Anuncios

Leinier Domínguez y el retorno al país de los tulipanes

Leinier complació a los organizadores del Corus, en 2009, por su combatividad

Leinier complació a los organizadores del torneo Corus, en 2009, por su combatividad

La tensión podía sentirse en todo el salón. Era la última ronda del Corus de Wijk aan Zee, primer Grand Slam del ajedrez en 2009 y varios jugadores tenían posibilidades de lograr el primer puesto, entre ellos el cubano Leinier Domínguez. Su rival en la fecha conclusiva era el ucraniano Sergey Karjakin, un ajedrecista que impresionó desde edades tempranas.

Un triunfo le daba el título a Leinier; mientras un empate le aseguraba un lugar en el podio de premiaciones. El europeo estaba en una situación similar y por eso su propuesta de tablas por repetición de jugadas antes de entrar al medio juego sorprendió a muchos.

Leinier había tenido un excelente evento, con triunfos sobre grandes estrellas como el armenio Levon Aronian y el ruso Alexander Morozevich, ambos por encima de 2750 puntos de ELO en aquel momento y quizás esto influyó en su decisión de mantenerse sobre el tablero frente a Karjakin.

La historia es conocida: Leinier perdió la partida y compartió el quinto lugar con el noruego Magnus Carlsen; pero dejó una grata impresión—algo que lamentablemente no ocurrió en sus posteriores incursiones en Linares y Sofía—y los organizadores del Corus lo invitaron a la versión de 2010.
El regreso de Leinier a la llamada “tierra de los tulipanes” volverá a ser un gran reto, incluso mayor que el del año anterior, por varias razones. La nómina del torneo, reconocido como uno de los cuatro más fuertes del mundo, es nuevamente impresionante y resalta en ella el actual líder del ranking, el prodigio Magnus Carlsen quien jugará por primera vez con esta condición en Wijk aan Zee.

Carlsen tiene 2810 puntos de ELO y ya ha roto varios récords: se convirtió en el jugador más joven de todos los tiempos en superar los 2800 y también en comandar el listado del orbe. Los resultados de Leinier contra el noruego no han sido buenos en las partidas clásicas y un año atrás el cubano inclinó su rey ante Carlsen en el Corus.

Además, en la lista de contrarios aparece el actual campeón mundial, el indio Viswanathan Anand (2790 de ELO) quien discutirá en abril la corona en un esperado match frente al búlgaro Veselin Topalov. Otro de los favoritos al título es Vladimir Kramnik (2788). El ruso llega al Corus en un excelente momento en su carrera después de una temporada con importantes resultados en el Memorial Tal y el Chess Classic de Londres.

Un viejo conocido de Leinier, el ucraniano Vassily Ivanchuk, intentará comenzar el 2010 en Wijk aan Zee de la mejor manera tras doce azarosos meses donde primó la inestabilidad en su juego; no obstante, “Chuky” aumentó varios puntos ELO en los últimos meses y aparece en el octavo puesto del ranking.

Estos cuatro hombres, sin dudas, son los principales favoritos en el Corus; pero tampoco puede olvidarse a un trío de jugadores con coeficientes por encima de 2720—por tanto, superan a Leinier—y que de seguro lucharán por acercarse a las primeras posiciones. Ellos son: el húngaro Peter Leko (2744), el español Alexei Shirov (2723) y el ganador en 2009, Karjakin (2720).

El décimo ajedrecista con un ELO superior a 2700 es el norteamericano Hikaru Nakamura (2708); también jugarán el inglés Nigel Short (2696) y el italiano Fabiano Caruana (2675). Por último están los locales Jan Smeets, Sergey Tiviakov y Loek van Wely.

La calidad todos los participantes en Wijk aan Zee es muy alta; pero si a esto agregamos que la segunda parte de 2009 no fue la mejor para Leinier, pues el reto del cubano luce mayor.

En la más reciente actualización del listado ELO, Leinier perdió siete puntos y cayó hasta los 2712, por lo que descendió hasta el vigésimo quinto lugar; aunque continúa dominando ampliamente el ranking latinoamericano. La pérdida de estas unidades se debe a su débil actuación en la Copa Mundial de Khanty-Mansiysk, donde cedió en las partidas rápidas de la segunda ronda frente al jovencito Caruana, uno de sus rivales en el Corus.

Los problemas de Leinier comenzaron en la Copa Panamericana por equipos, celebrada en Brasil y en la que, de forma sorpresiva, Cuba concluyó en la segunda posición, lo que impidió la presencia nacional en la Copa Mundial de selecciones que se efectúa en Turquía. Allí Leinier, en el primer tablero, entabló dos partidas y realmente no lució bien. Luego vino el prolongado descanso—aunque los primeros meses de 2009 resultaron muy intensos—y el descalabro en Khanty-Mansiysk.

LEINIER A “CIEGAS”
No obstante el descenso, el juego de Leinier continúa cautivando—y con razón—a los especialistas y organizadores de diferentes eventos. Esta es una posible explicación ante la nueva invitación que acaba de recibir Leinier para uno de los torneos más sui géneris del mundo: el Amber, en Niza, Francia, entre el 12 y el 25 de marzo.

La peculiaridad de este certamen es que los 12 jugadores se enfrentan en partidas rápidas, a 25 minutos, y también chocan a la “ciega”, es decir, de espaldas al tablero, por lo que todas las variantes y combinaciones las analizan ¡en sus mentes! Para complicar más el asunto, también tienen un límite de tiempo: apenas 25 minutos.

Allí Leinier volverá a encontrarse con Carlsen, Kramnik, Ivanchuk, Karjakin y Smeets; aunque el favorito será el armenio Levon Aronian, ganador de las últimas dos ediciones del Amber.

Publicado en Cubahora

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: