Anuncios

Dallas Mavericks resurge ante Miami Heat en la NBA

dallasnbafinal1 Con quince puntos de ventaja (88-73) y un poco más de seis minutos por jugar en el último cuarto el Miami Heat creyó que ya había ganado el segundo partido de la final de la NBA ante los Dallas Mavericks. Grave error. En una increíble reacción el equipo tejano descontó esa enorme diferencia y con una canasta de su estrella, Dirk Nowitzki, en los segundos conclusivos del juego empató espectacularmente el play off por el título.

Durante 42 minutos todavía parecía funcionar para el Heat. Dwayne Wade estaba en una noche casi perfecta, LeBron James había lanzado varios triples y Mike Bibby estaba inspirado, con cuatro triples. Por el otro lado, los Mavericks no encontraban el camino del aro. Erráticos, con Nowitzki perdido en la cancha y un desánimo evidente, solo era cuestión de tiempo.

Ahí fue cuando Rick Carlisle pidió un tiempo. En el rostro de los jugadores del Heat no había la más mínima preocupación. El partido estaba asegurado, supuestamente; pero al igual que hicieron contra Oklahoma City, en la final de conferencia, los Mavs supieron presionar al Heat, Wade falló varios disparos
consecutivos y, de repente, los locales estaban debajo por 90-93, después que Nowitzki, completamente solo, marcó un cómodo triple.

La suerte volvió a sonreír a los floridanos cuando Mario Chalmers recibió un pase de LeBron, quedó solo y encestó un lanzamiento que igualó, otra vez, el desafío a 93. Quedaban 24,1 segundos y Jason Kidd aguantó el balón el tiempo suficiente; luego lo pasó a Nowitzki quien eludió la defensa de Miami y anotó la canasta que puso delante a Dallas por 95 a 93. Hubo una última oportunidad; sin embargo, el tiro de Wade, casi desde el medio de la cancha, chocó contra el aro y no entró.

En la America Airlines Arena se hizo silencio. Nadie podía creer lo que había sucedido. Los rostros de los jugadores del Heat mostraban perplejidad. Ellos sabían que habían perdido algo más que un juego. Este fue el primer revés de Miami como local y no es un secreto que los Mavs juegan muy bien en su arena. Los que pensaban que los campeones del Este dominarían sin problemas la final, probablemente piensen diferente después de presenciar la debacle del Heat.

Vea además:
Box score del partido Dallas 95-93 Miami

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: