El fin de la mítica de los New England Patriots

Brady lució muy mal ante la defensiva de los Ravens

Brady lució muy mal ante la defensiva de los Ravens

Desde el mismo primer snap del partido, cuando Ray Rice tomó el balón y corrió 83 yardas para abrir el marcador hasta la última jugada del período final, todo pareció funcionar a la perfección para los Baltimore Ravens, un equipo que aplastó a los New England Patriots 33-14 en lo que se pudiera calificar como la mayor sorpresa del primer fin de semana de los play offs de la NFL, quizás no tanto por el resultado, sino por la forma en que se produjo.

Todavía no había transcurrido un cuarto y ya los Ravens iban delante nada menos que 24 a 0. Las frías temperaturas y las malas decisiones tomadas por el mariscal Tom Brady acallaron al siempre ruidoso Gillete Stadium, en Foxboro. ¿Qué pasó con la defensa terrestre de los Patriots? Sencillamente no existió.

Un fumble, luego dos intercepciones casi consecutivas y como era de esperarse, los Patriots se desmoronaron. Un equipo famoso por jugar muy bien los encuentros decisivos, mostró su peor rostro. De nada vale recordar los momentos de gloria de la franquicia, cuando ganó en la década anterior 3 Super Bowl. Estos Patriots, aunque Belichick siga como entrenador en jefe y Brady continúe liderando la ofensiva, no se parecen en nada a aquellas versiones.

De los Ravens casi todo son elogios, especialmente el plan ideado por Cam Cameron, pues le dieron una preponderancia tal a los acarreos de Rice y McGee que el mariscal Joe Flacco—quien no estuvo muy bien—apenas tuvo que esforzarse en lanzar el balón. Los Patriots tuvieron una marca de 8 y 0 en casa y habían ganado 11 desafíos consecutivos en play offs. Adiós a los dos récords. Fin de la temporada. ¿El fin de Belichick?
Sigue leyendo

¿Quiénes avanzarán al XLIV SuperBowl?

Norv Turner y los Chargers ¿favoritos al SuperBowl?

Norv Turner y los Chargers ¿favoritos al SuperBowl?

Los play offs de la NFL ocupan los principales titulares mediáticos y es que aunque el béisbol se mantenga, al menos en papeles como el deporte nacional norteamericano, creo que el fútbol americano ha sobrepasado, por mucho, a la pelota. En la actual temporada dos entrenadores tienen muy nerviosas a las personas, en términos generales, en el Super Bowl betting cuando se escribe o habla de los tips en las apuestas.

El primero de los entrenadores es Norv Turner, quien es probablemente el eslabón más débil de los San Diego Chargers, que tienen los Super Bowl Odds de +400 y con estas cifras están en la segunda posición en la AFC, detrás de los Indianapolis Colts (+300). La ofensiva de los Chargers (ahora con LaDainian Tomlinson incorporado plenamente al ataque) es la gran favorita para enfrentarse a los Colts en el partido de campeonato de la AFC. Veremos qué pasa.

Si Nov Turner tiene presión, al menos por el momento el entrenador Wade Phillips, de los Vaqueros de Dallas (+1000) puede respirar con tranquilidad, después de su éxito ante los Eagles. Como sabemos, ambos hombres pueden vanagloriarse de contar con ofensivas poderosas, jugadores estelares y experiencia en los play offs; pero no han tenido mucha suerte en esta fase de la temporada, pues el récord de Turner es de 4-3 y Phillips acaba de obtener su primer triunfo, por lo que mejoró su marca hasta 1-4.

Entonces, mi SuperBowl ideal sería entre Colts y Cowboys; aunque para llegar hasta allí los Cowboys tendrán que pasar por encima (y esto promete ser muy difícil) del “rejuvenecido” Brett Favre y los Vikings y probablemente sobre Drew Brees y sus impresionantes Saints, una selección que concluyó la clasificatoria con tres reveses consecutivos, sin embargo, no le concedo tanta importancia a esto, pues ellos podrán haber perdido el “momentum”, pero su calidad es innegable.

La caída de los favoritos en la NFL y el gran vuelo de los Eagles

McNabb guió a los Eagles al partido de campeonato

McNabb guió a los Eagles al partido de campeonato

Muchas veces se ha escrito que una cosa es la temporada regular y otra bien diferente los play offs. Esta sentencia cobra mayor fuerza si ese play off es de un solo partido. El famoso “momento” en que llegan las selecciones a ese encuentro decisivo es fundamental y quedó demostrado en la segunda semana de los partidos de postemporada de la NFL, cuando tres de los cuatro sembrados—New York Giants, Carolina Panthers y Tennessee  Titans—quedaron eliminados y solo uno de ellos—los Titans— ofreció una verdadera resistencia; mientras los otros dos cayeron ampliamente ante equipos que no fueron considerados favoritos.

La escena queda lista para que Pittsburgh y Baltimore, las dos grandes defensivas de la Conferencia Americana, luchen por un puesto en el Super Bowl XLIII; mientras en la Nacional, las dos mayúsculas sorpresas, Philadelphia y Arizona, intentarán alcanzar el ansiado juego que pocos, para no ser absolutos, predijeron que alguno de ellos llegaría.

Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: