¿Quién no le teme a José Dariel Abreu?

Los lanzadores continúan equivocándose con él y al cienfueguero José Dariel Abreu no le queda más remedio que hacerles pagar el atrevimiento. Su impresionante físico (1,91 metros de estatura y más de 200 libras de peso) apenas parece esforzarse cuando hace swing y la pelota sencillamente comienza a tomar altura y en 23 ocasiones ha sobrepasado las cercas de casi todos los estadios en Cuba.

José Dariel Abreu es la gran sensación de la pelota nacional. A sus 23 años ningún otro bateador en la 50 Serie inspira más respeto que el defensor de la primera base del equipo “más caliente” del campeonato: Cienfuegos. Abreu es líder de bateo (más de 460), también encabeza a los impulsadores, con 58 y en cuadrangulares, 23 y apenas hemos llegado a la mitad de la temporada.

Si Abreu mantuviera este ritmo (yo, realmente, lo dudo, pues todo pelotero tiene curvas en su rendimiento, además, abundarán las bases por bolas intencionales) quebraría la mayoría de los récords ofensivos. Por ejemplo, el de cuadrangulares está a la mano, pues solo le faltan 10 para sobrepasar los 32 que disparó Alfredo Despaigne; también podría alcanzar la marca de impulsadas de Alexei Bell, que es de 101. Hasta el momento José Dariel acumula 58. Incluso, el récord de average que posee Osmani Urrutia, con 469, desde 2004, también estaría en peligro, porque el cienfueguero anda por 465.

Mientras escribo estas líneas el lanzador de Villa Clara, Misael Siverio, comete la increíble estupidez de lanzarle una recta alta y por el mismo medio del home plate a José Dariel. Swing completo y la pelota se perdió en la oscuridad del jardín derecho del estadio “5 de septiembre”. Los gritos frenéticos del público demuestran la pasión que sienten por su mayor ídolo deportivo. Lástima que en Cuba (donde hemos copiado tantas cosas buenas de la pelota que se juega en otros países) los jugadores no salgan del banco a recibir un aplauso especial del público.

A %d blogueros les gusta esto: