Leinier Domínguez a solas contra el mundo

Leinier en el podio del torneo de Biel ¿habrá otra sorpresa?

Leinier en el podio del torneo de Biel ¿habrá otra sorpresa?

Nunca antes un ajedrecista cubano ha enfrentado un mayor reto que el de Leinier Domínguez: en menos de dos meses jugará 27 partidas contra varias de las principales estrellas del mundo y aunque las expectativas en el país son altas, en realidad los pronósticos señalan al habanero como uno de los de menores posibilidades en los dos súper torneos.

La primera parada del extenso itinerario europeo del mejor jugador latinoamericano del momento por su ELO de 2717, vigésimo tercer puesto del mundo, será en la ciudad holandesa de Wijk aan Zee, donde tendrá lugar la edición 71 del torneo Corus. Este no es un sitio desconocido para Leinier porque junto a Lázaro Bruzón intervino, en 2004, en el grupo B del Corus y finalizó en la segunda posición, por detrás del tunero. El triunfo le permitió a Bruzón incluirse entre los catorce hombres que disputaron el fortísimo grupo principal de 2005.

Sigue leyendo

La caída de los favoritos en la NFL y el gran vuelo de los Eagles

McNabb guió a los Eagles al partido de campeonato

McNabb guió a los Eagles al partido de campeonato

Muchas veces se ha escrito que una cosa es la temporada regular y otra bien diferente los play offs. Esta sentencia cobra mayor fuerza si ese play off es de un solo partido. El famoso “momento” en que llegan las selecciones a ese encuentro decisivo es fundamental y quedó demostrado en la segunda semana de los partidos de postemporada de la NFL, cuando tres de los cuatro sembrados—New York Giants, Carolina Panthers y Tennessee  Titans—quedaron eliminados y solo uno de ellos—los Titans— ofreció una verdadera resistencia; mientras los otros dos cayeron ampliamente ante equipos que no fueron considerados favoritos.

La escena queda lista para que Pittsburgh y Baltimore, las dos grandes defensivas de la Conferencia Americana, luchen por un puesto en el Super Bowl XLIII; mientras en la Nacional, las dos mayúsculas sorpresas, Philadelphia y Arizona, intentarán alcanzar el ansiado juego que pocos, para no ser absolutos, predijeron que alguno de ellos llegaría.

Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: