Anuncios

La muerte golpeó al deporte cubano, una vez más

Changa, Huelga, Balado, Pipián...todas grandes estrellas que fallecieron en accidentes

Changa, Huelga, Balado, Pipián...todas grandes estrellas que fallecieron en accidentes

Lo supe un poco antes de que los medios de comunicación lo hicieran público. Una amiga avileña me envió un mensaje a través de mi cuenta en Facebook con el lead de la lamentable noticia. La muerte del joven jugador de baloncesto Reinaldo Pausa Paz, quien defendía los colores de los Búfalos de Ciego de Ávila en la Liga Superior, ha sido el hecho más triste para el deporte cubano en 2010. Al igual que ha sucedido con tantos otros, fue un accidente automovilístico en el que también estuvieron involucrados varios atletas avileños, entre ellos el capitán del equipo, Yudnier Pérez quien recibió heridas en la frente y el hombro; aunque ninguna de gravedad.

El nombre de Reinaldo Pausa (de 23 años) se agrega a una lista de deportistas cubanos fallecidos en accidentes. Esta lista ha ido creciendo con el tiempo: en el béisbol están José Antonio Huelga, Santiago “Changa” Mederos, Miguel Caldés, Frank Tamayo; en el boxeo, el gran Roberto Balado y en el ciclismo por siempre se recordará a Sergio “Pipián” Martínez quien en 1979, durante 27 días, luchó en el hospital contra la muerte, después de sufrir un accidente en su moto; pero el “rey de las carreteras cubanas” perdió esa última carrera.

Hace algún tiempo—en 2006— escribí en mi columna semanal, en el portal Cubasí, un artículo dedicado a las muertes en el deporte que les propongo a continuación porque aporta datos sobre otras tristes historias:

“La muerte acecha al deporte” (noviembre, 2006)
Ante el estupor de sus compañeros, Marc Vivien Foe cayó al suelo, víctima de un mortal ataque cardíaco; Ken Caminiti sucumbió de una sobredosis de cocaína; Florence Griffith falleció por una extraña enfermedad. La muerte no es ajena al deporte; entonces ¿de qué mueren los atletas?
Sigue leyendo

Anuncios

El Kid Paret, solo entre las cuerdas

Kid Paret cae en el Madison Square Garden

Kid Paret cae en el Madison Square Garden

Lo dejaron solo, hasta morir, y luego la historia acabó por sepultar el recuerdo de Bernardo, para el mundo del boxeo “Kid Paret”, uno de los peleadores cubanos más exitosos de finales de la primera mitad del siglo pasado.

Pero antes de llegar al combate mortal, en el Madison Square Garden neoyorquino, es necesario remontarnos a los días en que el Kid era solo Bernardo y vivía en extrema pobreza, en su natal ciudad de Santa Clara, donde se inició dentro de las doce cuerdas.

El Kid nunca aprendió a leer ni a escribir y firmaba con la huella dactilar; pero sabía cómo golpear a los rivales. Era un hombre de gran fortaleza física y podía asimilar de una manera extraordinaria los ataques de sus rivales.

Sus historias tienen muchos puntos en común, quizás demasiados, con las de otras grandes estrellas del boxeo cubano que le antecedieron y que tampoco tuvieron un final feliz. Los ejemplos sobran: Niño Valdés, Kid Gavilán, Kid Charol.

Bernardo alcanzó en Estados Unidos varios triunfos que le permitieron ocupar titulares en los medios de comunicación y su fama creció rápidamente. En abril de 1960, Benny, como ya le decían porque el nombre de Bernardo no agradaba a los organizadores del boxeo profesional, logró su primera corona mundial en los pesos welter al derrotar por puntos a Don Jordan.

Ese momento de gloria no duró mucho y siete meses después, Benny cedió el título ante su rival más encarnizado: Emile Griffith, por un fulminante nokout. Luego del revés, los intentos de los patrocinadores por un nuevo duelo entre Griffith y el Kid se intensificaron y, medio año más tarde, los dos hombres volvieron a encontrarse sobre un cuadrilátero. Esta vez las cosas salieron bien para el Benny quien reconquistó la corona universal.
Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: