¡Habrá desfile en Green Bay!

Aaron Rodgers celebra...razones tiene

Aaron Rodgers celebra...razones tiene

El mariscal de campo Ben Roethlisberger intentó hasta los últimos segundos obtener su tercer anillo de campeón de la NFL; pero ni siquiera la mejoría en el juego ofensivo de los Pittsburgh Steelers fue suficiente para borrar una horrenda primera mitad, en la que Green Bay Packers construyó una ventaja que los condujo a un convincente triunfo por 31 a 25 en el Súper Bowl XLV.

Adiós Brett Favre. Bienvenido Aaron Rodgers. El Lambeau Field ha adoptado a un nuevo ídolo. Tal vez tenga menos carisma que su predecesor, pero tiempo es lo que le sobra a Rodgers. El talento está allí. Por lo pronto, luego de varios meses de incertidumbres, de lesiones, ha llegado la hora de celebrar para Green Bay. El sexto clasificado de la Conferencia Nacional pudo más que el equipo con mayor cantidad de títulos en la NFL y aunque hubo tensión hasta el último drive del Súper Bowl, en realidad los Packers controlaron el desafío desde el cuarto inicial.

Lombardi: el premio más añorado de la temporada

Lombardi: el premio más añorado de la temporada

Si en los otros dos Súper Bowl los fanáticos le habían perdonado a Big Ben que sus números no fueran lo suficientemente buenos, porque, a fin de cuentas, los Steelers levantaron el trofeo Lombardi, me parece que ahora sí llegarán fuertes críticas contra el mariscal de campo de Pittsburgh. Las dos intercepciones en la primera mitad fueron costosísimas y en el momento preciso, cuando hacía falta mostrar, una vez más, de qué estaba hecho Roethlisberger, con el título en la línea, sencillamente no ganó la batalla contra la secundaria de Green Bay que extrañó a Charlie Woodson quien sufrió una lesión que le imposibilitó jugar en la mayor parte del juego.

Así termina una gran temporada de la NFL. A los dueños y ejecutivos de la Liga les pareció excelente por los dividendos económicos (más de 9000 millones recaudados); pero para los que solo nos interesa el deporte, la campaña 2010-2011 tuvo emociones hasta el drive final. Veremos qué pasará hasta septiembre, con el peligro muy latente de una huelga de jugadores.

Vea además:
Listado de Ganadores del Súper Bowl
MVP del Súper Bowl
Aaron Rodgers, MVP del Súper Bowl
Tom Brady, MVP de la temporada

Green Bay vs. Pittsburgh, el Súper Bowl en cifras

La última vez que Pittsburgh y Green Bay jugaron un Súper Bowl salieron del estadio con sentimientos diferentes. En 1998, en el Qualcomm Stadium, de San Diego, los Denver Broncos, guiados por John Elway y el corredor Terrell Davis impidieron que los Packers de Brett Favre repitieran la corona. Después de ese día de enero, los fanáticos de Green Bay esperaron con mucha paciencia y probablemente pocos creyeron en un nuevo avance al Súper Bowl, en 2011, después de una temporada en la que solo clasificaron en la fecha conclusiva.

Pero los Packers, comandados por Aaron Rodgers, fueron muy superiores a los Eagles de Philadelphia, los Falcons de Atlanta y los Bears de Chicago. Del sexto lugar en la lista de clasificados, lograron el título en la Conferencia Nacional y son considerados favoritos ante el equipo que más veces ha ganado el Súper Bowl: los Steelers.

Si los Packers todavía recuerdan con desilusión el revés (24-31) ante los Broncos, la última incursión de Pittsburgh en el Súper Bowl fue mucho más gratificante. En el estadio de Tampa, en 2009, el mariscal de campo Ben Roethlisberger conectó con Santana Holmes, cuando solo quedaban 35 segundos en el reloj y de esta manera acabó con las esperanzas de Kurt Warner y los Arizona Cardinals.

Entonces, ¿pesará más la experiencia de Big Ben y Troy Polamalu que el momento de Rodgers, Greg Jennings y Donald Driver? El equipo de receptores abiertos de los Packers luce intimidante; sin embargo, la secundaria de los Steelers sabe cómo detener este ataque y probablemente en Pittsburgh saben que Rodgers probará la ofensiva por aire, porque el novato corredor James Starks en realidad abre múltiples interrogantes.

Una ola de frío azota a Texas; pero creo que eso no impedirá que el estadio más caro de la NFL, construido a un costo espeluznante de ¡1500 millones de dólares! acoja a los más de 90 mil fanáticos dispuestos a pagar el precio mínimo de una entrada:1000 dólares. Ellos tendrían la oportunidad de ver coronarse, por cuarta ocasión en la historia, a los Green Bay Packers; aunque en la “Ciudad del Acero” confían en que Big Ben afiance el dominio de los Steelers como máximos ganadores de la NFL.

ALGUNOS DATOS:
Última incursión de Pittsburgh y Green Bay en el Súper Bowl:

Super Bowl XLIII, Feb. 1, 2009, Raymond James Stadium, Tampa, Florida
MVP: Santonio Holmes, WR, Pittsburgh

Pittsburgh Steelers     27
Arizona Cardinals     23

Super Bowl XXXII  Enero. 25, 1998. Qualcomm Stadium, San Diego, California
MVP: Terrell Davis, RB, Denver

Green Bay Packers 24
Denver Broncos       31

BALANCE GENERAL DE AMBOS EN SÚPER BOWL:
Ganados  Perdidos  Puntos a favor / en contra
Pittsburgh Steelers            6    1                              168 / 133
Green Bay Packers             3    1                               127 /    76

Vea además:
Cobertura al Súper Bowl XLV (en inglés)

A %d blogueros les gusta esto: