Industriales: la debacle del campeón

Esta imagen se ha repetido pocas veces en la parte final de la 50 Serie Nacional de béisbol

Esta imagen se ha repetido pocas veces en la parte final de la 50 Serie Nacional de béisbol

Industriales, el equipo con una mayor cantidad de títulos en la historia de las Series Nacionales de béisbol en Cuba, probablemente quede fuera de los play offs de la actual temporada. Duele escribir esto, pues aunque llevo varios años viviendo en La Habana y no me considero un seguidor furibundo de los “Leones”, sí me parece que la presencia de la selección capitalina en la fase final convierte a la Serie en un mejor espectáculo.

“Es cuestión de política”, me decía unos días atrás un buen amigo matancero. “Todos quieren que Industriales clasifique para mantener contenta a la capital”, intentaba explicarme durante una prolongada discusión sobre la validez de las 12 coronas de la selección que durante más tiempo ha jugado con el mismo nombre en las Series.

Traté de rebatir algunos de sus argumentos. Ante otros tuve que guardar silencio, porque realmente no me parece bien el intercambio constante de peloteros entre Industriales y Metropolitanos. Un narrador llama a los Metros la “sucursal” y esto le ha provocado al periodista no pocos problemas entre las decenas de miles de fanáticos de los Leones. Por lo general la verdad, dicha de frente, molesta.

¿Qué ha pasado con Industriales? ¿Por qué tanta inestabilidad? Los que se dejan cegar por el fanatismo no pueden disimular su alegría, pues cuando quedan muy pocos juegos del calendario regular, parece poco probable que los actuales campeones logren descontar la diferencia con Sancti Spíritus. El campeón reúne todos los “requisitos” para, por segunda ocasión en tres años, observar la postemporada desde casa.

Las críticas están concentradas en la actuación de los lanzadores. Realmente los pitchers de Industriales han dejado una pobrísima impresión. Los relevistas permitieron que se escapara una diferencia de seis carreras frente a Ciego de Ávila, dos días más tarde recibieron un traumatizante súper nokout (diferencia de 15 carreras) y cuando al menos contuvieron la ofensiva—nada destacada—de Villa Clara…entonces, los bateadores no respondieron ante el formidable trabajo de Freddy Asiel Álvarez, líder en promedio de carreras limpias del torneo.

Pero… ¿qué hay detrás de este descenso? Una vez más aparece el tema de las sanciones y deserciones. Es inevitable hablar de esto, porque aunque para algunos sea “pecado” mencionar el tema, nadie podrá negar que la notable modificación en la nómina de Industriales haya afectado al equipo. Solo es necesario comparar el róster de 2009-2010 con el que comenzó la 50 Serie para comprender que los cambios han sido muy amplios.

Ante la ausencia definitiva de Yoan Socarrás y la inesperada sanción de Armando Rivero, el mejor relevista de los capitalinos el año pasado, ni el “Mago” Mesa ni Julio Romero—entrenador de pitcheo—saben qué hacer para ganar los juegos. Yoandri Portal tal vez haya sido el menos inseguro; pero su actuación tampoco ha sido convincente.

Los azules batean y no poco; sin embargo, ¿cuántas carreras tienen que llevar a la pizarra para terminar el día con una victoria? Por segunda vez desde que se instauró la estructura actual de 16 equipos, vigente desde 1992, los dos equipos más seguidos en el país, Industriales y Santiago de Cuba, no se incluirían, el mismo año, en los play offs [con anterioridad ocurrió en 1994]. Las dudas, críticas, polémicas sobre el desempeño de estos “históricos” no cesan; sin embargo, en lugar de centrar la atención en los directores, Mesa y Antonio Pacheco, me gustaría ver, escuchar, leer análisis en los que, sin pelos en la lengua, se debatieran las verdaderas razones que han conducido a esta debacle.

Vea además:
Estadísticas completas del pitcheo de Industriales en la 50 Serie Nacional de béisbol
Datos sobre el pitcheo de relevo de Industriales

A %d blogueros les gusta esto: