Una vida por la Copa Mundial de fútbol

Cada cuatro años más de 200 países intentan ganarla; pero solo los 32 mejores reciben la oportunidad de luchar hasta el final con el único objetivo de levantar  ese pequeño objeto de tamaño, aunque gigantesco si se analiza cuánto significa para una nación. Un trofeo que solo muy pocos elegidos han podido tenerlo en sus vitrinas: la Copa que reciben los campeones mundiales de fútbol.

En la historia de ocho décadas de los Mundiales se han confeccionado dos trofeos: la Copa Jules Rimet, que recibieron los monarcas entre 1930 y 1970 y luego la Copa FIFA que es la que han levantado los titulares desde la cita de 1974.

En los inicios de los Mundiales, el trofeo fue llamado “Victoria”; aunque en 1946 adoptó el nombre de Jules Rimet quien fue un hombre muy influyente y jugó un rol determinante en la creación de los Mundiales del más universal de los deportes.
Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: