Roy Halladay, casi perfecto en un play off

Dos momentos inolvidables: Larsen, en 1956, Halladay, en 2010

Dos momentos inolvidables: Larsen, en 1956, Halladay, en 2010

Roy Halladay pasó los primeros doce años de su exitosa carrera deportiva con los Toronto Blue Jays. En ese lapso, a pesar de jugar para un equipo que no tiene nada que ver con aquel que ganó dos Series Mundiales consecutivas, tuvo números brillantes y un premio Cy Young; sin embargo, la única franquicia canadiense que se mantiene en la MLB no pudo avanzar ni siquiera una vez a los play offs.

Entonces llegó el esperado cambio y los Filis de Filadelfia movieron millones para obtener a un lanzador que, de acuerdo con el criterio de la mayoría de los expertos, sería dominante en la Liga Nacional. Lo que quizás nunca nadie predijo fue cuán dominante probaría ser Halladay. Triunfó en 20 desafíos, lanzó un juego perfecto ante los Florida Marlins; pero permanecía la interrogante: ¿soportaría la presión de la postemporada?

La respuesta no pudo ser más convincente: Roy Halladay rozó la perfección ante los Rojos de Cincinatti y entró a los libros de récords como el segundo hombre en la centenaria historia de las Mayores en lanzar un cero hits-cero carreras en un juego de play off.

El rival no era nada fácil. La ofensiva de los Rojos es poderosísima, con Joel Votto como la figura clave de la alineación; pero ninguno pudo con la recta de Halladay quien se las arregló para ponchar a ocho bateadores y el único hombre que llegó a la primera base fue el jardinero derecho Bruce. En el quinto capítulo, con el conteo en 3 y 2, el lanzamiento de Halladay fue desviado y así se rompió lo que hubiera sido el segundo juego perfecto en los play offs. El primero de seguro es muy recordado: la brillante actuación del Yankee Don Larsen, ante los Brooklyn Dodgers, en la Serie Mundial de 1956.

LOS YANKEES CONTRATACARON

CC Sabathia no estuvo en su mejor noche y Francisco Liriano contuvo a la ofensiva de los Yankees de Nueva York durante cinco innings; pero en el sexto llegó la reacción y luego del empate de los Twins, Mark Teixeira disparó el cuadrangular que decidió el partido. Mariano Rivera extendió su impresionante marca de salvamentos, con 40, en 45 oportunidades.

En el primer juego de la jornada, Cliff Lee volvió a lucir como el zurdo dominante que en 2009 condujo a su equipo de entonces, los Filis, a la Serie Mundial frente a los Yankees. Los Rays pudieron hacer muy poco ante Lee y David Price permitió muchas carreras en las primeras entradas.

Filis de Filadelfia, ¿en camino a su tercera Serie Mundial consecutiva?

Esta imagen podría repetirse en varias ocasiones durante la postemporada

Esta imagen podría repetirse en varias ocasiones durante la postemporada

Comenzaron muy mal la temporada. Nada parecía funcionar en el equipo de Charlie Manuel. Lesiones, pobres desempeños ofensivos, mal trabajo de los relevistas. Entonces llegó el receso por el Juego de las Estrellas y los monarcas de 2008 y 2009 regresaron al terreno reforzados con un abridor estelar, Roy Oswalt. A partir de ese momento, nadie pudo frenar a los Filis de Filadelfia que ganaron por cuarto año consecutivo la división Este de la Liga Nacional y son los claros favoritos del llamado Viejo circuito para los próximos play offs.

Oswalt dejó claro que quería salir de Houston. Allí se había convertido en un excelente abridor. Con los Astros jugó la Serie Mundial de 2005; pero el equipo texano andaba muy mal. Era el momento de buscar nuevos aires y los Filis, que ya habían hecho un movimiento similar con Cliff Lee el año pasado, optaron por adquirir a Oswalt. Tuvieron razón porque el derecho se unió a Roy Halladay para conformar el mejor dúo de abridores en ambas Ligas.

Creo que en la Nacional los Filis no tendrán problemas para avanzar a su tercera Serie Mundial consecutiva. El último equipo en hacerlo fue San Luis, entre 1942 y 1944. Mientras en la Liga Americana la lucha promete ser muchísimo más reñida. Los Mellizos, Rays y Yankees tuvieron un rendimiento muy similar a lo largo de los 162 partidos de la campaña; pero la experiencia podría jugar un rol determinante.

Aquí nadie mejor que los Yankees, los actuales campeones; sin embargo, a todos les preocupa, con razón, el pobrísimo rendimiento de los abridores A.J. Burnett—vuelve a demostrar que fue una mala inversión—y Andy Pettite quien no ha lucido bien después de pasar dos meses en la lista de lesionados. CC Sabathia y Phil Hughes de seguro ocuparán los dos primeros puestos en la rotación; pero, ¿qué pasará luego? De cualquier forma, son los favoritos. Han dominado históricamente a los Mellizos y aunque tengan que comenzar todas sus series fuera del Yankee Stadium, no me parece que en una serie al mejor de siete ni los Rangers, Rays o Mellizos puedan detenerlos.

OTRAS HISTORIAS LLAMATIVAS DE LA TEMPORADA REGULAR 2010 DE LAS MAYORES

– El regreso a los play offs de los Rojos de Cincinnati y los Rangers de Texas
– El terrible descenso de los Padres de San Diego que llegaron a dominar con amplitud el Oeste de la Nacional
– Los juegos perfectos de Dallas Braden y Roy Halladay
– El increíble “quieto” que decretó el árbitro Jim Joyce que echó a perder un juego perfecto del venezolano Armando Galarraga
– El récord de velocidad, 105 millas, logrado por el cubano Aroldis Chapman
– El secreto más conocido del mundo: Mark McGwire admitió su consumo de esteroides
– Los 54 jonrones del dominicano José Bautista
– La victoria de la Liga Nacional en el Juego de las Estrellas, después de 12 victorias consecutivas de la Liga Americana

Vea además:
Calendario de la Postemporada

El adiós de la Casa que Babe construyó

El Yankee Stadium, en diversos momentos de su historia

El Yankee Stadium, en diversos momentos de su historia

Por los altavoces del estadio comenzaron a salir las primeras notas de “New York, New York” en la voz de Frank Sinatra y algunos dejaron escapar suspiros, sus últimos suspiros en uno de los lugares donde la magia del béisbol se sintió por más de ocho décadas.

Mientras se dirigían a las salidas, después de despedir con una gran ovación al equipo que por primera vez en 13 años no jugaría en los partidos de playoff en octubre, muchos voltearon su rostro hacia el “Parque Monumento” donde se exhibían los 26 trofeos de Series Mundiales, así como los números utilizados por aquellos que convirtieron al club en el más famoso de las Grandes Ligas y, posiblemente, del mundo beisbolero.

Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: