Debates presidenciales en el ajedrez: ¿una nueva escisión?

No pocos pensaron que después del brillante éxito del indio Viswanathan Anand en el match contra el búlgaro Veselin Topalov la estabilidad del ajedrez estaba garantizada; sin embargo, la fortísima lucha por la presidencia de la Federación internacional (FIDE) que protagonizan el actual titular, Kirsan Ilyumzhinov y Anatoly Karpov podría dividir, una vez más, al juego ciencia.

En unos pocos meses—septiembre—se realizará la tan esperada votación en el Congreso de la FIDE y no sería exagerado escribir que nunca antes una elección había despertado tanto interés entre los practicantes, especialistas y seguidores del ajedrez. Ilyumzhinov ha manejado con rumbo incierto a la organización durante 15 años y en ese período no apareció nadie con posibilidades reales de sucederlo en la presidencia; pero Karpov luce, hasta el momento, como el gran favorito.

Ilyumzhinov tiene varios argumentos en su contra y muchos millones de dólares a su favor. Este hombre dice haber invertido enormes cifras de su amplísimo patrimonio en promocionar el deporte; aunque desde las oficinas de la campaña de Karpov, en Nueva York, le recordaron algunos de sus fallidos proyectos: la gestión comercial de la FIDE, el crecimiento global del juego, el Grand Prix de ajedrez rápido y la llamada “Ciudad del ajedrez”, en Dubai.
Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: