Mascotas en los Mundiales de fútbol

Curiosos animales, simpáticos niños, una gigantesca naranja y hasta seres extraterrestres han acompañado durante más de cuatro décadas a las Copas mundiales de fútbol. En estas mascotas sus creadores combinaron características propias de cada país organizador, así como elementos renovadores del diseño y los resultados económicos y también simbólicos alcanzados con ellas han sido muy importantes.

Las mascotas forman parte inseparable de los principales eventos deportivos; sin embargo, su existencia no es tan antigua y se remonta a la década de los sesenta del siglo pasado. La Copa inició la tradición, pues la primera de las mascotas en estos torneos, el león Willie, apareció en Inglaterra, en 1966; mientras en las citas estivales tardaron seis años más y la debutante oficial fue Waldi, en los Juegos de Munich.

Willie causó sensación en el único Mundial que han organizado y ganado los “creadores del fútbol”. El león, con una bandera inglesa en su pecho y una melena que recordaba—y esto no fue casualidad—a la que llevaban los famosos Beatles estuvo en los principales estadios y su figura, sin dudas, trae gratos recuerdos para los ingleses. Luego de ese Mundial su mejor actuación ha sido un cuarto lugar.
Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: