Anuncios

Olímpico final del ajedrez cubano

Este equipo entró en la historia del ajedrez cubano

Este equipo entró en la historia del ajedrez cubano

Nadie las incluyó entre las favoritas. Llegaron a la fría urbe siberiana de Khanty-Mansiysk con la esperanza de mejorar el puesto 25 alcanzado dos años atrás, en Dresde y aunque ahora eran las mismas mujeres que estuvieron en la cita germana, muchas cosas habían cambiado en ese lapso. Por su ELO promedio fueron ubicadas en el decimoctavo escaño del ranking y de haber concluido en esa posición, quizás no pocos hubieran aplaudido el esfuerzo de las jugadoras y del capitán, el Gran Maestro Walter Arencibia.

La Olimpiada comenzó para ellas de forma promisoria; pero luego sufrieron dos derrotas consecutivas, muy cerradas, ante rivales superiores: Ucrania y Rusia 2. En ese momento descendieron hasta el sitio 26 y parecía que aquella sería otra Olimpiada muy larga para las ajedrecistas cubanas. La primera fecha de descanso devolvió la calma y el repunte fue espectacular: en las siguientes seis rondas las chicas ganaron ¡cinco matches! y solo perdieron uno, ante la India. Como dato adicional, de las 44 partidas jugadas, ellas apenas inclinaron el rey en cinco ocasiones.

En total, las cubanas triunfaron en ocho matches, cedieron en tres y con 16 puntos match—dos por cada duelo exitoso— finalizaron en la cuarta posición entre 115 países. Esta actuación superó ampliamente al octavo lugar olímpico de 1988 y tuvo otro elemento histórico: la Gran Maestra Yaniet Marrero ganó la medalla de oro en el tercer tablero, la primera cubana que obtiene el metal dorado en citas olímpicas.

Marrero fue la jugadora más destacada del equipo, ya que logró siete puntos de ocho posibles. En la última ronda se vivió una situación complicada con ella. En Dresde, la santiaguera Oleiny Linares estuvo muy cerca de alcanzar el oro en el cuarto tablero; pero el capitán Arencibia decidió que debía jugar la última ronda y el empate la dejó en la segunda posición. Ahora Walter cambió su plan: sabía que Marrero tenía asegurado el título, por el porcentaje de efectividad (87,5%) y colocó en su lugar, para el encuentro final, a Maritza Arribas.

Junto a Marrero sobresalió la granmense Sulennis Piña quien dejó atrás su mal desempeño en 2008 y en Khanty-Mansiysk aportó la misma cantidad de unidades que Yaniet: siete. El triunfo de Piña sobre la croata Borka Franciscovic, en la oncena ronda, resultó decisivo para que Cuba llegara a las 16 unidades. Solo grandes potencias del ajedrez, con un coeficiente muy superior como Rusia 1, China y Georgia quedaron por encima de las cubanas.
LEINIER, HOLDEN Y QUESADA TERMINARON INVICTOS
No todas las noticias fueron buenas para el ajedrez nacional en la Olimpiada, pues los hombres terminaron por debajo de los pronósticos. Tres de los cinco integrantes de la selección culminaron invictos; pero solo tuvieron mínimas ganancias en su coeficiente, lo que demuestra que no supieron aprovechar los duelos ante contrarios de menor nivel. En Dresde el equipo finalizó en el vigesimotercer escaño. Dos años más tarde repitió esa posición, con una nómina que parecía más preparada. El balance total fue de seis éxitos, dos empates y tres fracasos, en 11 matches.

En el primer tablero Leinier Domínguez mantuvo su cadena de partidas consecutivas en Olimpiadas sin sufrir una derrota. En Dresde ganó dos y entabló ocho y en Khanty-Mansiysk hizo lo mismo. Tuvo contrarios muy difíciles, frente a los cuales la división del punto lució como un excelente resultado (Hikaru Nakamura, Dmitry Jakovenko, Fabiano Caruana, Yue Wang); sin embargo, dejó escapar media unidad ante rivales no tan fuertes como el belga Bart Michiels o el iraní Ghaem Maghami.

Lázaro Bruzón sufrió dos derrotas que, lamentablemente, resultaron claves en los matches contra China y Estados Unidos. Es cierto que enfrentó a rivales de coeficientes superiores, Hao Wang, 2724, y Gata Kamsky, 2705; no obstante, era una excelente oportunidad para mostrar el avance en su juego. Al igual que sucedió en el Memorial Capablanca, Bruzón no cumplió con lo que se esperaba del segundo tablero.
Yuniesky Quesada y Holden Hernández tampoco inclinaron el rey y su actuación pudiera valorarse como positiva. Los triunfos de ambos propiciaron la victoria en el match ante Irán. Yuniesky también igualó partidas muy complicadas frente al holandés de 17 años, Anish Giri y el chino Xiangzhi Bu.

El único debutante del equipo, Fidel Corrales, tuvo un inicio impetuoso y el capitán Reynaldo Vera lo situó como regular en las siete primeras rondas. El pinareño jugó muy agresivo y fue el que más victorias obtuvo, con cuatro—ninguno de sus compañeros llegó a tres—; aunque también acumuló la mayor cantidad de reveses, dos, la misma cifra de Bruzón.

UCRANIA ALEJÓ EL SUEÑO RUSO
Rusia presentó en la Olimpiada cinco equipos masculinos y tres entre las mujeres. Su objetivo era uno solo: ganar el torneo después de muchos años de espera. Desde 1986 una selección femenina rusa no culminaba en la primera posición y en 2010 esa mala racha quedó rota, porque las hermanas Kosintseva lideraron un plantel impresionante que ganó los ¡11 matches! Este es un récord muy difícil de igualar y, por supuesto, imposible de superar.

La historia de los hombres fue diferente. Otra vez ocuparon el primer puesto del ranking, por su altísimo ELO promedio de 2755; sin embargo, nuevamente fallaron en los momentos decisivos. En la fecha final los ucranianos tenían un punto de ventaja sobre los rusos y empataron sus cuatro partidas ante los israelíes. Era la gran oportunidad para los locales que enfrentaban a España. Una convincente victoria podría significar el título. No pudo ser, pues aunque Vladimir Kramnik cumplió la difícil tarea de vencer a Alexei Shirov, en el tercer tablero Peter Svidler, de 2731, cayó de forma inesperada frente a Iván Salgado, de 2595. El revés dejó al principal equipo ruso en la segunda posición; mientras Israel culminó en la tercera plaza.

Para Ucrania esta fue su segunda corona olímpica. En 2004 sorprendieron en Calviá con un triunfo muy convincente. Luego Ruslan Ponomariov tuvo algunos encontronazos con su Federación y no asistió a la cita de 2008. El retorno de Ponomariov, de 2749, resultó esencial para entender el éxito ucraniano. Además, Vassily Ivanchuk jugó a su mejor nivel y con ocho unidades en diez partidas ganó más de 18 puntos para su ELO. El trío de excelentes jugadores lo completó Pavel Eljanov, un tercer tablero de 2761 unidades de ELO.
La siguiente Olimpiada se efectuará en 2012, en Estambul, Turquía y dos años más tarde la cita será acogida por la gélida Tromso, en Noruega.

RESUMEN FINAL DE LA ACTUACIÓN DE LOS EQUIPOS CUBANOS
Hombres
Nombres    ELO    Partidas    Puntos
GM  Leinier Domínguez     2719    10    6
GM  Lázaro Bruzón    2679    10    5,5
GM  Yuniesky Quesada    2614    9    5,5
GM  Fidel Corrales    2599    8    5
GM  Holden Hernández    2563    7    4,5

Mujeres
Nombres    ELO    Partidas     Puntos
MI  Lisandra Ordaz     2359    11    6,5
MI  Oleiny Linares    2328    9    5,5
WGM  Yaniet Marrero    2324    8    7
WGM  Sulennis Piña    2322    9    7
WGM  Maritza Arribas    2282    7    4

Publicado en Cubahora

Anuncios

5 comentarios

  1. Increible de las muchachas estuvieron a nada de ser terceras. Los del equipo masculino estuvieron un poco por debajo, sobre todo Bruzón, que a la hora buena no se que le pasa. Está con demasiados altibajos justo cuando uno piensa que va a llegar a los planos estelares tiene una recaida. Nada que el masculino nos debe una gran actuación. Me gustaría saber cuales son las variaciones del elo de cada cual.

  2. Saludos Yudivián ! Estas son las modificaciones en el ELO:
    Lisandra + 7,5
    Oleiny + 7,7
    Yaniet + 24,9
    Suleinnis + 20,7
    Maritza -1,2

    Entre los hombres:
    Leinier – 0,3
    Bruzón – 8,7
    Yuniesky + 1,7
    Fidelito – 3,2
    Holden + 1,3

  3. Muchas gracias. Quería ver sobre todo las variaciones de Elo de Yaniet y Sulennis que fueron las mejores. Leinier sabía que apenas variaría.

  4. Los crecimientos de ambas fueron impresionantes, aunque no sobrepasarían a Lisandra Ordaz, pero sí a Oleiny

  5. Coincido en mucho con su articulo, pero me parece que no solo por españa se les fue el triunfo a los rusos pues descansar a Kramnik les costó el match con Hungría.
    La mejor actuación del equipo ucraniano individualmente, despues de la “salvajada” de Ivanchuk, fue Efimenko (aún sobre Eljanov.
    por último, como un detalle, las tablas de Lenier contra el iraní, daban la victoria en ese match, pues ya habían concluido en victorias las partidas de las mesas 3 y 4.
    lo invito a leer y comentar lo que escribí sobre el tema
    http://jorge-deporficcion.blogspot.com/2010/10/la-39-olimpiada-de-ajedrez-ya-es.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: