Anuncios

El béisbol y la crisis del Barcelona

El club Barcelona eliminará al béisbol de sus secciones no profesionales Uno de los clubes más famosos del mundo, el Barcelona, afronta, supuestamente, una profunda crisis económica que ha obligado a la directiva a realizar recortes en los presupuestos, para mejorar las cuentas bancarias de los azulgranas y así destinar más millones de euros en la firma de nuevos futbolistas. ¿Quiénes aparecen como culpables de los problemas financieros? Muchos; pero hasta el momento las medidas más drásticas recayeron, nada menos, que en la selección amateur de béisbol.

Después de ganar, por segunda ocasión en tres años, la Liga de Campeones de la UEFA es difícil explicarse los números rojos en las finanzas del Barcelona; pero Javier Faus, el vicepresidente económico, trató de explicarle a la prensa cuáles eran las razones de la compleja situación del club. El convincente triunfo sobre el Manchester United, en Wembley, representó un ingreso de ¡62 millones de euros! De esta cifra, 27 millones fueron a parar a los bolsillos de jugadores y técnicos quienes habían recibido antes otros 20 millones, por el éxito en la Liga española.

Las matemáticas más simples muestran que todavía quedaban millones disponibles; sin embargo, Faus lanzó un ataque contra lo que él considera es el principal factor de la crisis blaugrana: las secciones no profesionales. Al igual que sucede con los más importantes clubes del mundo, el Barcelona tiene selecciones amateurs de hockey sobre césped, atletismo, rugby, patinaje artístico y béisbol. Más de 1200 deportistas se agrupan en estas modalidades; pero ese total tendrá que reducirse drásticamente, aseguró Faus y las primeras víctimas de la “austeridad” azulgrana ya quedaron definidas: los peloteros.

De acuerdo con los directivos del Barcelona, ellos invirtieron solo en 2011 casi 52 millones de euros en las secciones amateurs; pero solo tuvieron ingresos de un poco más de ocho millones, por tanto, el déficit había que solucionarlo cuanto antes. La lista de medidas ha sido amplia: desde aumentar el precio de los pases de aparcamiento en las instalaciones del club hasta limitar la actividad deportiva de las selecciones no profesionales.

Por “limitar” ellos entienden que sus equipos amateurs podrán actuar únicamente dentro de Cataluña; aunque peor suerte corrió la pelota. Durante más de siete décadas Barcelona contó con una selección de béisbol y aunque al parecer el interés en Cataluña por el juego de las bolas y los strikes no era grande, al menos los defensores del equipo pensaron, en un determinado momento, que los empresarios no eliminarían a la modalidad amateur más antigua del club.

Estaban equivocados, porque en el mundo de los negocios la historia poco importa. Faus dejó claro que al cerrar el programa de béisbol, Barcelona se ahorraría…trescientos mil euros que era la cifra que destinaba, anualmente, el club para mantener a la selección de pelota. Además, el vicepresidente centró su explicación en el escaso seguimiento social, la ausencia de ayuda por parte de la Federación española y, por último, “argumentó” que la pelota la practicaban, sobre todo, extranjeros. Aquí Faus no tuvo en cuenta que en ese equipo solo se permite la presencia de seis extranjeros y tres pueden incluirse en la alineación de cada partido.

La noticia no cayó nada bien entre los seguidores del béisbol en España y la Federación de ese país emitió un comunicado en el que recalcó que, en ningún momento, el Barcelona había solicitado asistencia para buscar una solución menos drástica sobre el equipo de pelota y, además, le pidió al presidente del club, Sandro Rosell, que reconsiderara la eliminación.

Los jugadores y entrenadores publicaron una petición de ayuda en su sitio web y en las redes sociales aparecieron grupos de apoyo al béisbol. A esto se agrega que los atletas afectados por los recortes mostraron su descontento en el Camp Nou, la sede de los multicampeones futbolistas.

Probablemente ninguna de estas acciones influya en la decisión de la cúpula directiva del club azulgrana. El béisbol desaparecerá de la nómina del Barcelona, incluso cuando la selección está cerca de ganar el título de la División de honor. El “ahorro” de esos miles de euros será invertido en comprar las enormes cláusulas que piden otros equipos para permitir la firma de futbolistas como Cesc Fábregas, Rossi o Alexis Sánchez. A fin de cuentas, las matemáticas dicen que los derroches multimillonarios no importan si se destinan al fútbol; mientras el resto de los deportistas…tienen a Facebook para desahogar sus inquietudes.

Publicado en Cubasí

Vea además:
Baseball and the Crisis of Barcelona  (versión al inglés de este artículo)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: