Anuncios

Adiós a los espejismos en el Clásico Mundial

Dice-K, una vez más impresionante

Dice-K, una vez más impresionante

Cuando les comenté a algunos amigos que el aplastante triunfo de Cuba sobre México en el último partido del grupo B del Clásico Mundial me pareció “engañoso”, muchos  criticaron mi “paranoia” hacia la ofensiva cubana y con el excelente desenvolvimiento hasta ese momento de la selección nacional. El juego contra Japón demostró que no somos tan buenos como parecimos en el Foro Sol, ni tampoco tan malos como nos hizo lucir el pitcheo nipón.
Estos son algunos de los errores que, en mi opinión, causaron la derrota:

1) La mala selección del pitcheo
Ya lo había escrito aquí: Aroldis Chapman no era el lanzador para Japón. Tal vez muchos me digan ahora, “bueno, pero si hubiera dominado a los cinco zurdos intercalados que colocó en la dirección el mentor nipón, entonces nadie criticaría a Higinio Vélez”. Cierto, pero el terreno mostró que para enfrentarse a un equipo con muchísimo tacto y habituado a las grandes velocidades, nada mejor que un lanzador con control y, sobre todo, experiencia como Norge Luis Vera.

Pero no fue solo el caso de Chapman. Con el partido 5 a 0, Higinio Vélez decidió traer, contra un zurdo, nada menos que a Yolexis Ulacia, un lanzador que todos, incluidos los japoneses que seguramente estudiaron a Cuba, saben que por su forma de lanzar es presa fácil de este tipo de bateadores. En el octavo la jugada salió bien porque la fuerte línea de Ichiro Suzuki (por cierto, de 5-0) fue directa al guante de Frederich Cepeda en el jardín izquierdo. Sin embargo, para sorpresa de todos, la dirección cubana decidió abrir el noveno inning, frente a un zurdo… otra vez con Ulacia al que le marcaron la sexta y última anotación.
2) La pésima colocación de los jardineros cubanos
Como era de esperarse, todas las críticas están dirigidas a Alfredo Despaigne. El batazo que dejó caer en el cuarto inning costó una carrera que sacó del partido definitivamente a Cuba. ¿Nadie se dio cuenta que el sol molestaba a los jardineros en esa zona del estadio? ¿O acaso creyeron que Ichiro utilizaba gafas como parte de su “look”?
Además, ¿qué hacían Céspedes y Despaigne situados cerca de la zona de seguridad? De los 12 imparables conectados por los japoneses, solo uno fue extrabase y en el fatídico tercer inning, varias conexiones (especialmente la de Aoki) pudieron ser capturadas con una mejor colocación de Despaigne.

3) Matsuzaka dominante, pero ¿qué esperábamos?
Los elogios para el estelar Dice-K. Creo que ningún otro lanzador había derrotado en tres ocasiones a Cuba en eventos internacionales.  Matzusaka mantuvo un control excelente, a diferencia de su anterior salida ante Corea del Sur en el Tokio Dome. Los bateadores cubanos, en especial Yosvani Peraza, lucieron en repetidas ocasiones muy mal frente a los envíos de Dice-K.
Pero si un lanzador mantiene un dominio absoluto, ¿qué indica el tan famoso “librito”? Pues, ¡hay que moverlo! Y esto no lo hizo el equipo cubano. Apenas un toque de bola, ejecutado nada menos que por… Ariel Pestano, el bateador más lento del equipo quien increíblemente logró llegar quieto a primera.

La alineación cubana fue muy similar a la que arrolló a México, sin embargo, no pueden ni remotamente compararse los staff de lanzadores. Peraza estuvo bien ubicado como cuarto bate, solo que la presión pudo más que él; Mayeta quedó en el banco; pero ¿Leslie Anderson? Es cierto que defendió muy bien, una cualidad que también cumple, y quizás de una mejor forma, Joan Carlos Pedroso quien fue llevado como el suplente de Mayeta y apenas ha tenido un turno  al bate en todo el torneo.
Ahora Cuba chocará contra México en un partido de vida o muerte. Sin dudas prefiero a los mexicanos que a los sudcoreanos, aunque nadie en su sano juicio debería esperar una repetición del 16 a 4 en el estadio Foro Sol.
El abridor cubano tiene nombre: Norge Luis Vera. Su experiencia le ha permitido salir de momentos complicados y el juego de eliminación frente a los mexicanos probablemente clasifique como el más importante de su vida en eventos internacionales.
¿Cómo moverá Higinio la alineación? ¿Pedroso a primera? Ese podría ser el único cambio.

Vea también estos posts:
Los Samurais esperan repetir la historia
Cuba aplastó a México

Anuncios

5 comentarios

  1. A mí también me pareció que Chapman era muy chama para enfrentar un juego tan importante. Pero también hay que dar confianza a los jóvenes, ¿no?
    Coincido en el tema de los jardineros. Al parecer nadie se daba cuenta de que, a esa distancia, estaban jugando como en la zona de seguridad del Latino y nunca llegarían a las bolas. ¿Presión? ¿Exceso de confianza? La súbita ceguera de Despaigne le puso la tapa al pomo. ¿Hicimos el ridículo?
    No sé para que llevaron a Pedroso, si no confían en él. Quizás, como dice un socio, para que cargara las maletas de los demás, porque el tunero es bien fornido.
    Confío en que ganaremos a México, pero rezo por no volvernos a ver las caras con los nipones. El famoso Dice-K, en declaraciones a la prensa, dijo que no le preocupaba Cuba, porque era un buen equipo, pero siempre había dominado a sus bateadores. En fin…

  2. Boris: Claro que hay que darle confianza a los jóvenes, pero la inexperiencia la pasó la cuenta a Chapman, se fue del partido con el conteo del árbitro y ahí llegaron las tres carreras. Lo de los jardineros no creo que fuera presión, sino descuido, errores muy lamentables que costaron el partido. Las imágenes de Despaigne tapándose el sol se han repetido en numerosas ocasiones por la MLB Network y por ESPN, como era de esperarse, clasifica como uno de los momentos “cómicos” del Clásico. Lo de Pedroso no tiene nombre, cada vez se demuestra que no confían en él, pero ni siquiera le dan la oportunidad, solo un turno al bate (base por bolas). La derrota afectó al equipo (la conferencia de prensa de Higinio fue de apenas 5 minutos) aunque también confío en que puedan reponerse ante México hoy y crucemos los dedos para que Japón le gane a Corea, sin dudas prefiero a los surcoreanos (un excelente equipo) que vernos con los nipones.

  3. Ayer comente que Cuba debia de jugar al juego tecnico, la velocidad, al tacto , enl as jugadas…que si jugaba al batazo perdian…..y asi fue!!..Creo que si vuelven a jugar vuelven a perder..el nivel tecnico de japon es muy superior….Cuba no se preparado para jugar con Japon que es el equipo a ganar….no se olviden de Puerto Rico…lo vi jugar e impresiona…

  4. A este nivel se gana y se pierde con cualquiera. Matzlousake nos tiene tomada la costura. Hoy hay que ganarle a México pero sin espejismos que los de México tienen equipo para jugar serio. Entre Japón y Corea gana cualquiera y me parece que da los mismo jugar con Corea o con Japón sin Matzusaka si le podemos ganar a los mexicanos como espero.

    Y como siempre para que llevaron a Pedroso sino confían en el, yo no lo quería en el equipo pero si lo llevaron era para que jugara…en fin no entiendo.

  5. Por supuesto que Cadman no era el abridor contra ese equipo que ya no le debe quedar duda a nadie es el equipo a derrotar por que nos tiene en seco. Yo hubiera apostado por Maya y no por Vera. Y sobre Ulacia, yo no se que le pasa a Higinio si es que la altura lo dejo un poco mal, los japonese desde que nacen el tete de ellos es el pitcheo por el lado y submarino. La verdad que este director me sigue demostrando menos cada día

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: