Carlsen, el chico malo del ajedrez

Si Magnus Carlsen aspiraba a recibir una mayor atención mediática y parecerse cada vez más a su entrenador, Garry Kasparov, pues realmente sus esfuerzos han sido exitosos. Es el mejor jugador del mundo, el más patrocinado y ahora también uno de los más polémicos, después que dio a conocer su sorpresivo anuncio en el que aseguró no estar interesado en el sistema de competencia mediante el cual saldrá el retador del campeón Viswanathan Anand.

Cualquier parecido con el camino seguido por su entrenador, Kasparov, podría no ser una mera coincidencia. En 1993 el llamado “Ogro de Bakú” no estuvo de acuerdo con las reglas establecidas por la Federación internacional (FIDE, por sus siglas en francés) para el match por la corona universal y su decisión de formar una organización paralela provocó un cisma que dañó profundamente la credibilidad del juego. Al apartarse del ciclo de candidatos, Carlsen envía un claro mensaje de rechazo a los directivos y políticas de la FIDE.
Sigue leyendo

Las piezas blancas impulsan a Topalov

Tres campeones reunidos alrededor de un tablero: Anand, Karpov y Topalov

Tres campeones reunidos alrededor de un tablero: Anand, Karpov y Topalov

Viven en hoteles diferentes, visten de forma desigual, pues el retador prefiere un vistoso traje, mientras el campeón ha mostrado la mayor parte del tiempo una camisa de color azul intenso; sin embargo, en algo sí parecen concordar el indio Viswanathan Anand y el búlgaro Veselin Topalov: las dos victorias obtenidas por cada uno han llegado con las piezas blancas.

El match por la corona mundial de ajedrez pudiera considerarse como uno de los más interesantes de las últimas décadas. El duelo ha tenido de todo: desde un increíble apagón de media hora, hasta la presencia de un excampeón en plena campaña electoral por la presidencia de la Federación internacional (FIDE). Además, tampoco se puede olvidar el minuto de silencio por la muerte del polémico titular Florencio Campomanes.

Las ocho partidas han sido muy luchadas, quizás sin los esperados ataques contra el rey enemigo; pero sí de una depurada técnica mostrada por los dos rivales. Dos elementos curiosos: Anand impuso un récord al realizar trece movimientos consecutivos con sus caballos durante la sexta partida y los cuatro éxitos los ha logrado el conductor de las piezas blancas.
Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: