Llegó el momento de las repeticiones

México protestó...y con razón

México protestó...y con razón

Frank Lampard creyó que su disparo había sido gol y los fanáticos ingleses pensaron igual. Pocas horas más tarde, un entretenido técnico mostró, por error, la cámara lenta del primer gol argentino contra México ante miles de espectadores en Johannesburgo y esta desafortunada acción casi provocó una pelea. Dos hechos, un mismo tema: ¿por qué no utilizar las repeticiones televisivas para reducir las pifias arbitrales en los partidos de fútbol?

Probablemente no pocos culpen al mal juicio de los jueces por el revés de Inglaterra frente a Alemania. Es cierto que los teutones dominaron la mayor parte del desafío; sin embargo, nadie podría negar que de haberse validado el gol de Lampard, que claramente sobrepasó la línea, las cosas habrían sido diferentes. Nunca será igual llegar el descanso con un empate a dos que con desventaja en el marcador.

¿Cómo se evitaría la repetición de situaciones similares? La Federación internacional de asociaciones (FIFA, por sus siglas en inglés) tiene la solución; pero se niega a ponerla en práctica: un balón, equipado con un sensor que detectaría, de forma automática, si la esférica entró o no a la portería.
Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: