El humor detrás del título azul en la pelota cubana

La efervescencia por el triunfo de Industriales en la recién concluida 49 edición de la Serie Nacional de béisbol podía respirarse en todos los resquicios de esta capital. Anoche, en medio de la madrugada, la gente salió a las calles a festejar. Hoy, en el almuerzo, el cocinero me miró fijamente, con su gorro azul, con un cartel de los azules en medio del pecho y con voz seria me preguntó: “¿tú no eres de Villa Clara?”. Moví la cabeza en señal de asentimiento. Sonrió y me dijo: “para ustedes tenemos hoy un plato especial”. Y colocó en mi bandeja la mitad de una naranja.

Estos son algunos chistes que comenzaron a circular por el correo electrónico y como las @ no entienden de colores, pues me llegó también al mío y realmente me parecieron frases muy ingeniosas:

Titulares del Noticiero del mediodia:

– Mueren de infarto en Santa Clara 50 mil personas a causa de tsunami azul.
– Cumple su plan anual de producción de jugo de naranja industria capitalina.
– Presenta hoy el cuerpo de dirección técnica del equipo Villa Clara su tesis de Doctorado de cómo ocupar siempre el segundo lugar y hacerlo bien.
– Declara Víctor Mesa a la prensa en México que por segundo año consecutivo se demuestra que él no era el problema.
– Pedro Jova prepara fiesta de 16 años, después de haber celebrado sus 15 el año pasado.
– Presentado con gran éxito de público ayer en el teatro “Augusto César Sandino” el espectáculo del Mago Mesa “Desaparición de ventaja beisbolera.”
– Se inaugura esta noche en el Parque “Leoncio Vidal” de Santa Clara la exposición permanente “El orgullo de ser siempre el segundo”.
– Iniciada contratación masiva de logopedas en Villa Clara para dar tratamiento a los miles de habitantes de ese territorio enmudecidos el día 31 de marzo en la madrugada.
– Declarada zona de desastre la ciudad de Santa Clara. Enormes inundaciones provocadas por mares de llanto destrozan la ciudad.

Quince años después…la espera por Villa Clara continúa

La paciente impaciencia...el cartel tendrá que esperar otro año más

La paciente impaciencia...el cartel tendrá que esperar otro año más

Todavía recuerdo las imágenes de aquella noche de 1995. Yo estaba en el estadio Sandino y mi equipo de siempre, Villa Clara, lograba su tercera corona consecutiva en las Series Nacionales, luego de derrotar a una fortísima selección pinareña, con Omar Linares en el mejor momento de su carrera. De seguro en ese momento no pude imaginar que no disfrutaría de imágenes similares en los siguientes quince años.

Muchas cosas han pasado en ese período de tiempo en el béisbol villaclareño: grandes estrellas decidieron seguir sus carreras o vidas fuera del país, las nuevas generaciones de jugadores mantuvieron el nivel, pero siempre les ha faltado ese extra que caracterizó a las novenas del centro del país: no han sabido ganar el juego decisivo; varios directores trataron de renovar las viejas glorias. Víctor Mesa lo intentó infructuosamente durante siete años; Eduardo Martín Saura tampoco pudo y quizás la temporada que acaba de concluir sea su última como manager naranja.

“Este año será el nuestro”, nos repetimos constantemente los que creemos en el color naranja; pero nadie podrá negarme que la espera nos ha convertido en personas incrédulas; sin embargo, esta temporada sí parecía la de Villa Clara. Vencimos y convencimos ante Santiago de Cuba y Ciego de Ávila e incluso acabamos con el “maleficio” de nuestra “bestia negra”: Industriales. Dos victorias en el Sandino me hicieron creer, las dos debacles en el Latinoamericano revolvieron mis—no solo míos— viejos miedos e inseguridades. No obstante, el espectacular triunfo en el quinto desafío, a pesar de un monumental error arbitral, otra vez despertó en mi memoria las imágenes de los años noventa, cuando el color naranja era asociado con combatividad.
Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: