Anuncios

Me declaro inocente por el revés del Clásico Mundial

Japón, la gran sensación del Clásico

Japón, la gran sensación del Clásico

Como decía en un anterior post, la polémica continúa en las calles cubanas por la derrota de la selección nacional ante Japón en el Clásico Mundial de béisbol. El recibimiento de los peloteros no pudo ser uno más triste. Era claramente visible que ellos sentían la derrota. De acuerdo con la nota oficial, a cada jugador se le entregó una copia de la columna de opinión de Fidel sobre la actuación del equipo en el torneo más fuerte de la historia.

Imagino que la reacción de Higinio Vélez y del resto de su colectivo no haya sido muy agradable al leer: “la dirección del equipo en San Diego fue pésima. Prevaleció el viejo criterio de los caminos trillados, con un adversario capaz que constantemente innova.”

Estoy de acuerdo en que la dirección pudo ser mejor; sin embargo, me niego a otorgarle toda la responsabilidad a Higinio; pero creo que es mejor analizar algunos de los puntos que, sin dudas, han llamado la atención de las palabras del compañero Fidel.

Por ejemplo, el párrafo “Lo que importaba a los organizadores era eliminar a Cuba, país revolucionario que ha resistido heroicamente y no ha podido ser vencido en la batalla de las ideas. No obstante, volveremos un día a ser potencia dominante en ese deporte.”

Me parece arriesgado escribir que los organizadores, es decir, la Major League Baseball, deseaba expresamente eliminar a Cuba del evento. ¿El grupo de San Diego era el más complicado de todos? Este es un criterio ciertamente discutible. En la primera fase Cuba fue ubicada en el grupo más fácil de todos, junto a Sudáfrica, Australia y México. No es necesario tener grandes conocimientos para comprender que los cubanos eran los lógicos favoritos para dominar esa agrupación. El terreno demostró esto.

Luego, la selección nacional se trasladó hasta San Diego. Era el viaje más corto, mayor descanso para los peloteros, con la menor afectación por el cambio de horario; además, los asiáticos debían ser incluidos allí también por las mismas razones.

Un simple vistazo a los demás grupos es suficiente para comprender que Cuba fue beneficiada al jugar en México. Todos parecen estar de acuerdo—no podía ser de otra forma—en reconocer a las Grandes Ligas norteamericanas como la principal liga del mundo. Pues bien, en Miami se reunieron tres de las cuatro principales potencias en las Mayores: Estados Unidos, Venezuela, Puerto Rico y solo faltó República Dominicana, la gran decepción del Clásico.

Entonces, ¿el grupo de Miami no luce como uno más fuerte? Es cierto que Corea y Japón han estado muy bien, aunque pudiera escribir lo mismo de Venezuela, Estados Unidos y también Puerto Rico, eliminado después de caer en dos cerradísimos partidos.

Tal vez sería más justo decir que las posibilidades de cambiar peloteros en cualquier momento por posibles “lesiones” sí benefician a Estados Unidos, como lo prueban las sustituciones de varios jugadores; pero de ahí a afirmar que los organizadores querían perjudicar a Cuba hay un largo trecho.

Otro punto con el que discrepo: “En Cuba, donde se practican casi todos los deportes y estos cuentan con numerosos aficionados, la pelota se ha convertido en una pasión nacional.”

La pelota no se “ha convertido” en pasión. Es una pasión  desde finales del siglo XIX cuando el juego, traído desde Estados Unidos, llegó para nunca más irse de las ciudades cubanas. Aunque muchos pretendan borrar la historia y construir una imagen victoriosa del béisbol solo después de 1959, lo cierto es que durante las cinco primeras décadas del siglo XX Cuba desarrolló enormemente la pelota. Otras modalidades lamentablemente ni siquiera se mencionaban; pero el béisbol siempre ocupó un lugar primordial en la preferencia deportiva del fanático antillano.

Algunos quisieran olvidar para siempre los duelos de Almendares contra Habana o la importancia de figuras—ciertamente polémicas—pero inolvidables como Adolfo Luque, Miguel Ángel González, Orestes Miñoso, Perucho Formental, Conrado Marrero, José de la Caridad Méndez y miles más que hoy apenas son mencionados en esta Isla que respira béisbol por todas partes.

Veamos un tercer punto de la columna de opinión: “La alineación, sugerida desde Cuba por los organismos rectores con asesoramiento de expertos, era buena e inspiraba confianza.”

Esto me dejó boquiabierto. Perdonen mi ingenuidad. Yo creí que con la inclusión de un excelente colectivo de dirección, encabezado por Higinio Vélez, donde además estuvieron Benito Camacho, jefe técnico del béisbol cubano, Lourdes Gourriel, Pedro Pérez, Esteban Lombillo, Eduardo Martín Saura y el invitado Antonio Pacheco sería suficiente para decidir, en México y San Diego, la alineación cubana que saldría al terreno cada día.

¿Quiénes, desde Cuba, pudieran sugerir una mejor forma de aprovechar el enorme talento de los jugadores del equipo? ¿Cuál es el organismo rector? ¿El Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación? ¡Pero sí los entrenadores más capaces estaban allá!

En la columna, el compañero Fidel sugiere la idea de “revolucionar los métodos de preparación y desarrollo de nuestros atletas, no solo en la pelota, sino en todas las disciplinas deportivas.” Esta parece una de las aproximaciones más cercanas a la realidad. Claro que es imprescindible cambiar los métodos; pero ¿tuvimos que esperar a caer dominados ampliamente por Japón? Debimos cambiar nuestros métodos cuando cambiaron las condiciones del béisbol mundial, desde 1999. Ahora estamos pagando el precio de ese atraso.

Entonces, perdón, pero no todos somos culpables por el doloroso revés cubano en el Clásico. Sí son culpables los que guardaron un silencio cómplice cuando nos regodeábamos en los triunfos sobre peloteros que no estaban a nuestro nivel; también son culpables los que se niegan a analizar a fondo los problemas del deporte cubano. Ellos son los que deberían “asumir toda la responsabilidad.”

Anuncios

11 comentarios

  1. Dicho pero no hecho, lástima. Es la vuelta inesperada del Boomerang!!! La pelota pasó de ser el pasatiempo nacional para convertirse en un asunto de “políticas nacionales” que van más allá de las políticas para el desarrollo de un deporte no profesional, porque se hizo la sinonimia: deporte no profesional es igual a mejor deporte, que es igual a logro de la Revolución, que es igual a la Revolución y el proyecto Socialista mismos……. Luego, perder en la pelota en Cuba, por tradición alimentada históricamente se ha convertido en una derrota cuyas implicaciones provocan estrujamientos cerebrales en busca de causas irracionales que van más allá de una simple explicación, el otro fue mejor, jugó mejor, tenía y tiene mejores técnicas, es profesional pero es mejor y punto. Ah!!!! que hay que modernizar técnicas, es verdad, que hay que ser menos conservadores, es verdad, que no nos gusta perder en nada, es verdad, que nuestro equipo perdió de forma aplastante, es verdad…. Pero, siempre hay un pero, sencillamente no hay que ahogarse en la búsqueda de culpables y análisis milimétricos ni meteorológicos para encontrar alguna causa distinta, externa para la derrota… Luego, la vuelta del boomerang, que empieza a remover aquellas erróneas sinonimias y pone a relieve lecturas culturales, sociales, políticas a partir de un evento deportivo en el que Cuba, nuevamente, no olvidar los resultados de este 2008 de la pelota cubana internacionalmente, no quedó en los esperados y anunciados planos estelares. Dicho, pero no hecho, lástima y ojalá no sea punto y aparte, sino “y seguido” y sobrevengan los cambios…

  2. Miguel, me quito el sombrero ante tu comentario. Estoy seguro que es una de las cosas con más coraje que se han escrito en estos días de duelo deportivo.

  3. migue,
    tu compañero tiene que entender que fue solo un torneo, que no es el fin del mundo.
    que deje a los peloteros jugar pelota, a los directores dirigir y a los periodistas escribir.
    eso de poner al país pendiente de sus ramalazos es un dislate y una exageración.
    y no hagamos como escribió ubieta en lo de lagarde, de comparar el clásico con los mundiales de fútbol.
    no lo son.
    es que tu compañero asume que todo es su finca, y las presiones que le baja a todo el mundo…

  4. migue, con tu permiso voy a copiar tu comentario en mi página.

  5. Miguel. No tan solo lei..disfrute tu comentario….fidel , al politizarlo todo, al controlarlo todo se hace responsable de todo!!…pero si gana!!..Inspirado en el “comandante en jefe” le donan y dedican medallas doradas o plateadas…deberian dedicarles tambien las derrotas!!!…O es que la derrota sigue siendo huerfana??Yo higinio Veliz no hubiese aceptado la direccion del equipo cuando me meten un medico hijo de “papa”l con mas poder de desicion que el …cuando fidel , como hizo con la guerra de Angola, dirigia a miles de millas desde sus comodas oficinas….y sus eternas reflexiones en pleno torneo….asi ha sido fidel para todo…siempre busca una excusa para sus fracasos[que son muchos]…siempre le echa la culpa a otros de sus errores, siempre se justifica con el imperialismo que la tiene cojida con Cuba…..ya esos trucos no enganan a nadie….el fracaso de la pelota ha sido el fracaso de la roboilusion en estos 50 anos bajo tu “certera” direccion con “resultados” similares…todos sabemos a quien siempre je echas la culpa…..sigue reflexionado ……pero de verdad,,,,,pero…por que no te callas???..creo que ya haz hablado bastante….y haz hecho bastante poco…la historia se mide por resultados….no por muelas…o “reflexiones”….en eso te haz pochado en todos tus turnos al bate….deja que /Raull batee…deja que el equipo juegue pelota….deja que el cubano no sea un ciudadano de segunada en su pais….y…por que no te callas???

  6. Migue, te leí en el blog del Dani y te paso mi comment: “…no puedo dejar de decirles cuán orgullosa me siento de ustedes cuando los leo… nunca he escrito cosas tan directamente atrevidas desde la capital de todos los cubanos… bueno, en mi tesis, pero creo que no muchos fuera de fcom la leyeron… ustedes me hacen seguir siendo testaruda en mis utopías… seguir pensando que “es(t)o no está muerto, no me lo mataron…”” (todavía), que la desmovilización no es total… Como Boris, me quito el sombrero! y ojalá algún día cmentarios como este puedan aparecer en las mismas páginas que las reflexiones… ojalá el ché pueda volver a polemizar públicamente con blas roca, o pepe el cojo con juan el manco, y no sólo de pelota!

  7. rosakiel…..me quito el sombrero ante usted……Saludos

  8. Le gradezco sus visitas a mi blog, pero una vez más creo que este espacio, dedicado a comentar sin medias tintas los más diversos temas del mundo deportivo cubano, no fue concebido por mí para ofender a nadie y lamentablemente eso ha pasado con su último comentario. He escrito algunos posts dedicados a analizar algunas ideas de las reflexiones del líder histórico del proceso revolucionario cubano y ninguno de sus comentarios sobre esos posts serán borrados, pero le pediré que en lo adelante (y le reitero que me encantaría que siguiera visitando mi blog y comentando) nos centremos en el deporte y no intentemos politizarlo todo, para eso hay decenas de blogs, creados en Miami y también en Cuba. El revés de la selección nacional en el Clásico ha dolido mucho a todos los que amamos este deporte, pero bajo ningún concepto demuestra el fracaso de los que usted llama “boboilusión”, la pelota cubana, a pesar de los pesares, se ha desarrollado enormemente en los últimos 50 años de Revolución y Fidel Castro ha sido un impulsor de ese deporte y esto lo reconocen tanto amigos como enemigos y no es cuestión de trucos, sino de realidades, de analizar los avances en las más disímiles disciplinas, de la masividad lograda. ¿Qué todo está bien? Por supuesto que no. Del 5to lugar en la Olimpiada de Barcelona caímos ahora en Beijing, pero seguimos estando por delante de decenas de países con un desarrollo enormemente superior y eso es para sentirnos orgullosos, aunque también sería un error cerrar los ojos ante los problemas. Por último, soy ciudadano de este país y no me siento de “segunda”, trabajo en esta sociedad y critico lo que no me parece bien de ella, pero no para formar una “nueva sociedad”, sino para mejorar esta.

  9. Bueno, leo con asiduidad la columna de Migue y encontraba muy positivo que no se hubiera convertido en un espacio para la diatriba sin sentido, sino para la reflexion seria (tambien politica) del deporte.
    Con sus ideas sobre el Clasico, Migue ha resumido lo que muchos pensamos.
    Sería muy deseable que mantuviéramos las conversaciones en un marco de respeto, sin los anatemas esos que tan mal hablan de sus autores…
    Después hay quienes se quejan de que les digan cavernícolas…

  10. bueno, migue,
    creo que puedes poner ciertas reglas.
    es tu blog, ¿no?
    aunque estos espacios tienen la misión pública también.
    una regla sería “deporte sí, política no”
    pero ibas a tener que eliminar el post que originó esto.
    pero es tu prerrogativa.
    de nuevo,
    felicidaes por el post.
    y paciencia con el mundo exterior.

  11. senores ,no solo a sido el clasico mundial,cuba a perdido otros torneos recientes,que no han tenido grandes equipos,esos equipos cuba se dirigian ”solos”cuba arrasaba a equipos mediocres constantemente,un punto,no hay [ picheo ] el cuerpo de lanzadores cubanos esta [ ripiado ] tener una academia para hacer ”picher”ya que el que sale como nuevo prospecto ”desecta”el picheo es el primer eslabon para alcanzar una victoria,acompanado de un buen bateo,y una aceptable defensa,la direccion influye pero el 80 porciento de los partidos lo deciden los peloteros,no se enganen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: