El fin de la mítica de los New England Patriots

Brady lució muy mal ante la defensiva de los Ravens

Brady lució muy mal ante la defensiva de los Ravens

Desde el mismo primer snap del partido, cuando Ray Rice tomó el balón y corrió 83 yardas para abrir el marcador hasta la última jugada del período final, todo pareció funcionar a la perfección para los Baltimore Ravens, un equipo que aplastó a los New England Patriots 33-14 en lo que se pudiera calificar como la mayor sorpresa del primer fin de semana de los play offs de la NFL, quizás no tanto por el resultado, sino por la forma en que se produjo.

Todavía no había transcurrido un cuarto y ya los Ravens iban delante nada menos que 24 a 0. Las frías temperaturas y las malas decisiones tomadas por el mariscal Tom Brady acallaron al siempre ruidoso Gillete Stadium, en Foxboro. ¿Qué pasó con la defensa terrestre de los Patriots? Sencillamente no existió.

Un fumble, luego dos intercepciones casi consecutivas y como era de esperarse, los Patriots se desmoronaron. Un equipo famoso por jugar muy bien los encuentros decisivos, mostró su peor rostro. De nada vale recordar los momentos de gloria de la franquicia, cuando ganó en la década anterior 3 Super Bowl. Estos Patriots, aunque Belichick siga como entrenador en jefe y Brady continúe liderando la ofensiva, no se parecen en nada a aquellas versiones.

De los Ravens casi todo son elogios, especialmente el plan ideado por Cam Cameron, pues le dieron una preponderancia tal a los acarreos de Rice y McGee que el mariscal Joe Flacco—quien no estuvo muy bien—apenas tuvo que esforzarse en lanzar el balón. Los Patriots tuvieron una marca de 8 y 0 en casa y habían ganado 11 desafíos consecutivos en play offs. Adiós a los dos récords. Fin de la temporada. ¿El fin de Belichick?
Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: