Anuncios

Las chicas doradas del voleibol olímpico

Equipo cubano de voleibol femenino

Equipo cubano de voleibol femenino

La pelota sobrepasó la net y el recibo, una vez más, falló en el momento decisivo. La pasadora se vio obligada a moverse mucho más de lo acostumbrado. Logró llegar a la bola; pero el ataque fue cómodamente bloqueado por las chinas y así comenzó el festejo en la cancha y en las gradas. Era el final de la discusión del bronce de los Juegos Olímpicos de Beijing y a miles de kilómetros de allí, muchos todavía no podían creer lo que había sucedido, en apenas dos días, con la selección femenina cubana de voleibol. De grandes favoritas, terminaron sin medallas. Por primera vez en cinco citas estivales, ellas regresaban a casa con las manos vacías. Mientras las chinas corrían por el moderno gimnasio y su público justamente las aplaudía, las lágrimas en los ojos de las cubanas representaban el dolor, la decepción, los años de entrenamiento que se desvanecían en poco tiempo.

Algunas estaban conscientes de que esa había sido su última oportunidad de subir, otra vez, al podio olímpico. De seguro en cuatro años ya no estarán Yumilka Ruiz, Zoila Barros y Liana Mesa. Otras tendrán que ocupar su lugar y el vacío se sentirá.

Un poco de historia

El debut de una selección femenina cubana de voleibol se produjo en los Juegos de Munich, en 1972. En aquella Olimpiada, que marcó el inicio dorado del boxeo, con triunfos de Orlandito Martínez, Emilio Correa y Teófilo Stevenson, las chicas concluyeron en el sexto puesto, al caer en la disputa del quinto lugar contra Hungría por un cerrado marcador de tres sets por dos. El equipo estuvo formado, entre otras, por el trío de las Mercedes: Pérez, Roca y Pérez.

Cuatro años después, en Montreal, un equipo similar finalizó en la quinta posición, con triunfos finales sobre República Dominicana y la entonces Alemania Democrática. A las Mercedes se unió Imilsis Téllez. En Moscú 1980 se repitió el quinto lugar, aunque el balance esta vez fue mejor: tres éxitos y dos derrotas; sin embargo, se esperaba más de una selección que en 1978, en Leningrado, hoy San Petersburgo, había conquistado su primer campeonato mundial. Durante esas tres primeras incursiones olímpicas, Nelly Barnet, Mercedes “Mamita” Pérez, Mercedes Pomares y Ana María García no faltaron nunca en la nómina.

Las ausencias cubanas a los Juegos de Los Ángeles 1894 y Seúl 1988 no las hizo perder posiciones a nivel mundial porque la selección se mantuvo participando en Campeonatos Mundiales, Panamericanos y Centroamericanos. Desde 1983 se había unido al equipo una joven jugadora quien sería considerada su atacadora más espectacular de todos los tiempos: Mireya Luis.

 En Barcelona 1992 Cuba regresó a las citas estivales y las chicas conquistaron su primer título olímpico. Bajo las órdenes del brillante Eugenio George, reconocido como el entrenador del siglo XX, la selección concluyó invicta en cinco presentaciones, aunque el partido semifinal contra Estados Unidos se extendió a cinco parciales y ellas tuvieron que venir de atrás para conquistar el triunfo que les permitió enfrentar en la final al “Equipo Unificado”, denominación bajo la que participaron en la Ciudad Condal, Rusia y las 12 ex-repúblicas soviéticas.

Lideradas por el imparable ataque de Mireya Luis y el efectivo juego por el centro de una muy joven estrella, Regla Torres, las cubanas vencieron al Equipo Unificado en cuatro sets, 16-14, 12-15, 15-12 y 15-13. Ya eran campeonas olímpicas. Así comenzaba su era de total dominio.

El apabullante triunfo en el Mundial de Brasil, en 1994, con actuación perfecta, las reafirmó como las grandes favoritas para Atlanta, en 1996. No obstante, el equipo jugó de forma muy irregular en la clasificatoria y sufrió dos derrotas, ante Brasil y luego Rusia. Nadie les otorgaba posibilidades en el desafío semifinal contra las brasileñas. Se jugaba el cuarto set y ellas iban debajo 1-2. En ese momento comenzó la recuperación y hubo que jugar el quinto e inolvidable quinto set, tal vez el más recordado en la historia olímpica cubana.

La rivalidad con Brasil se había incrementado desde que Cuba las barrió en la final del Mundial. En 1996 el problema pasó a nivel personal cuando los gritos ofensivos a través de la net molestaron a ambos equipos. Después que Mireya Luis colocó la pelota en terreno brasileño y decretó el triunfo de las cubanas, se produjo un gran altercado entre las jugadoras; pero la peor parte del asunto sucedió en los camerinos y no lo captaron las cámaras. A partir de esa fecha no ha existido una relación cordial.

Ya en la discusión del título, las discípulas de Eugenio George pasaron mucho trabajo para derrotar a las chinas e incluso cayeron en el primer set por 14-16. Luego vino la remontada y triunfos consecutivos por 15-12, 17-15 y 15-6. Con el punto conclusivo llegaron los brincos de alegría y las espectaculares Morenas del Caribe, epíteto que recibieron las chicas por parte de un narrador deportivo, se abrazaron sobre la cancha. Habían conquistado su segunda corona.

El escenario mundial lucía completamente diferente para Sydney, en 2000. La nueva reglamentación de la Federación Internacional que alargaba la puntuación de los sets hasta los 25 puntos y eliminaba los cambios de bola, propició que la lucha fuera más reñida.

En ese ambiente, las cubanas llegaron a la imponente urbe australiana con el objetivo de acercarse a su tercera final consecutiva. Del equipo que intervino en Atlanta se sintió la ausencia de Magalys Carvajal. El resto de la selección era similar.

Las chicas concluyeron la etapa clasificatoria en el segundo puesto de su grupo, superadas por las rusas. En las semifinales les tocó enfrentar, por segunda ocasión, a Brasil y otra vez se vieron debajo por 1-2 y otra vez vino el repunte y un trepidante éxito en el quinto set.
La enorme diferencia horaria con Sydney, de 16 horas, hizo que el partido por la medalla de oro contra las invictas rusas comenzara en la madrugada cubana. Aquel se recuerda como uno de los desafíos más reñidos en la historia del voleibol nacional.

Los reveses en los dos primeros parciales, por cerradísimos 25-27 y 32-34, colocaron a las Morenas contra la pared. A esa altura del juego, con la desventaja y el nivel mostrado por las rivales, pocos se atrevían a ser optimistas; pero ellas demostraron que nada estaba acabado e iniciaron una de las más espectaculares remontadas olímpicas.

Victorias en el tercer y cuarto set por 25-19 y 25-18 forzaron al quinto y decisivo tie-break y en él las cubanas aplastaron a las rusas por un contundente 15-7. La alegría invadió la madrugada en Cuba. Las Morenas del Caribe eran tricampeonas olímpicas. Ningún otro deporte colectivo había logrado hilvanar tres títulos consecutivos.

Ocho jugadores podrán vanagloriarse por toda su vida de formar parte de los tres éxitos del equipo. Ellas fueron Regla Bell, Lily Izquierdo, Mireya Luis, Regla Torres, Ana Ibis Fernández; Idalmis Gato, Marlenis Costa y Raysa O’Farrill.

¿Sería posible una cuarta corona olímpica en Atenas 2004? Ya no estaban las líderes de la generación más brillante del voleibol cubano. Mireya, Torres, Bell, Izquierdo habían pasado al retiro. En su lugar quedaban Yumilka Ruiz, integrante de la selección desde Atlanta, Ana Ibis Fernández, desde Barcelona 1992 y Zoila Barros, junto a las nuevas estrellas Rosir Calderón y Nancy Carrillo. A ellas les faltó muy poco, quizás un último aliento, para alcanzar la final en la capital griega.

El duelo semifinal fue contra China y las asiáticas dominaron sin grandes complicaciones los dos primeros parciales. A partir del tercero, como ya era habitual, se inició la reacción antillana y hubo que jugar el quinto set. Solo quince puntos separaban a las nuevas Morenas del Caribe de la discusión del título; sin embargo, por primera vez desde 1992, fallaron a la hora buena y China alcanzó la victoria. Luego, en el juego por el oro, al igual que había sucedido en Sydney, las rusas dejaron escapar una ventaja de 2-0 y cayeron 2-3 ante las chinas. Realmente trágico.

A las cubanas todavía les quedaba el partido por el bronce contra Brasil. La rivalidad entre ellas nunca pereció; aunque aquel no fue un desafío tan complicado. Las Morenas triunfaron sin la resistencia esperada por parte de las brasileñas y por cuarta ocasión consecutiva subieron al podio olímpico.

Esa cadena quedó interrumpida después del cuarto lugar en Beijing 2008. Quizás ahora sí se pueda afirmar que la era de las llamadas espectaculares Morenas del Caribe ha terminado. Es el momento oportuno para iniciar una nueva historia.

Anuncios

17 comentarios

  1. Que vicio el mio con este deporte de las pasadoras mis preferidas fueron Taimaris Aguero para mi la mejor levantadora cubana y tambiem Imilsis Tellez la maga tenia su estilo,en la defenza nadie bloqueaba como Regla Torres y Magalis Carvajal y entre las atacadoras casi todas eran mi vida Mercedes Mamita Perez,Mercedes Pomares,Mireya Luis y por supuesto la reina Regla Torres que nunca me desfraudo vivan esas morenas for ever.

  2. Saludos..Las jugadores que menciona hicieron historia como parte de las “Morenas del Caribe”, entre las pasadoras me gustaría agregar a Lily Izquierdo y Daimí Ramírez, en especial la primera, doble campeona olímpica en 1992 y 1996. Sobre Taimaris, bueno, realmente una excelente pasadora, aunque con Italia ya no ha asumido esta función. Mi preferida siempre fue Mireyita Luis, aunque en la selección de la mejor jugadora del siglo XX la Federación Internacional optó por Regla Torres. En realidad, las dos fueron geniales. No vale la pena compararlas.

  3. Te voy a contar algo en su tiempo Mereya fue imbatible pero sabes nunca fui justo con ella,
    no me simpatizaba aunque pienso que fue por que sustituyo a Mamita Perez,pero asi es la vida sino no existirian los colores y en el caso de Regla ella fue una superdotada por la vida,era un bloqueo violento atacando ni se diga aunque tu sabes que las auxiliares atacan mejor por las esquinas,lo que sepas sobre Taimaris y pudes hacerme el favor enviamelo,Suerte Jesus.

  4. Saludos Jesús: Los tiempos de las espectaculares Morenas del Caribe y sus tres títulos olímpicos consecutivos dudan regresen y es que esa generación era impresionante (Mireyita, Regla Torres, Regla Bell, Magalys Carvajal), dirigidas siempre por el maestro Eugenio George, indiscutible mejor técnico del siglo XX. Taimaris Agüero tiene ciudadanía italiana por lo menos desde 2003 (que yo sepa). Ella jugó el Mundial de 2006 con ese equipo y también la Olimpiada de Beijing.

  5. Es posible que te recuerde algo Annia Portuondo,creo
    que te dije algo en el anterior mensaje,parece sacado de un cuento de hadas pero fue una forma muy injusta de ver el caso y al final adopto una actitud que en realidad nadie en la familis lo sabia,ahora vive en este pais casada y tranquila con sus dos medallas de plata,que siempre deseo ganar para su pais.
    bye y suerte Jesus.

  6. Desgraciadamente al parecer no se ha trabajado bien con la base y el equipo de ahora no está jugando como los anteriores.

    Recuerdo mis brincos y algarabía con ese partido Cuba-Rusia en Sydney ese y el triunfo de Pedroso fueron los triunfos que más disfrute en esa olimpiada.

    Todavía no creo que la FIVB haya seleccionado a Japón (sin demeritarlas en nada) por arriba de Cuba como mejor equipo del siglo. También me hubiera gustado que la mejor voleibolista del siglo hubiese sido Mireya.

    Hoy día, a diferencia de antes, tengo más fe en el joven equipo masculino.

  7. Yudivián, concuerdo contigo en que el equipo masculino parece más prometedor, pero las chicas, a pesar del increíble e inexplicable cambio de director técnico (¿qué habrá sido de la vida de Antonio Ñico Perdomo, un hombre que dedicó varias décadas a este deporte ?) creo todavía pueden clasificar entre los ocho primeras, mientras con los hombres no sucedería esto (tampoco se les puede exigir mucho, recordemos que es el quinto equipo nacional en menos de un lustro por los problemas que todos conocemos). La selección de las “niñas magas de oriente” como mejor equipo del siglo XX fue algo muy injusto, yo diría que fue para quedar bien con todos (especialmente con el mercado japonés, el más importante del voleibol), ya que E.George era el director y Regla Torres la jugadora, entonces “compartieron” los premios.

  8. saludos… no recuerdo a Annia Portuondo, si sabes más de ella, cuéntame por aquí. El equipo femenino actual está en una enorme fase de “restructuración”, con un nuevo director técnico, muchas de las jugadoras del anterior ciclo olímpico pasaron al retiro (Yumilka Ruiz, Zoila Barros), ¿podrán recuperar el terreno perdido? Soy optimista, pero los tiempos de las “espectaculares Morenas del Caribe” son ahora parte de la historia, de seguro de la mejor historia del voleibol femenino cubano

  9. Buen dia:solo hay algo que no comparto:el de mejor
    equipo,dado a Japon las nuestras son mejores Japon no tiene un historial como las nuestras.
    Ahora bien Annia Portuondo llego con ocho anos a la
    seleccion nacional y gano el campeonato,ese ano tuvo
    su primera gira a China a un torneo triple A gano nueve medallas de oro en los centro americanos y en los panamericanos de Mar de Plata quedo segunda
    por que Estados Unidos llevo a la seleccion nacional(Shanon Miller) nunca la llevaron a una olimpiada no
    podian gastar ese dinero en una sola atleta(Sidney}
    Pero antes de las olimpidas hubo unas eliminatorias
    y Cuba no fue,llegaron el campeonato mundia por especialidades y viro para el pais con plata y bronce,
    entonces ellos le pidieron a la federacion poder llevar
    a Annia y la federacion no quizo,ella entonces se retiro
    pero a ellos les molesto,fue a la universidad y ninguna
    de las carreras que ella pidio se le dio entonces ella le dijo a la madre:tu no sabes nada pero te vas a enterar ahora,llamo para aca y a la semana estaba en los Estados Unidos,con la edad que tenia ya su momento habia pasado,pero cuando vio que Leyanet Gonzalea asistia el esposo que es entrenador la convencio y fue al nacional de USA y clasifico para los
    Juegos y bajo de Barcelona con dos medallas de plata,hasta ahora ninguna latina lo ha logrado y en esos mismos juegos Leyanet Gonzalez se hubico
    en el lugar 24,ves como ha veces no aprovechan a los
    muchachos y esto te lo digo de buena tinta por que es
    familiar mio.Suerte.

  10. soy una fans suyas jajajaja

  11. Saludos Camila: Me alegra, por supuesto, que hayas entrado en mi blog y que te hayas animado a escribir comentarios, espero se mantengan las visitas y que sigas al voleibol femenino cubano

  12. Indudablemente que ver un equipo Cuba femenino era
    un senor banquete,ahora bien si el juego era Brazil cuba aquello habia que verlo, desde la famosa carrera
    de Regla Torres detra de la brasilena,esos juegos no se olvidan y sobre todo ver como lasd chocolates las
    mataban hasta en su misma sede,por que si te digo que las negras tenian un poder de retro alimentarse
    que no he visto en otros equipos y prueba fue la del
    equipo en sidney y aquel mundial en Sao Paulo a las
    brazilenas no les hizo nada bien el stadium repletos
    Bye suerte. JANCZWECK.

  13. Tu debes ser muy joven,en cambio yo no pero las jugadoras de los panamericanos de Cali Colombia
    en esos jugos hieron un milagro ese dia pues ellas no eran las favoritas;Peru,Brasil y hasta Estados Unidos,tenian los ojos para las tres medallas,pero Cuba en cinco tiempo,con otras leyes pues en aquel entonces era a cinco tiempo y desbarataron a Peru, Mercedes Perez fue la mejor jugadora y la mejor rematadora y Mercedes Pomares y Mavis Guilartes
    salieron en el equipo de todos estrellas,en otra cronologia hablaremos del mundial de 178 bye.

  14. Saludos.. Tengo 27 años y las referencias a esas primeras Morenas del Caribe con las Mercedes espectaculares por supuesto me llegan por los documentos impresos (lamentablemente los audiovisuales no abundan o están en un pésimo estado). Quizás mi primer recuerdo de las Morenas es el de las Olimpiadas de Barcelona, en 1992 y luego en el Mundial de 1994 cuando barrieron a las brasileñas, incluso con un set de 15-2. Y las imágenes de la riña entre cubanas y brasileñas de Atlanta 96, no solo con Regla Torres, también Magalys Carvajal son inolvidables

  15. Bueno saludos hoy te pienso hablar del campenato
    donde nuestro pais obtuvo el primer oro:andabamos de gira por la Union sovietica y especificamante nos toco comenzarla en Leningrado; el equipo cuba ese ano comenzo las confrontaciones en la ciudad deportiva y fue con Japon,el primer juego lo gano Cuba ante el asombro del mundo,pero pensamos que
    era el cansancio del viaje y finalizoel segundo,se acabo el tres por dos,aqui vino el primer tres por uno
    y el cuarto un asombrozo tres por cero que pensamos que Japon venia muy mal pero cuando se escucho la
    opinion del entrenador nadie lo creia y fue asi:si juegan en Leningrado como en La Habana,el oro es de ellas,parecen que se lanzan de un primer piso.
    En Leningrado no entramos con suerte pues Nelli
    Barnet le dio torticulis y no participo en ningun partido
    clasificatorio,Eugenio saco a la novata Erenia Diaz y
    asi llegaron a la semifinal contra las sovieticas estas
    muy seguras era en su pais y ademasCuba nunca le habia ganado,el primer tiempo lo ganaron ellas y
    entonces Eugenio sento a Erenia y saco a Nelli hasta
    ahi les llego las alegrias pues fue un:doce -quince en
    el segundo;quince-diez en el tercero y quince-diez en el cuarto.Todo el equipo mio estaba en el estadium
    y para que decirte,Pomares la mejor atacadora,Mamita
    la mejor jugadora y aqui vino una injusticia el premio
    a la mejor pasadora se lo merecia Imilsis Tellez que
    desde entonces se conocio como la maga del pase
    y seguiremos

  16. Hola Miguel espero que estes bien,investiga por que me parece que las cubanas empezaron en Mexico 68
    y creo que Japon se interezo en ellas por que fue el unico equipo que les gano un set,de ahi comenzaron los encuentros y fue entonces tambien que Eugenio dijo el ataque lo tenemos,ahora vamos a trabajar la defenza que es lo que siempre a tenido de malo los
    equipos Cuba.

  17. Mucho me han discutido por afirmar que en la nómina del equipo Nacional de Voleibol Masculino de Cuba a los Juegos Olímpicos de Munich 72, estaba el estelar jugador pinareño Pedro Delgado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: