La figura más mediática del Mundial

El pulpo Paul y sus "predicciones"

El pulpo Paul y sus "predicciones"

No fue Diego Forlán, elegido como el mejor jugador de la Copa; tampoco el alemán Bastian Schweinsteiger, el que más kilómetros recorrió sobre las canchas, con 79, ni siquiera Andrés Iniesta quien marcó el gol que propició la primera estrella en el vistoso uniforme español. La “figura” más mediática del Mundial de Sudáfrica estuvo a miles de kilómetros de Johannesburgo y nunca en su vida de dos años ha visto un balón de fútbol; pero no pocos fanáticos confiaron ciegamente en las “predicciones” del pulpo Paul.

Como todos los pulpos, Paul tiene tres corazones, sangre azul, y un excelente “sentido del tacto” en sus ocho patas. Nadie se atrevería a mencionar a un animal más famoso en la actualidad que este cefalópodo que habita en el acuario Sea Life, en Oberhausen, al oeste de Alemania. Las razones para que su nombre apareciera en las noticias de importantes medios del mundo es una sencilla: Paul “eligió” correctamente a los ganadores en ocho partidos de la Copa, entre ellos la gran final.

Antes de cada juego de la selección alemana, los cuidadores del acuario colocaban en la pecera donde vivía Paul dos urnas, con la bandera de las naciones que disputarían el encuentro. Dentro de cada una había una almeja. El pulpo tenía que decidir y en las ocho ocasiones eligió la almeja del equipo que terminó con la victoria. No se podrá decir que Paul era un pulpo fanático del país que lo acogió, pues “predijo” la derrota germana frente a Serbia y también contra España, en la semifinal.
Sigue leyendo

Las supersticiones detrás del pulpo Paul

El Mundial de fútbol le importa a todos, incluso a los animales y en estos días ninguno ha sido más famoso que el pulpo Paul, de dos años de “edad” y que habita, imagino que contra su voluntad, en el acuario alemán Sealife, en Oberhausen; aunque acabo de ver por ESPN que Paul, en realidad, es de “nacionalidad”británica.

Lo curioso de este pulpo es que parece tener la “habilidad” de acertar el equipo que ganará los partidos de más difícil pronóstico. Todos los días los cuidadores del animal le colocan en el agua dos urnas con alimento dentro. Cada una de ellas tiene pintada la bandera de las selecciones involucradas en un partido decisivo. Paul se toma su tiempo en elegir, pero hasta el momento no se ha equivocado y cada vez que opta por el alimento de una urna, ese país termina con el triunfo. Funcionó en el desafío de octavos de final entre Alemania e Inglaterra; también con Alemania y Argentina y ahora Paul ha “visto” el triunfo de España sobre los teutones en la segunda semifinal del Mundial sudafricano.

Bien, hasta aquí pudiera ser igual a cualquier nota publicitaria de las tantas que abundan en Internet. Con tantas cosas que decir sobre el fútbol, me parece increíble que mañana tras mañana los medios de comunicación (incluso los más prestigiosos) se concentren alrededor de la pescera donde “habita” Paul para ver en cuál urna colocará sus tentáculos el curioso pulpo. Eso no debería ser noticia; aunque en un mundo donde el técnico francés confiaba más en Tauro y Capricornio que en la calidad de sus jugadores (si alguien tiene dudas sobre la incapacidad de Raymond Domenech, le pueden preguntar a Karim Benzema) y en el mismo mundo en el que Diego Armando Maradona besaba constantemente un supuesto talismán que tenía en su mano que quizás no le “autorizó” a realizar los cambios necesarios cuando su equipo perdía 0-1 ante Alemania, pues entonces es normal que ESPN, RAI; TVE; Meridiano TV y tantas otras le ofrezcan una “cobertura especial” a Paul el Pulpo.

A %d blogueros les gusta esto: