Anuncios

El ajedrez cubano despide un año impresionante

Yuniesky Quesada cerró un excelente año

Yuniesky Quesada cerró un excelente año

El campeón nacional de 2008, el Gran Maestro Yuniesky Quesada, culminó la temporada del ajedrez cubano con un excelente segundo lugar en el torneo Memorial Carlos Torres Repetto jugado en Mérida, Yucatán.

Las cosas no comenzaron bien para Quesada porque no fue incluido entre los “cabezas de serie”, entabló dos partidas ante rivales inferiores en la primera fase del torneo y luego tuvo un pareo extremadamente complicado en los matches; sin embargo, el tercer jugador de mayor fuerza en el país mejoró su nivel de juego y dejó atrás a hombres que lo superaban en varias decenas de puntos ELO.

El contrario de Quesada en la gran final fue el nacionalizado norteamericano Alexander Onischuk, de 2644 de ELO. La gran mayoría reconoció como favorito al estadounidense quien tuvo que esforzarse durante horas para derrotar a Yuniesky en 105 jugadas en la última partida clásica. 

La segunda plaza confirma el crecimiento ajedrecístico de Quesada quien deberá aparecer en la próxima actualización del ranking nacional con una cifra cercana a las 2590 unidades de coeficiente ELO. Su triunfo en el campeonato nacional, los buenos resultados obtenidos como tercer tablero de la selección cubana en la Olimpiada de Dresde y la destacada actuación en el Torres Repetto demuestran que el joven villaclareño, de 24 años, fue uno de los grandes ganadores de 2008.

Con el Torres Repetto concluye la actividad para los cubanos en 2008. Esta fue una temporada muy intensa, llena de excelentes momentos que incluyeron nuevos títulos, victorias en torneos efectuados en diversos lugares del mundo y un aumento notable en el ELO de los mejores jugadores.

TITULARES PARA LEINIER DOMÍNGUEZ

Leinier Domínguez ocupó titulares en los medios de comunicación todo el año. La lista de sus triunfos es extensa y está encabezada por su brillante coronación como campeón mundial de ajedrez rápido, en el torneo celebrado en Almaty. Allí, frente a la mayoría de las estrellas, Leinier concluyó invicto; además, ganó el Memorial Capablanca y quedó segundo en los fortísimos eventos de Sarajevo y Biel. Su participación en Dresde no puede considerarse mala, porque como primer tablero ganó dos partidas y entabló las otras ocho. Finalmente Leinier sobrepasó la barrera de los 2700 puntos de ELO y apareció en el puesto 19 del listado mundial de la Federación Internacional (FIDE, por sus siglas en francés). En los dos primeros meses de 2009, Leinier intervendrá en dos de los torneos más prestigiosos: el Corus Wijk ann Zee y el ciudad de Linares.

UNA OLIMPIADA POR DEBAJO DE LOS PRONÓSTICOS
La participación de las selecciones cubanas en la Olimpiada de Dresde provocó diversas reacciones. Ninguno de los dos equipos cumplió con los pronósticos, especialmente los hombres quienes finalizaron en una impensada vigésimo tercera posición.

Los pobres resultados de Lázaro Bruzón como segundo tablero, partidas entabladas que pudieron ser victorias y matches claves igualados o perdidos contribuyeron a que el equipo se alejara de los quince primeros puestos, una meta que muchos consideraron alcanzable.

Las mujeres concluyeron en un puesto más cercano a su nivel real: el vigésimo quinto; pero al menos tuvieron a una jugadora que acaparó la atención a lo largo de la Olimpiada: la santiaguera Oleiny Linares, medalla de plata en el cuarto tablero, al totalizar 9 puntos de 10 posibles.

MÁS TÍTULOS PARA CUBA
En 2008 aumentó notablemente el número de jugadores cubanos que recibieron la máxima distinción de la FIDE: el título de Gran Maestro (GM). Quizás el caso más sorpresivo fue el de Isam Ortiz quien adicionó más de 100 puntos a su coeficiente ELO y cumplió sus normas.

Otros que ya pueden firmar como GM son Aryam Abreu, Fidel Corrales, Yuri González y Luis Manuel Pérez; mientras, dos mujeres también recibieron la condición de Gran Maestra (WGM): la veterana Zirka Frómeta y Yaniet Marrero.  Ahora Cuba cuenta con 23 GM residentes en el país, cifra que le permite liderar, ampliamente, a Latinoamérica.

El desarrollo del ajedrez cubano ha sido vertiginoso en el último lustro y una de las posibles explicaciones para el gran salto cualitativo está relacionada, directamente, con la política seguida por la Comisión Nacional que ha alentado la participación de los más talentosos en torneos, en diversos lugares del mundo. El choque continuo frente a rivales cada vez más exigentes ha elevado el nivel de juego; aunque ese desarrollo es mucho más visible entre los hombres ya que varias de las mejores ajedrecistas tuvieron un retroceso en los últimos doce meses—sobre todo las más experimentadas.

La visibilidad mediática lograda por el ajedrez cubano se debe, en gran medida, a los éxitos de Leinier Domínguez; pero, y esta tal vez sea una las diferencias más apreciables con años anteriores, ya no es solo la actuación de la principal estrella la que coloca a este deporte en los titulares.

Publicado en Cubahora

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: