Anuncios

Beber de la última Copa Intercontinental de béisbol

El mundo del béisbol parece no tomar muy en serio la XVII Copa Intercontinental. La idea histórica de este torneo era que intervinieran (como aclara en su nombre) naciones de todos los continentes; pero en su última versión no se cumplirá este propósito y para complicar más el asunto, ni siquiera estarán las más fuertes selecciones de cada región.

Por ejemplo, los dos representantes de la zona donde más personas practican la pelota, América, muestran niveles enormemente dispares. Cuba es la máxima ganadora de estas citas (10 éxitos); mientras Nicaragua no pudo incluirse entre los siete primeros lugares en la recién finalizada Copa América, en Puerto Rico.

La lista de invitados de poca calidad a la Copa en Taichung es más extensa. No puede olvidarse al equipo de la República Checa. Esta nación tiene una larga tradición en el hockey sobre hielo; también en el fútbol (aunque no pudieron clasificar al Mundial de Sudáfrica); pero de béisbol los checos saben muy poco. Luego tenemos nada menos que a Hong Kong, otro debutante en Copas y para completar el poco agradable y prometedor cuadro aparece…Tailandia.

Analicemos la composición de los diez equipos, divididos en dos grupos: 2 de América (Cuba y Nicaragua); 3 de Europa (Italia, Holanda y la República Checa) y 5 de Asia (Japón, Corea del Sur, Taipei de China, Tailandia y Hong Kong). Ya sé que los asiáticos han sido los mejores en los dos Clásicos Mundiales; pero nadie me podrá negar que hubiera sido mucho más interesante en la despedida de las Copas sustituir a varios de estos equipos por otros con más nivel, con o sin profesionales. Australia parecía una opción interesante y tal vez hasta Sudáfrica, para no hablar de los latinoamericanos. Probablemente la crisis económica y los bajísimos presupuestos con que cuentan las federaciones nacionales hayan influido en el desinterés hacia la Copa. No olvidemos que los campeones de República Dominicana solo encontraron el financiamiento para viajar hasta Puerto Rico una semana antes del inicio del Pre-Mundial.

Entonces, no creo que la Copa sea un gran reto para los cubanos. Por supuesto que el equipo tendrá que cuidarse de los asiáticos, especialmente de Taipei de China que presentará a una selección similar a la de 2006, cuando vencieron a Cuba. Las nóminas de Japón y Corea, sin dudas los países de mejores resultados históricos, no incluyen a ningún jugador de gran experiencia. No obstante, creo que Cuba, Holanda,Taipei, Japón y Corea lucharán por el título. No hay que conocer mucho de béisbol para arribar a esta “conclusión”.

¿Podrá Cuba beber de la última Copa? Creo que sí; pero ojalá ese añorado éxito no nos haga retornar a la burbuja triunfalista en la que hemos estado viviendo por tanto tiempo.

Vea además:
Calendario de la XVII Copa Intercontinental
Nóminas de los equipos

Anuncios

5 comentarios

  1. Realmente preferiría que no ganaran porque probablemente un triunfo tenga perores consecuencias como ya las tuvo el triunfo en el mundial universitario que no se si tendra más nivel que esta intercontinental que se antoja desabrida.

  2. El mejor baseball del mundo esta en la MBL, se impone un cambio de politica para estar a la altura del nivel actual del base ball ..podria ser la serie de caribe….o algo parecido a los Cuba Cubans Kings….

  3. Yudivián ! Mira, creo que sí ganarán y todo dependerá de la forma en que se analice el torneo. Todavía me parece que quedan directivos inteligentes para comprender que la Copa Intercontinental es un torneo de pobre nivel y que un triunfo aquí no significaría, bajo ningún concepto, “haber dejado atrás los malos momentos de la pelota desde 2006”. No obstante, entiendo tu punto de vista y si después de concluido el torneo no se producen cambios (parece que podría haber algunos en la Serie Nacional, pero vinculados por los problemas económicos, no por modificaciones estratégicas) pues estaríamos cayendo, over and over again, en una burbuja triunfalista que tanto nos ha dañado

  4. Saludos,
    Se impone un cambio en la filosofía de juego de los cubanos, es una necesidad impostergable si aspiramos a ascender un escalón cualitativo (no cuantitativo). La Intercontinental no puede nublarnos los ojos, aunque creo que será lo más probable.

  5. Saludos Ibrahín y gracias por comentar en mi blog. Mira, estoy de acuerdo contigo, sobre el cambio de filosofía, lo que sucede es que sobre ese tema llevamos años escribiendo, creo que desde que perdimos 4 partidos en línea en el tope bilateral contra Estados Unidos, nada menos que hace 15 años. Recuerdo al entonces jefe del colectivo técnico Miguel Valdés hablar de la “necesidad de cambiar la filosofía de juego del equipo”. Era 1995, todavía se utilizaba el bate de aluminio y la presencia de profesionales todavía no podía visualizarse. Pero no cambiamos, seguimos aferrados a la idea de ganar al batazo. Ya no quedaban los grandes jonroneros (a muchos los habían retirados) y no se ganaba con la misma facilidad que antes. No cambiamos y comenzamos a perder: Sydney 2000 (no le hicieron nada a Ben Sheets), final del 1er Clásico Mundial, los Mundiales de 2007 y 2009, el dominio japonés en el 2do Clásico, los recientes descalabros…en fin Ibrahín, concuerdo en que es una necesidad impostergable…desde hace 15 años y me preocupa mucho que un triunfo en esta Copa Intercontinental nos devuelva al discurso triunfalista, del que tuvimos una muestra muy reciente, con el triunfo del Mundial Universitario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: