El silencio de Wayne Rooney y la mala suerte de Lisandro López

Wayne Rooney, el jugador que más impresionó en la temporada 2009-2010 de la Premier League inglesa, salió cabizbajo del estadio. Tenía al menos dos razones para sentirse mal: el Manchester United no pudo superar al Chelsea y, para colmo de males, el marfileño Didier Drogba marcó tres goles y superó a Rooney, 29 por 26, en el liderato de los máximos anotadores de esa Liga, para muchos la más fuerte que se juega en el mundo; aunque yo tengo mis dudas.

El debut de Carlo Ancelotti al frente de los londineses fue bueno, pues aunque los “blues” quedaron eliminados ante el Inter en cuartos de finales de la Liga de Campeones, de seguro Roman Abrahamovic permitirá que el italiano continúe al mando del Chelsea para el próximo campeonato. El triunfo sobre el ManU de Alex Fergusson son suficientes para, incluso, exigir un aumento salarial.

Por cierto, el Fulham descansó a varios de sus principales jugadores, con la mirada puesta en el partido final de la Europa League, frente al Atlético de Madrid. Como era de esperarse, terminó goleado por 4-0. ¿Se repetirá este resultado en Hamburgo? No me parece y aunque en la mayoría de los análisis que he leído, los especialistas consideran al Atlético como amplio favorito, yo no estaría tan seguro de esto.

EL BAYERN DE ROBBEN
La salida de Arjen Robben del Real Madrid fue la mejor decisión del ya casi calvo jugador holandés. Su llegada al Bayern Munich coincidió con el repunte del equipo en la Bundesliga y su avance hasta la final en la Liga de Campeones. El futbolista anotó los últimos dos goles de los campeones en la despedida de la temporada y de seguro Louis Van Gaal quisiera que su coterráneo celebrara alguno de sus goles en la discusión del título ante el Inter de Milán

EL INTER MARCA, PERO NADA PARECE SEGURO
Marcar cuatro goles en un partido debería bastar para cualquier italiano; pero el Inter de Milán pasó un gran susto en su victoria por 4-3 sobre el Chievo Verona y de esta forma mantuvo los dos puntos de ventaja sobre Roma, cuando solo falta una jornada para que concluya el Calcio.

Una vez más los romanos comenzaron debajo en el marcador. Su salvador fue el más que agresivo Francesco Totti, quien anotó los dos goles que todavía hacen soñar a los fanáticos de la capital italiana. Tengo guardadas las fotos de la patada infame que le propinó Totti a Mario Balotelli en la final de la Copa Italia. Ojalá ninguna de esas imágenes se repita en la Copa Mundial.

LISANDRO LÓPEZ, EL MEJOR Y SIN PASAJE A SUDÁFRICA
El argentino Lisandro López, del Olympique de Lyon, fue elegido el mejor jugador de la Liga francesa en la temporada ganada por el Olimpique de Marsella. Lo curioso de este caso es que el futbolista—que brilló en el Oporto y por el que la directiva del Lyon pagó la más alta cifra de su historia (24 millones) para conseguir el traspaso—ni siquiera aparece en los planes del técnico Diego Armando Maradona. No creo que exista un caso similar. El Diego dice tener ya definidos a 17 u 18 de los 23 jugadores que conformarán la selección albiceleste. ¿Quiénes completarán la plantilla? ¿Tendrá el Pelusa un “segundo pensamiento” sobre Javier Zanetti? Me gustaría ver al capitán del Inter en otra Copa.

El antifútbol venció en Europa

Mourinho y su "encuentro" con Víctor Valdés (foto tomada del diario Marca)

Mourinho y su "encuentro" con Víctor Valdés

Desde Europa un viejo compañero de la beca de F y 3ra, en el Vedado, ferviente seguidor de todo lo que se parezca al fútbol italiano apenas culminó el tan esperado partido semifinal de la Liga de Campeones, entre el Barcelona y el Inter de Milán me envió un mensaje a través de Facebook: ¡Forza azurra! Al día siguiente, en mi buzón de correo, tenía varios mensajes, uno de ellos de un nuevo colega, también fanático de los azurris. “No es fácil saber perder”, me dijo.

Realmente es difícil aceptar el revés del Barcelona en su duelo contra el Inter. Sobre el juego se ha escrito muchísimo. Los madridistas están más que felices: sería el colmo que después de tantos años sin pasar ni siquiera a cuartos de finales en la Liga de Campeones, su archirrival disputara el partido por el título nada menos que en su estadio, el “Santiago Bernabéu”. Para tranquilidad de los “merengues”, eso no sucederá, al menos por dos razones fundamentales: el club italiano aplicó lo mejor del Catenaccio y los azulgranas fueron incapaces de romper la barrera de nueve hombres metidos todo el tiempo en su área.

Algunas estadísticas del partido en el Camp Nou: tiempo de posesión: 86 % para los locales; disparos al arco: 20 del Barça, por ¡1! del Inter. Creo que nunca había visto un desnivel tan marcado en un desafío de tanta importancia. Entonces, ¿es esto fútbol? Una vez más se apuesta a la vieja fórmula de privilegiar el resultado por encima del buen fútbol. Confieso que no me agrada nada esto, así que no comparto los criterios de amigos que me dicen: “así Italia ha ganado cuatro coronas mundiales”. Valdría la pena aclarar que en sus dos primeros títulos (34 y 38) y luego en 1982 no creo que hayan aplicado mucho el Catenaccio.

José Mourinho apostó al juego ultradefensivo y le dio resultado. Sí, porque como declaró él más que polémico técnico, “fue la derrota más dulce de su vida”. ¡Vaya modo de festejarlo! Aunque imagino que después del encontronazo con el portero Víctor Valdés el extrovertido portugués haya tenido algunos problemas con su cuello esa noche. Todos los aplausos para la defensiva del Inter, Walter Samuel; Lucio; Javier Zanetti. Los neroazurros se ganaron cinco amarillas y una roja; pero no dejaron que la magia del Barca funcionara: anularon a Messi y ahí ganaron el duelo. Unas líneas aparte para el sueco Ibrahimovic. Una vez más lució horrible sobre el campo y Pep Guardiola hizo muy bien en sustituirlo por Bojan.

En el Camp Nou triunfó el antifútbol. Así que festejen los seguidores del Inter. Después de tanto tiempo de espera, jugarán una final de la Liga de Campeones; aunque dudo que puedan aplicar el mismo esquema porque el Bayern llegará en un excelente momento. El duelo holandés Sneijder contra Robben ya ocupa titulares en los medios.

Notas al pie: 1) La contratación de David Villa por el Barcelona es una interesante noticia; pero no entiendo ese gran interés de Guardiola (además de Hleb y Bojan, ¿venderán a Ibra ? 2) La afición de Madrid ya tiene algo importante que celebrar: el Atlético jugará la final de la Copa Europa, después de derrotar en un tenso partido a Liverpool, con el Niño Torres sentado en las gradas (¿a cuál de los dos equipos apoyaría?)

A %d blogueros les gusta esto: