Anuncios

Un nuevo record Guinness del ajedrez

Gershon enfrentó a un niño de 5 años y ancianos que sobrepasaban los ochenta

Gershon enfrentó a un niño de 5 años y ancianos que sobrepasaban los ochenta

El escenario parecía intimidante: 523 jugadores sentados frente a los tableros, ansiosos por derrotar al empedernido ajedrecista que buscaba incluir su nombre en el libro Guinness de récords. Para que su hazaña fuera considerada válida, el Gran Maestro Alik Gershon, de 30 años, debía derrotar al 80% de los oponentes y aunque su nivel era muy superior, cualquier cosa podía suceder después de más de 10 horas consecutivas de juego y constante desplazamiento entre las mesas.

Antes de realizar el primero de sus más de dos mil movimientos de piezas, Gershon había mostrado una total convicción en el éxito de su intento. “De aquí saldré como el recordista mundial o como la primera persona que cae desfallecida mientras ofrece una simultánea”, dijo y faltó poco para que sucediera lo segundo, por causa del calor de 30 grados Celsius y la humedad en Tel Aviv; no obstante, la fuerte preparación física y mental a la que se sometió Gershon por más de dos meses le posibilitó triunfar ante el fortísimo reto que representó mantenerse de pie durante más de 19 horas.

En total Gershon, ucraniano de nacimiento, pero radicado con su familia desde muy joven en Israel, venció a 454 oponentes, entabló con 58 y solo perdió once partidas. Su porcentaje de triunfos le garantizó la inclusión en el Guinness y borró de la lista al iraní Morteza Mahjoob quien un año atrás, en Teherán, había enfrentado a 500 ajedrecistas. Gershon tuvo a rivales de diversas categorías—todos amateurs—y especialmente interesante, de acuerdo con los reportes de sitios especializados como ChessBase , fueron sus duelos con niños de edades comprendidas entre 5 y 10 años.
HISTORIA DE UN RÉCORD
La primera vez que Guinness reconoció un récord mundial individual de simultáneas de ajedrez fue en 1996, cuando el veterano sueco Ulf Andersson jugó contra 310 oponentes. Esta marca se mantuvo vigente por ocho años, hasta que el Maestro internacional inglés Andrew Martin la superó, al chocar ante 321 jugadores, frente a los que alcanzó la sorprendente cifra de 294 victorias y solo sufrió un revés.

Martin no disfrutó mucho del récord, pues en 2005 la Gran Maestra de origen húngaro Susan Polgar—hermana de la muy famosa Judith—desafió a 326 contrarios de manera simultánea en la Florida, Estados Unidos y se convirtió en la primera y única mujer en ser incluida en esta categoría del Guinness.

El sucesor de Susan fue el búlgaro Kiril Georgiev. En febrero de 2009 este fuerte jugador, de 2685 puntos de ELO, “apenas” necesitó 14 horas para vencer a 284 de los 360 rivales que intentaron frenar su intento de récord; sin embargo, Georgiev tampoco tuvo una prolongada estancia en las páginas del reconocido libro británico que recoge muchas de las hazañas más importantes realizadas por el hombre.

En agosto de 2009 el Gran Maestro iraní Morteza Mahjoob dejó muy atrás las marcas anteriores y demostró una excelente preparación física cuando derrotó a 397 de los ¡500! ajedrecistas que le opusieron resistencia en Teherán. Alik Gershon no esperó mucho para sobrepasar el número de tableros de Mahjoob; aunque, quizás, ni siquiera este impresionante récord, en el que se combinaron talento, preparación y perseverancia, tenga asegurada una larga vida en el Guinness.

SIMULTÁNEAS INOLVIDABLES EN CUBA
Las simultáneas gigantes han sido tradicionales en Cuba durante décadas. Probablemente la primera que incluyó a un número significativo de jugadores; aunque no fue reconocida oficialmente, ocurrió en 1941 y es recordada con el curioso nombre de “Carga de los 600”. El 6 de abril de ese año el maestro cubano Francisco Planas enfrentó a más de 600 rivales—de ahí el nombre del suceso—, pero que estaban distribuidos en 103 tableros. Las reglas especiales para aquella simultánea permitieron que, como promedio, seis hombres se reunieran alrededor de una mesa.

A pesar de esta irregularidad, lo realizado por Planas fue extraordinario, pues se mantuvo jugando durante 16 horas y ganó 64 partidas. La mayoría de sus nueve derrotas llegaron en horas de la madrugada, cuando el cansancio había debilitado la resistencia del maestro.

Luego, en 1966, se vivió otro momento inolvidable. En La Habana se celebraba la XVII edición de la Olimpiada de ajedrez y en este contexto surgió la idea de organizar una simultánea de enormes proporciones. El 19 de noviembre, en la Plaza de la Revolución, importantes personalidades del llamado juego ciencia como Tigrán Petrosián, Bobby Fischer, Boris Spasski, Mijaíl Tal, Víctor Korchnoi, Bent Larsen y Lajos Portisch tomaron parte del evento que reunió a 6480 tableros, uno de los cuales estuvo defendido por Fidel Castro.

Casi cuatro décadas después, en 2002, en el mismo sitio, la cifra de participantes creció hasta los 11 320 tableros. Este récord dejó atrás la marca impuesta en 2000, en Ciudad México. El último ejemplo de notables simultáneas efectuadas en Cuba ocurrió el 29 de abril de 2004, en la Plaza Che Guevara, de Santa Clara, al centro del país. Ese día, con la presencia del duodécimo campeón mundial, el ruso Anatoly Karpov, más de 13 mil personas protagonizaron la simultánea más grande de todos los tiempos.

Publicado en Cubahora

Vea además:
Récords del ajedrez cubano
Simultáneas de ajedrez que han hecho historia
Más de 11 300 tableros en la Plaza de la Revolución

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: