Anuncios

Las piezas blancas impulsan a Topalov

Tres campeones reunidos alrededor de un tablero: Anand, Karpov y Topalov

Tres campeones reunidos alrededor de un tablero: Anand, Karpov y Topalov

Viven en hoteles diferentes, visten de forma desigual, pues el retador prefiere un vistoso traje, mientras el campeón ha mostrado la mayor parte del tiempo una camisa de color azul intenso; sin embargo, en algo sí parecen concordar el indio Viswanathan Anand y el búlgaro Veselin Topalov: las dos victorias obtenidas por cada uno han llegado con las piezas blancas.

El match por la corona mundial de ajedrez pudiera considerarse como uno de los más interesantes de las últimas décadas. El duelo ha tenido de todo: desde un increíble apagón de media hora, hasta la presencia de un excampeón en plena campaña electoral por la presidencia de la Federación internacional (FIDE). Además, tampoco se puede olvidar el minuto de silencio por la muerte del polémico titular Florencio Campomanes.

Las ocho partidas han sido muy luchadas, quizás sin los esperados ataques contra el rey enemigo; pero sí de una depurada técnica mostrada por los dos rivales. Dos elementos curiosos: Anand impuso un récord al realizar trece movimientos consecutivos con sus caballos durante la sexta partida y los cuatro éxitos los ha logrado el conductor de las piezas blancas.
Si en el primer tercio el campeón lució mejor, sobre todo después de una admirable recuperación tras el revés inicial, en la segunda parte del match Topalov quizás haya tenido mejores oportunidades; sin embargo, hubo tres empates sucesivos.

Las tablas no parecieron un mal resultado para el búlgaro, especialmente porque en dos de ellas Anand llevó las blancas; no obstante, seguía detrás en el marcador, cuatro puntos a tres. El octavo enfrentamiento se esperaba con gran expectación porque el retador realizaría el primer movimiento.

La selección de aperturas y defensas ha sido un detalle peculiar: el campeón ha empleado en tres oportunidades la Catalana; mientras, Topalov ha optado por el Gámbito de dama que ha derivado en la defensa Eslava. Entonces, no sorprendió que en la octava partida, por tercera ocasión, el búlgaro planteara un esquema similar al visto en el tercer y quinto cotejo.

Solo que esta vez la preparación previa de Topalov fue mejor, así que no sería errado decir que aprendió de sus errores. El retador aprovechó el desliz de Anand cuando llevó su peón alfil rey hasta la casilla f4 en la jugada 22 y después de algunos movimientos más, pudo capturarlo. Esto le concedió ventaja material.

A pesar del peón de más, el final fue en extremo complicado, pues la teoría ha demostrado que en las posiciones de alfiles de diferente color, las posibilidades de terminar con una victoria son muy reducidas; pero Topalov sabía que esa era una gran oportunidad. Las tablas no le servían, así que continuó con su minucioso plan y luego de casi seis horas, el match quedó empatado a cuatro puntos.

El tercio final promete ser muy tenso. Cada uno conducirá las blancas en dos ocasiones y si persistiera el empate actual, se recurriría a cuatro partidas rápidas, de 25 minutos, con un incremento de 10 segundos por movimiento.

UN CAMPEÓN EN CAMPAÑA
Mientras Anand y Topalov sostienen su cerradísimo duelo, dos noticias han sido muy debatidas en Sofía: la presencia del ruso Anatoly Karpov quien busca reunir el mayor apoyo a su candidatura para la presidencia de la FIDE y la posible elección de la ciudad azerí de Bakú como sede del Torneo de Candidatos.

En la próxima Olimpiada mundial, en la ciudad rusa de Khanty-Mansiysk, sesionará el Congreso de la FIDE, donde se elegirá al presidente de la organización. Una vez más el multimillonario Kirsan Ilyumzhinov, titular desde 1995, parece el gran favorito; pero la campaña de Karpov es cada vez más intensa y tiene el respaldo de importantes ajedrecistas y federaciones, por tanto, la votación pudiera ser muy reñida.

Otro de los temas es el Torneo de Candidatos. De seguro ni Topalov ni Anand quisieran saber nada de él, pues el que caiga en el match tendría que incorporarse al sistema de la FIDE que rige la elección del retador. En ese evento intervendrían el israelí Boris Gelfand (ganador de la Copa del Mundo, 2009); Magnus Carlsen y Vladimir Kramnik (por su posición en el ranking mundial); Gata Kamsky (perdedor del duelo de candidatos ante el búlgaro) y Levon Aronian, quien ganó la serie del Grand Prix de la FIDE. El sexteto lo completaría el segundo lugar de esa serie. La idea luce interesante; sin embargo, no todos lo creen así y Aronian ya anunció que el no aceptaría este modelo.

Publicado en Cubahora

Vea además:
Análisis de las partidas en ChessBase
Descargue todas las partidas aquí
Galería de imágenes del match
Otros análisis míos del match:
Anand y Topalov: dos hombres en pugna
Un match por el título sin tablas
Anand delante en duelo de peones damas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: