisiones el 24 de octubre de 1950. Ese día los pocos que contaban con el dispositivo recibieron en sus pantallas la señal proveniente del Palacio Presidencial. La imagen inicial fue la del presidente Carlos Prío Socarrás quien leyó un breve discurso con el que dejó inaugurado el Canal 4 que tenía sus receptores en las calles Mazón y San Miguel, donde hoy radica el Canal Habana.

Apenas una semana después de realizarse la primera transmisión, las cámaras del Canal 4 de Unión Radio Televisión llevaron las incidencias del partido entre los Elefantes de Cienfuegos y los Leones del Habana, correspondiente a la Liga profesional, en el Gran Stadium del Cerro. Los Leones ganaron el desafío por amplio margen de 13 carreras a 5; aunque más allá del resultado, lo importante fue la gran repercusión nacional que tuvo aquella noche.
Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: