El último salto de los Miami Dolphins

Los Dolphins tuvieron que recurrir a Thigpen su tercer mariscal en el último desafío

Los Dolphins tuvieron que recurrir a Thigpen su tercer mariscal en el último desafío

Los Miami Dolphins terminaron la temporada 2009-2010 de la misma manera en que la comenzaron: con una cerrada derrota, esta vez frente a los campeones del SuperBowl 2009, los Pittsburgh Steelers.

Es el momento de analizar una campaña en la que se cumplió—lamentablemente, debo admitir—mi pronóstico de septiembre cuando aseguré que el fortísimo calendario le impediría a los Dolphins regresar a los play offs.

No obstante, también debo admitir que me sorprendió el gran repunte de los Dolphins, después de iniciar con tres desalentadoras derrotas de forma consecutiva. Para colmo de males, el mariscal Chad Pennington sufrió una lesión que lo alejó definitivamente del equipo.

Sin embargo, con la única excepción del revés sufrido ante los Chargers, los otros descalabros de los Dolphins fueron con marcadores muy reñidos (Colts, Falcons, Saints, Patriots, Titans, Steelers), algo muy similar pudiéramos decir de los éxitos alcanzados sobre los Jets (en dos ocasiones), Tampa Bay y New England.

Después de la baja de Pennington, el segundo mariscal, Chad Henne ocupó su lugar. Me parece que muy pocos confiaron en Henne y este ciertamente cometió errores muy graves en momentos cruciales, pero bajo su liderazgo Miami ganó siete desafíos.

Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: