Orgullo a la “inglesa” por Howard Webb

Webb no convenció a ninguno de los dos bandos en la final del Mundial de Sudáfrica

Webb no convenció a ninguno de los dos bandos en la final del Mundial de Sudáfrica

Realmente entiendo la indignación y la ironía de varios medios de comunicación en España al reflejar el nombramiento del árbitro inglés Howard Webb como “miembro de la Orden del Imperio Británico”.

El domingo 11 de julio de 2010 Webb tuvo una de las tardes más desafortunadas para un juez en el partido por el título de la Copa Mundial de fútbol de Sudáfrica. Permitió el juego violento, no sacó las tarjetas en el momento oportuno y cuando quiso imponer “el orden”, ya el desafío se le había ido de las manos. ¿Resultado? Cuando todos esperábamos ver una brillante demostración de fútbol por parte de dos de los mejores equipos del Mundial, pues en realidad recibimos golpes y un desfile de ¡14! tarjetas amarillas (dos de ellas para Heitinga).

Quizás lo más curioso sea que tanto españoles como holandeses culpan a Webb por los errores cometidos. Al menos en esto fue parejo el árbitro. Tal vez algunas de las faltas dentro del área pudieron pitarse como penales, a favor de Holanda; pero la imagen que me quedó grabada en la memoria fue la patada al mejor estilo del karate que le propinó Nigel de Jong en el pecho a Xavi Alonso.

El número 14 de la “Furia roja” quedó tendido en el piso, con claras muestras de dolor. Era roja directa, sin necesidad de un “segundo pensamiento”. Pero Webb no quería “entrometerse demasiado”, así que dejó continuar el partido y la violencia fue aumentando. Su actuación fue pobrísima. Luego reconoció sus errores; sin embargo, ese “mea culpa” no significó nada.

Ahora la Reina Isabel II nombra a Howard Webb como ‘MBE’ (Miembro de la Orden del Imperio Británico). Este es un galardón que se otorga desde 1917 y fue idea del rey Jorge V. Para pertenecer a la Orden es imprescindible realizar una acción significativa en nombre del Reino Unido. De acuerdo con la monarquía, Webb cumplió esa “acción significativa” al convertirse en el tercer árbitro inglés en dirigir un partido final (anteriormente, John Taylor, en 1974 y William Ling, en 1954). Sin dudas, el sentido del humor de los ingleses continúa siendo algo especial.

PERSONALIDADES DEL DEPORTE RECONOCIDAS COMO “MIEMBROS DE LA ORDEN DEL IMPERIO BRITÁNICO”:
Arsène Wenger (2003), David Beckham (2003), Pelé (1997), Jenson Button (2010), Ryan Giggs (2007), Alan Shearer (2001).

Lázaro Bruzón ya fue noticia en 2011

Bruzón tuvo un excelente 2010

Bruzón tuvo un excelente 2010

El 2011 comenzó de la mejor manera para el Gran Maestro cubano Lázaro Bruzón: en la más reciente actualización del ranking mundial de la Federación internacional apareció en el puesto número 51 del orbe, con un nuevo récord personal de 2686 puntos de ELO. De esta manera quedó confirmado que el año pasado fue excelente para el tunero de 28 años.

Doce meses atrás Bruzón tenía un ELO de 2615 y su condición de segundo mejor jugador del país, por detrás de Leinier Domínguez, estaba en peligro, pues el pinareño Fidel Corrales mostraba un coeficiente de 2602; pero en poco tiempo el tunero fue capaz de ampliar rápidamente esa diferencia.

La excelente temporada de Bruzón comenzó en Ciego de Ávila, donde conquistó su quinta corona nacional y esto le permitió aumentar en 26 unidades su ELO. El tunero se mantuvo invicto en 13 partidas y en la jornada conclusiva superó a su más cercano perseguidor en el listado, Corrales. Luego, en la final, derrotó al veterano Jesús Nogueiras.

Después, como ha sido habitual en su carrera, Bruzón partió hacia España. Entre abril y mayo intervino en diversos torneos, en los que realmente no enfrentó a rivales de gran importancia—solo dos superaban los 2600, Miguel Illescas y Julio Granda—; sin embargo, sí fue capaz de vencer a los menos complicados en Albacete y La Laguna.

La segunda parte de 2010 mostró a Bruzón con un ELO de 2668, ubicado en la posición 63 del planeta y con grandes esperanzas situadas en el Memorial Capablanca, de La Habana, un evento del que quizás no guardaba los mejores recuerdos, porque había concluido en el fondo de la tabla en las últimas ediciones.
Sigue leyendo

Magnus Carlsen recuperó la cima del ajedrez mundial

Dos meses. Ese fue el (corto) tiempo que estuvo Magnus Carlsen alejado de la primera posición del ranking mundial de ajedrez. Después de la pobre actuación del noruego en la Olimpiada de Khanty-Mansiysk y luego en la Final de Maestros en Bilbao, el prodigio noruego tomó un “segundo aire” y concluyó el año con un triunfo en el Clásico de Londres.

Esta recuperación le permitió a Carlsen aumentar 12 puntos su coeficiente ELO y con 2814 volvió a la cima del listado de la FIDE, por delante del actual monarca, el indio Viswanathan Anand quien también ganó unidades para su ELO; sin embargo, quedó en 2810.

El armenio Levon Aronian se consolidó en la tercera posición del mundo, con 2805; Vladimir Kramnik mantuvo el cuarto puesto, aunque con un descenso hasta 2784; mientras el “ruso” Sergey Karjakin ingresó al “top Five”, con 2776.

Vea ademásListado de los 100 mejores ajedrecistas del mundo

A %d blogueros les gusta esto: