Maradona y los petrodólares de Dubái

Maradona, nada menos que el 2do entrenador más pagado del mundo

Maradona, nada menos que el 2do entrenador más pagado del mundo

Diego Armando Maradona solo ha dirigido en su vida 48 partidos de fútbol. Desde el banquillo los resultados del Pelusa, en realidad, han sido pobres; pero su leyenda como jugador continúa atrayendo a fanáticos y patrocinadores. Estos fueron argumentos suficientes para que los directivos del club de Dubái, Al Wasl, contrataran al argentino por la asombrosa cifra de 12 millones de euros al año y así lo convirtieron en el segundo entrenador mejor pagado del mundo.

El mítico número 10 no encontraba trabajo. Después del fracaso de Argentina, en los cuartos de final de la Copa de Sudáfrica, ante Alemania, no pocos pidieron que Diego siguiera al frente de la albiceleste; pero entonces surgió una fuerte polémica entre el técnico, el manager de la selección, Carlos Salvador Bilardo y el presidente de la Asociación de fútbol argentina (AFA), Julio Grondona. Hubo muchas versiones sobre los desencuentros de esa relación tripartita y solo una cosa quedó clara: Maradona fue despedido, junto con su cuerpo técnico.
Sigue leyendo

La tristeza de Diego Armando Maradona

Diego Armando MaradonaTodavía no se sabe quién será el próximo director de la selección albiceleste; pero Diego Armando Maradona ya le dejó un consejo: “la traición está a la vuelta de la esquina y hay personajes que no quieren bien al fútbol argentino. Solo cuidan sus intereses personales y su cuenta bancaria”.

Diego nunca ha tenido pelos en la lengua. Esa parece ser una gran virtud y también uno de sus principales defectos. Después que se supo que la Asociación de fútbol de su país (AFA) lo había destituido del cargo de director técnico, sin muchas explicaciones, todos sabíamos que el Pelusa no tardaría en dar su versión de los hechos.

Lo hizo y sin medias tintas. Diego cargó contra el presidente de la AFA, Julio Grondona y dijo que le había mentido; luego se centró en Carlos Salvador Bilardo, sobre el que fue aún más crítico y expresó que lo había traicionado. Dolor, traición, tristeza. No eran estas las palabras que muchos esperábamos escuchar cuando un año y medio atrás Maradona asumió la dirección de un  equipo al que entregó goles y títulos.

Apenas 18 meses estuvo Maradona en el banquillo. El menor tiempo en los últimos 35 años para un seleccionador nacional argentino; aunque probablemente ninguno haya despertado tantas polémicas como Diego.
Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: