Los enemigos de José Mourinho

El mejor (y más pagado) entrenador de fútbol en 2010, el portugués José Mourinho, ha traído al Real Madrid lo que muchos esperábamos: arrogancia, polémicas y una supuesta mentalidad del “fin justifica los medios”, con la que los ejecutivos del club esperan recuperar el enorme terreno perdido en los últimos años ante el archirrival de siempre, el Barcelona.

Las controversias no han cesado con “Mou”, desde el desafiante saludo con tres dedos en Milán, hasta la tonta provocación ante el banco del Villareal (“estaba saludando a su hijo…ipor favor!). A todo esto se agrega la constatación de la autosuficiencia de “Mou” cuando expresó que la “modestia era una cualidad de los mediocres”.

Ahora leo las declaraciones del “káiser”, Franz Beckenbauer, presidente de honor del Bayer Munich quien consideró que Mourinho había obtenido los mejores resultados con menos recursos que otros, pero había sido grosero y maleducado para lograr sus objetivos.

No estoy del todo de acuerdo con el gran jugador-director, pues con la excepción del sorpresivo éxito del Oporto, en la Liga de Campeones, los triunfos de “Mou” han sido al frente de nóminas millonarias (Chelsea, Inter); pero sí apoyo totalmente la segunda parte de las declaraciones del Beckenbauer. “Grosero, maleducado” me parecen términos muy acertados para definir a quien fue considerado el mejor entrenador de 2010.

Pittsburgh y Green Bay, cada vez más cerca del Súper Bowl

Después de la primera mitad del partido, entre Baltimore Ravens y Pittsburgh Steelers, tal vez ni siquiera los más fanáticos seguidores del mariscal Ben Roethlisberger pensaron que era posible remontar el marcador. No era solo la pizarra adversa de 7-21, sino, especialmente, la manera en que los Ravens afrontaron ese partido, ante un estadio completamente en contra.

Sin embargo, en la segunda mitad parece que al terreno salió otro equipo. Resulta increíble que los Ravens apenas hayan llegado a 28 yardas. La defensiva de los Steelers siempre ha sido formidable; pero…solo 28 yardas demuestran una debacle de Joe Flacco y compañía.

Big Ben vuelve a impresionar. Su personalidad fuera de los terrenos sin dudas es cuestionable; pero con el ovoide en la mano tiene la suficiente sangre fría para decidir partidos cerrados (inolvidable el Súper Bowl ante Arizona). Su pase profundo en 3er down y 19 yardas para Antonio Brown cambió el curso del partido. Si lo interceptaban, pues sería en una mala posición para Baltimore; pero como sí conectó….Ahora los Steelers esperan por el ganador entre los Jets y Patriots.

RODGERS ¿HACE OLVIDAR A FAVRE?
El sexto clasificado de la Conferencia Nacional está a solo un juego de alcanzar el Súper Bowl. Los Green Bay Packers, apoyados en una noche casi perfecta de su mariscal Aaron Rodgers aplastaron a los Atlanta Falcons, el mejor equipo en la temporada regular. Rodgers fue sencillamente imparable y completó 31 de los 36 pases que realizó, con 336 yardas, 3 touchdowns y ninguna intercepción.

Con Matt Ryan sucedió lo contrario. Los Falcons comenzaron impetuosos y creí que luego de tomar la delantera por 14 a 7, gracias a las 102 yardas que corrió Eric Weems, en la devolución de kick-off de los Packers, pues el partido estaba por completo a su favor. Pero estaba equivocado, porque a partir de ese momento, los Packers marcaron 35 puntos de forma consecutiva y volvieron a ser la gran noticia de los play offs de la NFL.

De inmediato surgieron las comparaciones entre Rodgers y Brett Favre. Los números de Rodgers fueron muy buenos (Favre nunca alcanzó esas cifras en postemporada), pero de ahí a asegurar que “Rodgers había borrado el recuerdo de Favre de los fanáticos de los Packers” me parece exagerado.

El Corus Chess cambia de nombre, pero no de favorito

Se esperaba mucho más de esta partida Carlsen-Aronian

Se esperaba mucho más de esta partida Carlsen-Aronian

Durante mucho tiempo lo conocimos como el torneo “Corus Chess”, el primer Gran Slam del calendario ajedrecístico en el año y con sede en la ciudad holandesa de Wijk aan Zee; sin embargo, en 2011 hubo un cambio de patrocinadores, así que el evento es llamado “Tata Steel”. Al igual que en años anteriores, en la nómina de 14 jugadores aparecen varios de los mejores ajedrecistas del mundo y tres holandeses, casi siempre los de menor coeficiente ELO.

En 2009 y 2010 el cubano Leinier Domínguez fue invitado al entonces “Corus”. Su primera incursión resultó muy exitosa y mantuvo hasta la última ronda posibilidades de, incluso, ganar el certamen; sin embargo, un año después las cosas no le salieron bien y Leinier concluyó en la novena posición, con solo una victoria. Creo que esto influyó para que en 2011 el cubano no apareciera en la lista de invitados.

El noruego Magnus Carlsen, líder del ranking mundial, aparece como el principal candidato al título. Escribir esto ya es habitual, pues lógicamente el prodigio es considerado siempre entre los favoritos; pero vamos a ver cómo le va a Carlsen frente a sus rivales de mayor importancia en el mundo, porque en Wijk aan Zee están cinco de los diez jugadores incluidos en el “top 10” del listado mundial de la FIDE. Entre los más fuertes contrarios estarían: Viswanathan Anand (2do); Levon Aronian (3ro); Vladimir Kramnik (4to); Alexander Grischuk (7mo); Hikaru Nakamura (10mo).

Datos del 73rd Tata Steel tournament, en Wijk aan Zee:
Categoría XX, con ELO promedio de 2736.

Vea además:
Descargue partidas del torneo aquí [.pgn]
Coberturas previas en este blog del “Corus Chess”

A %d blogueros les gusta esto: