Cambios en la cúpula del voleibol cubano

Eugenio George asume el puesto de Raúl Diago, ¿cuál será el futuro del otrora estelar pasador?

Eugenio George asume el puesto de Raúl Diago, ¿cuál será el futuro del otrora estelar pasador?

Eugenio George es la persona que más admiro del voleibol cubano. Siempre calmado, incluso ante los peores problemas, reflexivo, atento con la prensa, sin dudas, un verdadero caballero. No por gusto fue seleccionado como el mejor entrenador de voleibol del siglo XX. Los éxitos que logró George al frente de las “espectaculares Morenas del Caribe” probablemente sean inigualables, porque con lo reñido que se encuentra el panorama mundial es difícil pensar que algún equipo podrá ganar tres títulos olímpicos consecutivos.

Entonces mi asombro fue gigantesco cuando leí que el veterano entrenador, de 76 años, asumía la presidencia de la Federación cubana de voleibol, en sustitución del otrora estelar pasador Raúl Diago. Quizás lo más llamativo sea que no se explican las causas de este inusual movimiento. Solo he leído rumores que, hasta que no se confirmen, no vale la pena repetir; pero “algo” sucede con esa Federación.

George es una figura respetada en el mundo del voleibol. Las décadas que ha dedicado a este deporte le confieren una enorme autoridad; sin embargo, no es lo mismo dirigir a un grupo de muchachas que lo veneraban – y que eran muy talentosas- que comandar a una Federación. Tendrá que lidiar con no pocos problemas, pues la selección femenina está muy lejos de las posiciones que ocupaba apenas un lustro atrás; mientras, mantener unido a un equipo masculino cada vez es más complicado. Me gustaría que las cosas le funcionaran bien a George y que su regreso a un puesto directivo no terminara de la misma manera en que han concluido los mandatos de los anteriores presidentes.

El largo y tortuoso camino del voleibol cubano…acaba de comenzar

El rostro de Orlando Samuels muestra decepción por el revés

El rostro de Orlando Samuels muestra decepción por el revés

Corea del Sur no le ganaba un partido de voleibol a Cuba desde 1984. La racha de victorias consecutivas se extendía a 37; pero antes de que volara el primer balón por encima de la net, en Suwon, en la inauguración de la vigésimo segunda edición de la Liga Mundial, no era un secreto que la “nueva” versión del equipo cubano no se parecía en nada a la que unos meses antes sorprendió con la medalla de plata, en el Campeonato mundial, de Italia.

A pesar de la ausencia de tres titulares, entre ellos la principal figura, Robertlandy Simón, me parece que el problema del equipo ahora es mental. Se sabía, con mucha anticipación, que Raydel Hierrezuelo no sería el pasador, que Yoandy Leal había dejado de entrenar, entonces, creo que hubo tiempo suficiente para preparar a la “nueva” formación; además, Yoandi Diaz es un pasador de experiencia.

¿Qué pasó entonces? El capitán, Wilfredo León marcó apenas cinco puntos y el director Orlando Samuels tuvo que llevarlo al banco, en el segundo set; mientras Henry Bell, un jugador que había entrado solo como sustituto en versiones anteriores de la Liga, tuvo que retornar a la titularidad. Solo el zurdo Fernando Hernández pudo penetrar la fuerte defensa coreana y anotó 14 unidades; aunque tampoco fue suficiente su aporte.

El debut fue como se esperaba: desastroso. No escribo esto con placer y lo he reafirmado en otros artículos publicados en este post. No me gusta hacer “leña del árbol caído”, solo que cuando ese árbol realiza importantes aportes económico, cuando ese deporte es uno de los más seguidos en Cuba, pues no puedo entender que el equipo tenga que jugar TODOS sus partidos como visitante, por los problemas en la Ciudad Deportiva; tampoco puedo entender las pocas acciones para mantener al equipo unido.

El camino del voleibol cubano en esta Liga Mundial, en los 11 partidos restantes, podría ser muy largo. Ojalá me equivoque.

Vea además:  Estadísticas del partido   Cuba  0-3 Corea del Sur

El voleibol cubano vuelve a sacar contra la net

¿Podrá Cuba subir al podio olímpico en 2012? Después de los más recientes cambios...tengo mis dudas

¿Podrá Cuba subir al podio olímpico en 2012? Después de los más recientes cambios...tengo mis dudas

La historia se repite…una vez más: el equipo cubano de voleibol masculino, el mismo que nos hizo soñar con un título mundial, en Italia y que avanzó a la discusión de medallas en las últimas ediciones de la Liga ha sufrido otra enorme, repentina, dolorosa renovación.

Su principal figura, el capitán Robertlandy Simón, el pasador regular Raydel Hierrezuelo y uno de los atacadores de más potencia, Yoandy Leal, ya no forman parte de la selección dirigida por Orlando Samuel. ¿Las razones? Según la prensa (diario Juventud Rebelde), “Simón solicitó un descanso”.  Tuve que acudir a otras fuentes, en la búsqueda de una explicación más convincente. El atleta contrajo matrimonio— ¿o ya estaba casado?—con una europea. Ojalá me equivoque, pero me parece que ese sería un descanso muy…prolongado. Entonces, creo que los 2,06 metros de estatura y la atemorizante figura de Simón como bloqueador central podría aparecer en los siguientes años—tendría que esperar 2—en alguno de los clubes de voleibol más famosos de Italia o Rusia.

Sobre Leal, este es el argumento: “no integró el equipo pues no asistió a la Liga Nacional, tuvo problemas docentes y con su presencia en los entrenamientos”; mientras Hierrezuelo “evidencia falta de preparación por las lesiones y ausencias a los entrenamientos”. Al leer esto, confieso, me ha entrado una gran tristeza.

Los que seguimos al voleibol cubano desde los años noventa del siglo pasado de seguro recordamos a la generación de Ihosvany Hernández, Osvaldo Hernández y Ramón Gato. Luego se incorporaron Leonel Marshall y Ángel Dennis, entre otros. De ellos apenas quedan pocas imágenes que, por “arte de magia”, han desaparecido de los reportajes televisivos. Como si la historia pudiera borrarse….

Después de la partida de estos jugadores, costó tiempo construir un equipo, quizás menos espectacular, pero que también lucía prometedor. Entonces, la generación de Yasser Portuondo, Oriol Camejo y Raidel Poey también partió y solo nos quedó esperar…poco tiempo, porque los resultados aparecieron más rápido de lo que muchos preveíamos.

La posibilidad de una medalla olímpica en Londres 2012 parecía ahora sí cercana; pero la noticia de las ausencias de Simón, Hierrezuelo y Leal es descorazonadora. Robertlandy fue un jugador esencial para entender la presea de plata cubana en el Mundial de Italia 2010. Era un capitán que inspiraba respeto y ejercía el liderazgo. Su puesto en el equipo lo ocupará Wilfredo León, sin dudas uno de los jugadores más completos del mundo. ¿Por cuánto tiempo estará el “rey” León como capitán? Me gustaría pensar que durante un largo período; pero la vida podría demostrarme lo contrario.

¿Qué necesitamos hacer, cambiar, replantear para mantener unido a un equipo cubano de voleibol por más de un lustro?

Vea nómina cubana de voleibol para la Liga Mundial 2011

A %d blogueros les gusta esto: